condornacional@yahoo.com.ar

 

Informe Diciembre 2002. Serie “El Linaje detrás del Trono (IV)”

 


 

Nuestra Portada de hoy:      Sir Evelyn Rothschild en la Bóveda del Tesoro del Banco NM. Rothschild & Sons (St. Swithin’s Lane – Londres), sede de London Bullion Market Association y centro mundial de la cotización de oro. Sir Evelyn exhibe su arma predilecta.

 


Situación: La Defensa Nacional sesenta años después.

 


El 04.Jun.44, el Cnl. Juan D. Perón dio su conferencia “Defensa Nacional” en el Aula Magna de la Universidad de La Plata. Esta conferencia es la Piedra Fundamental del Pensamiento Estratégico Nacional al definir el tipo de nación que necesitamos, un programa de gobierno que aún sigue en vigencia.

            En ella nos habla del Valor Estratégico de la Justicia Social, la Lucha contra la Pobreza, el Desarrollo, de un Pueblo con trabajo y salario digno, educación, salud, seguridad social, dueño de sus recursos y de su Destino. Nada de esto – nuestro objetivo e Ideal -  ha cambiado. La Doctrina no perdió validez. Cambió la Realidad Estratégica.


 

Nueva Realidad Estratégica.

 


Hay una Nueva Realidad Estratégica desde entonces. Los Estados Nación ya no son agredidos por otros Estados Nación sino por organismos supra-nacionales – FMI, ONU, OMC, GATT, MAI etc. –cuyos burócratas no – electos se revelan mucho más poderosos que los gobiernos elegidos por el pueblo y a quienes les imponen no sólo el abandono de las finalidades del Estado, el Bien Común, sino la entrega de patrimonios nacionales y brutales ajustes en sus niveles y calidades de vida.

Pero estos organismos supra-nacionales son la fachada, el Poder Formal. El Poder Real que no se ve, que muy raramente aparece en los Medios del Sistema, son organizaciones sinárquicas y semi-secretas como Round Table, Council on Foreign Relations, Royal Institute of International Affaires, Grupo Bilderberg, Grupo Williamsburg – Asia Society –  Skull And Bones y similares, la Trilateral Commission, junto a una red de organismos, “tanques de pensadores” privados, medios de comunicación, universidades subvencionadas y hasta servicios de inteligencia privados. Una sinarquía que se sigue moviendo en las líneas establecidas por la East India Co.        

Nadie puede evadir el tipo de guerra actual. Desocupación, hambre, delito, inseguridad, incautación (robo) de fondos por los Bancos, corrupción, como armas contra las naciones.  La guerra ya no es entre Naciones-Estados sino contra las naciones Estado, no importa la ideología que estos tengan.


 


Nuevo concepto de Enemigo.

 


Perón nos decía que la guerra es un fenómeno social inevitable, que el mundo se divide en naciones satisfechas e insatisfechas,  que las primeras, teniendo todo, se dedican a la paz pues nada buscan fuera de sus fronteras, y las segundas, faltándoles algo, se preparan para la guerra como forma de obtenerlo.

            Esto era cuando faltaban meses para la Conferencia de Bretón Woods donde  surgió el FMI, el Banco Mundial, faltaba año y medio para la constitución de la ONU, y muchos años para la constitución de la comunidad Económica Europea, la NATO y muchos otros organismos que hoy son algo corriente.

            Pero esto es moverse dentro de los organismos de Poder Formal, nacionales y mundiales. El Poder Formal son las Constituciones Nacionales, sus Estados, Poderes Ejecutivos, Legislativos y Judiciales, los Organismos e Instituciones supra-nacionales como ONU, Corte Internacional de La Haya, OEA, Corte de San José de Costa Rica, etc.

            Pero, desde las Constituciones Nacionales, hacia arriba, ninguna habla de “banqueros”, el mundo Formal se mueve como si los banqueros no existieran. La Carta de las Naciones unidas no los citan. Pero, ¿hubo en el Siglo XX alguna guerra de cierta importancia en la que los banqueros no hayan jugado una parte? ¿Alguien puede imaginar alguna guerra de cierta importancia que no conlleve una extraordinaria movilización de recursos financieros para comprar las armas, municiones, mantener fuerzas en pié? ¿Cuánto dura una guerra sin finanzas?         

            Quizás la mejor treta del Diablo es hacernos creer que no existe y la mejor treta de los banqueros es hacernos creer, a través del mundo Formal,  que tampoco existen. ¿Y en nombre de quién sufrimos golpes de estado, golpes de mercado, hiperinflaciones, convertibilidades “de hierro” o devaluaciones salvajes? ¿Y en nombre de quién nuestros gobiernos entregan nuestro patrimonio nacional por menos de lo que vale y a cambio de papeles que valen mucho menos? ¿Y en nombre de quién sufrimos las penurias que azotan nuestra patria? Nuestro Enemigo ya no son otras Naciones-Estado sino los Poderes Reales que controlan a las Naciones Estado y sus Poderes, que también nos controlan a nosotros y nos hacen jugar unos contra otros.


 

El Poder detrás del Trono.

 


En 1783, el Primer Ministro William Pitt decía al Parlamento de Londres: “Debemos ser leales al Trono (George III), pero también recordar que hay un Poder detrás del Trono”. Pitt les recordó a los parlamentarios quién era el verdadero Poder en Inglaterra, el dueño del Banco de Inglaterra, de la Deuda del Estado, de los políticos y ministros, de los jueces y empresas, el que emitía el dinero para que la Flota y el ejército continuaran en operaciones para que se pudieran hacer los negocios.

El Poder detrás del Trono, el Poder Real,  sigue hoy y con nuevos socios. Al mundo lo controlan en gran parte, Elites de Poder Real (Round Table, CFR, BB, TC y otros) que desean el control total de los bienes de la tierra, y pueblos que serán despojados de sus Estados-Nación en que se organizan, sus recursos naturales, sus tierras, su futuro como seres libres, y reducidos al exterminio maltusiano y la esclavitud.

El Poder detrás del Trono son élites financieras inter-comunicadas con las élites económico-comerciales, políticas, universita-rias, de medios de comunicación, militares y de servicios de inteligencia. Como Mafias, - lo son a escala planetaria – no formalizan su poder y tratan de mantenerlo invisible. Pero el Poder Real no se declama, se ejerce.


 

La Primera Globalización fue privada.

 


No vivimos la primera sino la segunda globalización. La primera comenzó en el siglo 16 cuando los europeos se lanzaron a navegar y conquistar el Tercer Mundo. Es la Globalización de la conquista, el colonialismo, el saqueo, el tráfico de esclavos, de oro, de opio, de armas, de violaciones masivas de derechos humanos.

En los reinos católicos fue obra de empresas mixtas donde intervenía la Corona: Casa de la Contratación (España). Casa da India (Portugal), Compagnie des Indies (Francia). En los reinos protestantes era una operación completamente privada: East India Co. (Inglaterra) y Vereinigin Oostindische Companie (Holanda). Lo único que importaba eran los dividendos, no importa los sufrimientos y muestres que se causaran.

Hasta las Invasiones Inglesas de 1806 y 1807 fueron empresa privada organizada por la East India Co., y el Tesoro de Sobremonte (8.000 Kg. de monedas de oro y plata), terminó en su casa central en Londres.       

Esa Primera Globalización termina en 1914 cuando la Primera Guerra Mundial. Es la etapa de guerra de reparto de colonias y destrucción de por parte de las potencias del Hemisferio Marítimo, de las potencias del Hemisferio terrestre (Alemania y Rusia).

Estas habían compensado la falta de poder naval con poder ferroviario.


 

La Segunda Globalización de 1989.

 


            Ha terminado la Guerra Fría y han recomenzado nuevamente las “guerras coloniales”. Como desde el 31.Dic.1600 (fecha de la 1er. Licencia Real a la East India Co.), son los “intereses privados” quienes se lanzan al saqueo y reparto de todo el Segundo y Tercer Mundo, sin excluir algunos “bolsones” indeseables del Primero.

            En un Mundo que vive una Revolución Científico Técnica que cada vez exige menos mano de obra, donde, al contrario de lo que creía Marx, “la burguesía se libera del proletariado mediante la tecnología”, es necesario eliminar miles de millones de “consumidores inútiles” (Kissinger dixit), para que todos los recursos del planeta queden a merced de una pequeña oligarquía global.   

            Pero los herederos de la East India Co. han aprendido algo en estos años de Guerra Fría. Han aprendido que los imperios coloniales como las existentes hasta 1945 ya no son posibles, que el Tercer Mundo ya no le teme a la lucha militar ni cree en la “superioridad de los soldados europeos”. Ya no se harán las conquistas militares del siglo XIX sino que se emplearán métodos más pérfidos, más “británicos”.

            Todo Poder Político se basa en un Mito Fundacional. El Mito Fundacional del colonialismo es que “sólo los europeos traen  progreso y civilización a los colonizados”.

Una variante local, es que “sólo los ingleses traen el progreso y la civilización a los argentinos”.

            Una segunda enseñanza de la Guerra Fría es que los nacionalismos del Tercer Mundo suelen expresarse por líderes militares. La combinación que más temen es un líder fuerte, seguido por las FFAA y con un pueblo organizado. Para evitar esto, apoyan políticos débiles con FFAA sin sentido de Estrategia Nacional y con pueblos sometidos. Esta combinación se llama “democracia” en su sentido más formal. Esta “democracia” es alabada cuando se endeuda y aplica las recetas del FMI, des-regulariza los Mercados permitiendo ir y venir a su antojo a los capitales golondrinas, deja de proteger sus mercados y vende todos los recursos del Estado. Por tanto un sub-mito es: “Adoptar una fachada de ‘democracia’ anglosajona y sus capitales vendrán a atraer progreso”.        

              Los Mitos y sub-mitos encubren el objetivo de hacer del Segundo y Tercer Mundo, una gigantesca “India” del siglo XIX pero a escala mundial, donde el capital privado sea dueño total de vidas, haciendas y destinos de sus habitantes.


   

La Estrategia de la Agresión Interna.

 


            No se puede hacer una Guerra que rompa el “Mito Fundacional”. El Mito base de la Ideología es que el “Libre Mercado mejorará todo”. Pero el Imperio no se construyó con Libre Comercio sino con Monopolios con Licencia de la Corona, y estos entraron en los países no por medios comerciales sino militares y/o subversivos.

            Cotejando el Mito con la Realidad Histórica, la “Ley de Oferta y Demanda” de Adams Smith no tuvo nada que ver con la construcción del Imperio. La “mano invisible” no era la de demanda económica sino del Servicio Secreto británico planificando guerras y conquistando los mercados por la fuerza y la perfidia, no por competencia comercial. Una grave falencia de muchos liberales locales, los que “hablan por boca de ganso”, es su ignorancia de la Historia. 

            Ya no se puede hacer una guerra abierta de conquista de Mercado, la agresión debe permanecer mucho mas disimulada ante el mundo. Hay que mantener toda una fachada formal que luego justifique la intervención de las Naciones Unidas en nombre de los “Derechos Humanos”, la “Ayuda Humanitaria” o  “Peligro Ecológico” (Convención de Viena de 1993). Una agresión convencional sólo se puede hacer contra un Estado como Irak, con un liderazgo fuerte, FFAA con proyecto nacional y pueblo organizado.     

            Un asalto militar es costoso en lo militar como en lo político. Los Estados a destruir son sometidos a una serie de agresiones no-militares, “Guerras Políticas” que “ablandan” y destruyen desde dentro en lo financiero, económico, político, social, hasta que las Naciones Unidas vienen a “rescatar” a sus minorías. Tenemos bien claro los ejemplos de Yugoslavia y ahora el de Indonesia (Timor), donde Australia es el brazo ejecutor británico.


    

Los Servicios de Inteligencia de los Banqueros.

 


            Esta no es una Guerra Militar sino de Inteligencia. Lo que importa es quien tenga el mejor Servicio de Inteligencia. El concepto integral de Inteligencia no lo crearon los militares sino los banqueros de la Edad Media. En esas épocas la “inteligencia” militar se limitaba a una patrulla para calcular la cantidad de caballeros y arqueros del enemigo. La “inteligencia” de los banqueros iba más allá. Tenían sus barrios especiales en cada ciudad de Europa y Medio Oriente, estaban en contacto permanente mediante el envío de cheques, letras de cambio y papeles de comercio. Sabían de la situación económica, social y política de cada lugar, donde asentarse y donde levantar sus capitales. Antes de cada guerra los príncipes los llamaban para pedirles dinero. Sabían de antemano cuantos hombres reclutaría el príncipe y por cuanto tiempo en campaña los tendría. Del dinero de los banqueros dependía la duración de la guerra y en que momento terminaría. Los banqueros eran además los Jefes Logísticos de los reyes, encargados de comprar y entregar en el frente los caballos, armas, ropa, comida, etc., que necesitaban sus ejércitos en campaña.

Las deudas de guerra no se cobraban con interés, sería el pecado de Usura condenado por la cristiandad y el Islam. Los príncipes “empeñaban” su soberanía. Artículos importantes como comida, lana, ropa y sal, hierro, etc., que sólo se producían bajo licencia real e imposición de contribuciones, eran transferidos a los banqueros. También les entregaban el cobro de impuestos, los derechos de Aduana, la acuñación de moneda,  nombrar funcionarios del reino, vender su grano,  monopolizar las ventas de lana, etc.

La Deuda, la pérdida de la Soberanía, las “privatizaciones”, el hambre, todo esto viene junto y desde antes de lo que muchos se imaginan. Todo esto era posible porque centralizaban las funciones de un servicio de inteligencia: información, engaño y operaciones de des-estabilización. Estas últimas contra los príncipes y ciudades que se negaban a pagar sus deudas externas, como Enrique III de Inglaterra o Nüremberg en 1450. 

No es extraño que las grandes ciudades financieras; Venecia, Génova y Florencia; tuvieran unificada su diplomacia y servicio de Inteligencia (Consiglio dei X). Venecia era la única que tenía embajadas – y servicio de inteligencia – en todas las Cortes de Europa y el Islam.


 

Bancos y Servicios Secretos británicos.

 


            El Servicio Secreto británico los fundó Sir James Walsingham en 1580 y con ayuda de los banqueros del Mediterráneo. Cuando este Mar perdió importancia, buscaron una isla difícil de atacar, sobre el Mar del Norte y el Atlántico, desde donde poder lanzar ataques piratas, tráficos de esclavos y expediciones de conquista: Inglaterra. No fue Inglaterra quien creó a los piratas sino los piratas quienes crearon a Inglaterra.

            Desde ese momento los banqueros comenzaron a usar los Estados para sus piraterías. La Revolución “Gloriosa” de 1688 es un ejemplo clásico de rey usurpador a quien los banqueros de Ámsterdam, Frankfurt y Ginebra le financian un golpe de Estado a cambio de una Constitución parlamentaria a medida de los banqueros y el control del Banco de Inglaterra (privado y propiedad de los golpistas). Nació “el Poder detrás del Trono…    

            Las agresiones serán dirigidas por más y mejores servicios de inteligencia, encargados de preparar las condiciones para un ataque económico y eficaz, utilizando la división, subversión, los tráficos de armas y opio, la guerra social, la penetración cultural, la acción psicológica y la captación cultural.


      

Banqueros y Estados-Nación.

           


El objetivo principal del banquero no es construir sino recolectar del que organiza la mano de obra, la distribución y el consumo. No le interesa el desarrollo del Estado Nación sino aprovechar los frutos de un territorio y población determinado. Nada más alejado del interés del banquero que el desarrollo nacional que limite sus ganancias. Es un vampiro que vive de la succión de sangre de las naciones.

            Quizás Gran Bretaña, o mejor dicho el pueblo británico, haya sido el primer ejemplo de Estado frustrado como Estado-Nación y su pueblo organizado como mano de obra en condiciones inhumanas o carne de cañón de sus conquistas, cuyo bienestar derivaba de una participación el los saqueos al extranjero. La Hegemonía de las ideas liberales en el pueblo británico, una Cultura de Consenso, debe ser bien estudiada y analizada por un Gramsci, para explicar como se encubre el Poder Real con una mezcla de ignorancia sobre este, y una adhesión política-religiosa al Poder Formal a través de las instituciones de control cultural. El Sistema Parlamentario nació siendo restrictivo y elitista. Recién con la Guerra Mundial I los católicos tuvieron el derecho a los puestos electos. Los obreros tuvieron casi dos siglos antes de lograr el derecho a voto. 

            El objetivo del banquero no es una Nación con Democracia sino al territorio al cual expoliar con intereses usurarios. El Objetivo del Nuevo Orden Mundial es extender este Sistema al mundo. Alguien dijo: “El negocio de Rothschild no es el bienestar sino la ruina de las naciones”. Su negocio es el del carroñero: sacar ganancias de los cadáveres.


       


Objetivo: Desarme del Estado Nación. La “Estrategia del Gusano”.


 


El objetivo de los banqueros es el reemplazo de sistemas de Estado Nación por “Mercados” a su servicio. Esto incluye la destrucción de las instituciones columnas vertebrales de las naciones: FFAA, iglesias, partidos nacionales de tradición popular, etc. Estas son el “cemento” que mantiene unidas las sociedades a atacar. Destruido el “cemento” unificador, los demás sectores sociales son destruidos “ladrillo por ladrillo”.

    La primera ola de ataques es económica: las condiciones de Deuda Externa, las “privatizaciones”, la “Des-Regulación” de Mercados que permite la entrada y salida de masas especulativas sin trabas, la remoción de aranceles aduaneros que deja indefensos a vastos sectores de la economía local. Los ataques económicos se complementan por acciones especulativas financieras locales  Simultáneo al ataque económico viene el ataque social con su producción de  marginados y excluidos, el reemplazo de la cultura de trabajo por la cultura de miseria.

Este ataque se complementa con el ataque cultural, el control de medios y la cultura del “sexo, droga y rock’nd roll”. La cultura hedonista es opuesta a la cultura del trabajo y funcional a la cultura de la dependencia.  Por supuesto que esto lleva a la destrucción de lo Religioso.

Es la “Estrategia del Gusano” que corrompe y pudre por dentro. Pero al “gusano” neo-liberal le interesa el “esqueleto”: los recursos naturales. Seguirá pudriendo todo aquello que no necesita: seres humanos e instituciones. Se comprueba una vez más el axioma verificado por la investigación histórica-sociológica: “Las mafias aparecen donde el Estado no existe”.

Las Fuerzas Armadas siguen de brazos cruzados en un “Desierto de los Tártaros”, esperando un enemigo externo que nunca vendrá. A retaguardia la Nación se pudre y se derrumba, los camaradas de las Fuerzas de Seguridad y Policiales no saben como detener una situación que los rebalsa, sus Servicios de Inteligencia están desconectados de la realidad de la agresión o en “operaciones de Inteligencia”: llevar el sobre mensual a un Senador amigo.

Todo se corrompe por medio de una clase política, hasta dejar el esqueleto pelado a disposición de los anglo-americanos y socios.


  


El Cáncer de las Guerras Silenciosas.

 


Muchas enfermedades producen dolor cuando aparecen y este provoca alarma al cuerpo humano. El peligro del cáncer es que no causa dolor y no se lo advierte hasta que es tarde. Son muchos los camaradas militares preparados para una “guerra ruidosa”, con explosiones, aviones, tanques y naves que se desplazan. También son muchos los camaradas de las Fuerzas de Seguridad y Policiales que tienen el gran mérito de jugarse la vida a diario pero, y esto no es culpa de ellos, no alcanzan a comprender su lucha contra el delito dentro de una Estrategia Superior neo-liberal, que utiliza la delincuencia como parte de su Estrategia Total.

Y esto se hace extenso no solo a los camaradas de Inteligencia, sino a muchos civiles que teniendo condiciones para ser la Clase Dirigente, no advierten la totalidad del Sistema. Una Revolución Nacional es, entre otras cosas, el reemplazo de una Clase Dirigente por otra. Hay una Clase Dirigente, la actual en posesión del Poder Formal, que se corrompe y pudre junto al Sistema. Hay otra Clase Dirigente, aún en las larvas, cuyos integrantes aún no saben que lo son pero que irán asomando, poniéndose a prueba, siendo adoptados como Dirigentes por sus comunidades. Estos nuevos Dirigentes irán confluyendo en la Formación de la Dirigencia Nacional en muy poco tiempo.         Las Guerras Silenciosas que nos corroen son:

- Guerras de Inteligencia: con su recolección de Información sobre los puntos débiles y operaciones de Engaño y División.

- Guerras Ideológicas para imponer el Principio de Divide y Vencerás.

- Guerras de Organizaciones para crear las organizaciones que dividirán el tejido social nacional.

- Guerras de Masas llevando grandes masas populares a un enfrentamiento interno que destruya el Estado Nación.

- Guerras Psicológicas que inducen a la desmoralización nacional, la división interna y la corrupción cultural.    

.  Guerra de Estratagemas (o engaños estratégicos), tendientes a mantenernos des-conectados de la realidad e ignorar la naturaleza del verdadero Enemigo. Se arrastra desde la visión liberal de nuestra historia que ignora el axioma de Raúl Scalabrini Ortiz: “La diplomacia británica (y su Servicio Secreto), es el resorte oculto de nuestra historia”. La característica común de nuestros “historiadores” es omitir el papel de la diplomacia británica en nuestra historia, y luego en política actual, hacernos actuar ignorando la intervención británica tras los actores.

            Es el viejo mito de “la culpa es nuestra” que ignora al “Poder detrás del Trono”, parte fundamental del Poder que se asienta tras el Mito Político.


    

Estrategia de la Contra-Ofensiva Nacional.

 


Una nueva clase dirigente, la que encauce las fuerzas nacionales en la lucha por la reconquista, deberá estar unificada por una estrategia de alternativa al Sistema.

 


Nuevo tipo de guerra, nueva mentalidad de guerra.

 


            Guste o no, estamos en guerra, en un nuevo tipo de guerra. A cada tipo de guerra corresponde una mentalidad determinada. O se adopta o no se sobrevive. Hay muchos a quienes hemos advertido hace ya tiempo de lo que se vendría, y nos escucharon como si fuésemos “loquitos”. Ahora la realidad les hacer ver que su peor temor se puede hacer realidad: ser pobres. Y se entran a desesperar. Sus prejuicios “liberales” se contradicen con la realidad. “La realidad mata al gorila”. No perdamos tiempo tratando de convencer a quienes nos escuchan montados desde el caballo de su soberbia. En los años ’30 muchos advirtieron de la guerra que se avecinaba pero los que “piensan por inercia”, no hicieron caso. Los pesimistas terminaron en Nueva York y los optimistas terminaron en Auschwitz.

            Economicemos energía. No perdamos tiempo con los que piensan por inercia. Dediquemos la energía a los que tengan una mentalidad que les permita anticipar el Futuro y prepararse al respecto. La victoria o la derrota nacen en la mente antes de ponerse en acción. No perdamos tiempo con quienes no tengan mentalidad patriota y de combatientes victoriosos.


 


Nuevos dirigentes.

 


            No hay vírgenes en los prostíbulos”.  Muchos, pese a que se les advirtió, no vacilaron en colaborar en una u otra forma, con los regímenes liberales desde 1976 a la fecha. No lo hicieron por “obediencia debida” sino por mera ventaja personal. Con esos o se puede contar. Quien fue cipayo una vez lo puede ser otra. Los nuevos dirigentes no tendrán nada que ver con la “vieja dirigencia” que todo lo hizo para sacar tajada del Sistema. Esto es en lo político, social, sindical, sea de izquierda o de derecha.

            Los nuevos dirigentes serán gente que solo buscaba vivir de su trabajo y a quienes la situación los ha convencido que deben hacer algo, los que no se han prostituido en ningún burdel del Sistema. No nos sirven los que no han trabajado para el Bien Común. “El conductor debe trabajar para la conveniencia general. Cuando abandona esta y trabaja para la conveniencia propia, no tarde en advertir que los demás lo abandonan a élJD Perón

            No hay lugar para los oportunistas, para aquellos que mucho declamaron y se entregaron a la primera oferta de prebenda, para los que hicieron de la declamación un negocio y prenda de cambio. Para los que siempre estuvieron en búsqueda del lugar conveniente. “El hombre verdadero no se coloca en el lugar conveniente sino en el lugar donde debe estar”. José Martí


 

Comunicación y Movilidad.

 


Entre las cosas que aprendí en Malvinas, está el empleo por parte del Enemigo de la Comunicación y Movilidad. No podemos combatir quedándonos incomunicados y estáticos. Por suerte, la crisis hace que estén surgiendo los grupos nacionales como “hongos después de la lluvia”. Es la primera tarea desarrollar la comunicación entre los distintos grupos.

Esta comunicación no puede limitarse a “bajar línea ideológica” y polemizar entre los grupos para ver quien mantiene mejor la “pureza doctrinaria”. Es propio de los “ideólogos” que viven mirándose el ombligo y se quedaron en el tiempo. El Enemigo ganó siempre en Información Estratégica y, cuando se ve descubierto trata de silenciar al descubridor como sea. Pensemos por un momento en la importancia del trabajo de R Scalabrini Ortiz, y todos los esfuerzos que se hicieron por silenciarlo o mantenerlo ignorado. Si con tan pocos medios hizo tal obra, aunque solo se limitaba a la acción enemiga dentro de nuestras fronteras, pensemos lo que haría Scalabrini hoy con una herramienta como Internet. Esta nos provee de Información y Comunicación. Es mucha la Información que hay que bajar en todos los idiomas, ¡hasta en chino!, traducir, clasificar, analizar, resumir y re-enviar a los distintos camaradas y compañeros. No alcanzan los militantes de todos los grupos actuales para esta tarea. Hay veces que vemos compañeros con “mentalidad de municipio”, que pelean como perros por un hueso cuando hay todo un yacimiento por excavar, y nos damos cuenta de la ignorancia de esos compañeros por lo que sucede en el mundo más allá de sus narices. “Hacen de nuestra ignorancia el pedestal de su Poder” Scalabrini Ortiz.           

El otro principio, Movilidad, es evitar  Pirámides Partidarias”, lentas y obsoletas como dinosaurios reumáticos, para adoptar la “Estrategia del Enjambre”, la que nos permita dejar de lado a los “burócratas” para ir viendo los verdaderos conductores que crecen de lo simple a lo complejo, de lo chico a lo grande. Veremos quien es el que solo declama y quien es el que realmente actúa. Son muchos los que se quedarán en el camino. “Por sus frutos los conoceréis”. Pero los que pasen esta prueba serán los que “tengan el óleo se Samuel”.

El Principio de Movilidad, es avanzar continuamente, eludiendo “resistencias” y dejándolas en el camino, economizando fuerzas en quienes no valen la pena, concentrarlas en quienes son “rentables” para la Causa Nacional. El objetivo es crecer relacionando a dirigentes y grupos que estén a la altura que la hora exige.  Son muchos los que tras una u otra excusa no luchan, no trabajan por una causa, se mantienen en su “quintita”. Los ex – combatientes sabemos que quien no quiere pelear busca una oportunidad para rendirse al enemigo. Busquemos a quienes siguen causas y no personalismos.


 

Por Cóndor

Vcom (R) Horacio Ricciardelli

Presidente

condornacional@yahoo.com.ar  

 

  

Cóndor

 

La prisión del Cnl. Seineldín es la esclavitud de los argentinos.

 

            El Cnl. Mohamed Alí Seineldín ha cometido la peor acción que se puede hacer contra el Nuevo Orden Mundial: defender el Estado-Nación en un Sistema que quiere convertir Naciones en Mercados y seres humanos en “ganado”.

 

            El Cnl. Seineldín pertenece a una línea militar hispano-americana que tiene sus raíces en 1810, en San Martín, Bolívar y otros,  y que en el siglo XX, con diferencias de forma por tiempo y espacio, pero fieles a la raíz libertadora, tuvo como abanderados al Grl Perón,  Torrijos, Caamaño Deno, Velazco Alvarado, Torres, y hoy Chávez y Gutiérrez.

 

            La Logia Skull and Bones (S&B), a la que pertenecen los presidentes Bush, padre e hijo, ha decidido que el Coronel Seineldín, como el General Manuel Noriega, deben morir en prisión. La Logia S&B, muy activa en 1982 colaborando con Gran Bretaña en Malvinas, no perdona ningún tipo de nacionalismo militar sudamericano. Su condena a este tipo de militares la dejó bien clara en Documento Santa Fe IV.

 

            El Cnl. fue agregado en Panamá y con espíritu sanmartiniano trabajó al dotar a su Guardia de capacidad militar y conciencia nacional. La Logia S&B no lo perdonó cuando la invasión de Panamá y bombardeó especialmente el Cuartel Chorrillos donde el Coronel daba Instrucción, matando cientos de civiles vecinos.

 

Hoy S&B intenta derrotar a los camaradas de Venezuela y pronto hará lo mismo en Ecuador. Cuenta con el apoyo de Mossad, este no por anti-bolivariano sino por anti-árabe y quiere destruir a OPEP de quien Chávez es Presidente. La estrategia S&B es dividir para vencer. Si seguimos el consejo de Perón, “Unidos o dominados”, no hay duda de cual  debe ser nuestra conducta.

 

El resto de América no tuvo la suerte de tener un Perón, sus militares tienen pendiente una legislación social como la que conocimos desde 1943. No nos engañemos. Las leyes desde 1943 en adelante eran proyectos presentados por los socialistas e impedidos por los liberales. Si a Perón lo calificaron de “nazi-fascista” porque en ese momento el enemigo del imperio era Alemania. Si Perón hubiese aparecido después de 1945, lo hubiesen calificado de “comunista”. A los militares patriotas nos ponen la etiqueta según sea enemigo del imperio en Europa.

 

“Unidos o dominados”. No sólo entre nosotros sino con todos los camaradas latinoamericanos. No nos dividamos por etiquetas que exportan los anglo-americanos. Al Cnl. Seineldín no lo liberará ni el Imperio ni el gobierno cipayo local. Lo liberaremos nosotros el día de la Revolución. Cuanto más trabajemos por la Unidad, más pronto será la Liberación de todos.

 

Por Cóndor

Vcom (R) Horacio Ricciardelli

Presidente

 

“en defensa de la patria… todo es lícito menos dejarla perecer” Grl José de San Martín