El  Faro Nacional

“Luz de encuentro nacional en la oscuridad colonial”

Órgano Electrónico del Movimiento Cívico Militar Cóndor

Nro. 6. Edición de 1ro de Septiembre de 2003 condornacional@yahoo.com.ar

“Una Nación no puede ser ignorante y libre al mismo tiempo” Thomas Jefferson

Serie “El Poder detrás del Trono” (XIII): Sir Leon Brittan QC.

Sir Leon Brittan: Al igual que Mr. Peter Sutherland, es uno de los “Británicos Invisibles” que está detrás del control británico de las aguas corrientes. Sir Leon  es miembro del Queen’s Council (Consejo de la Reina), fue Vicepresidente de la Comisión Europea, pertenece al Grupo Bilderberg y al Grupo Ditchley. Está vinculado al SC Warburg-UBS Bank. Si Ud. tiene problemas con el agua de su canilla, reclame a Sir Leon.

 


I. a. Situación Internacional: La Estrategia del Sistema es del Club de Roma.

“Si la humanidad toda consumiera con el nivel de EEUU, necesitaría los recursos de cinco planetas como la Tierra” Cdte. Hugo Chávez

Cuando el Pdte. Kirchner visitó al Pdte. Bush en Julio-2003, este le regaló una edición original del libro de Malthus. A nivel diplomático-protocolar, no hay actos gratuitos. Todo regalo encubre un mensaje. En este caso está demasiado claro: se pide a Argentina que adopte una política maltusiana.

Los habitantes de EEUU son solo el 5% de la población mundial pero EEUU consume el 50% de los recursos naturales. Es un Sistema – del punto de vista global – está gobernado por la irracionalidad. Por un lado la carencia más absoluta, por el otro el derroche y despilfarro más desquiciado y sostenido por la única razón del Poder Militar. Es un sistema que no puede darse el lujo de mejorar el nivel de vida de la humanidad porque no tiene recursos suficientes. Debe adoptar el camino inverso. Con el consumo desproporcionado de EEUU, sin contar Europa Occidental, los recursos no alcanzan para todos. La solución es fácil: el exterminio del Tercer Mundo. Todo, absolutamente a todo lo que diariamente leemos o vemos por TV, debemos ponerle el telón de fondo de un problema crucial: es necesario matar miles de millones de seres humanos para que subsista una minoría riquísima.

El problema del “exceso” de población ya preocupaba al Pdte. Eisenhower en los ’50. Luego lo tomó Robert McNamara desde su puesto del Banco Mundial. Para el año 1968 con el impulso de Giovanni Agnelli (FIAT), surge el Club de Roma, un apéndice del Grupo Bilderberg que se dedicará a estudiar este problema con un enfoque maltusiano.

Para 1974 el Secretario de Estado Henry Kissinger aprueba el Memorandum 200 que se convierte en la piedra fundamental de la Estrategia de EEUU y las organizaciones controladas por la Comisión Trilateral: despoblar al Tercer Mundo y los “bolsones” de pobreza del Primer Mundo, asegurarse el control por los Tres Carteles del “Club de las Islas” de la Energía, los alimentos y las materias primas.

No se puede comprender la actualidad con las guerras, hambrunas, liberalización del comercio, políticas de pago de Deuda, incluso promoción de la homosexualidad, pornografía, sectas religiosas, sin comprender que todo esto apunta a un mismo fin: despoblar el mundo, eliminar miles de millones de habitantes.

No se puede entender esto sin conocer el momento en el cual trabajó Malthus, fin del siglo XVII y principios del XIX, para el East India Co., de la cual era empleado como lo había sido Adams Smith. La India aún no había sido totalmente conquistada por esta empresa privada, lo

hará para mitad del siglo XIX, pero ya apuntaba a la conquista comercial de otro gigante: China. Por un lado China rechazaba, las ofertas de mercaderías inglesas, no por “proteccionismo” sino porque sus mercaderías eran mejores. El único artículo que aceptaban las mafias chinas era el opio.

La East India Co. comenzó priorizando la conquista de las regiones de India que producían el opio de mejor calidad. Luego fue conquistando las regiones de opio más abundante pero de calidad mas baja – y menor precio - por “democratizar” el consumo chino. Pero a medida que se capturaban las tierras de India se cambiaba por la fuerza los cultivos y se pasaba del arroz al opio. La carencia de alimentos no era – como decía Maltus – por llegar al límite de producción de alimentos – sino por destinar tierras al narco-cultivo. No vacilaron en la muerte de decenas de millones de indios – y chinos – para mantener el lucro del imperio.

De todos modos ya tenemos allí la base del maltusianismo actual del Memo 200: la economía debe subordinarse a mantener a la oligarquía mundial del “Mercado”, no a la humanidad. El primer objetivo de la oligarquía mundial es auto-perpetuarse. Si para  ello deben matar cientos de millones, o miles de millones, lo harán.

Lo demás es cuento chino. Toda otra política que no sea de Liberación frente al Sistema, toda política ‘globalizadora’ y de ‘integración’, es una política genocida.

 

I. b. ¡Estados Unidos está sumergido en la m... más profunda! 

 

Registros del Congreso de los EE.UU.- 17 de Marzo de 1993 - Vol. #33, pagina H1303 - Portavoz - Representante James Traficant, Jr. (Ohio) dirigiéndose a la Cámara: "Sr. Portavoz, aquí estamos ahora en el capítulo 11. Los miembros del Congreso son fideicomisarios oficiales que presiden para la más grande re-organización de una entidad en quiebra en la historia mundial, el Gobierno Norteamericano. Estamos estableciendo, llenos de esperanza, un preproyecto para nuestro futuro. Hay algunos que dicen que es el informe de un juez que nos guiará en nuestra muerte."

Imagine por un momento que alguien hereda una granja. Digamos que la granja tiene buena tierra, buen pozo de agua, buen granero, buena semilla y un excelente equipamiento de granja en buen estado. Antes de pasar a manos del actual dueño, la granja producía buenos negocios vendiendo verduras, carne y productos lácteos al mercado local, y permitía obtener una pequeña ganancia.

Pero supongamos por un momento que el actual dueño de la granja, no entiende la vida campesina e incluso no está realmente interesado en aprender. El dueño actual no tiene ninguna objeción en estar parado alrededor de lo que parece estar bien, así que se queda en la granja, parado delante de ella, pareciendo estar todo perfecto para los transeúntes.

Por supuesto, las cuentas siguen llegando, así que nuestro granjero las pone en su tarjeta de crédito. Cuando la cuenta de esa tarjeta llega, usa otra tarjeta de crédito. Luego otra más. Muy pronto los intereses de las tarjetas, por si solas, son más elevadas que sus cuentas, los bancos se ponen nerviosos y le llaman. Ningún problema. Nuestro granjero vende el tractor, toma las cuentas de varias tarjetas de crédito, de la tienda de abarrotes, los intereses y paga todas sus cuentas. Entonces se queda de pie delante de su granja, pareciendo que todos esta bien para los que miran desde afuera, como señor de su dominio.

Bien, las cuentas todavía siguen llegando. De nuevo las tarjetas de crédito fueron copadas. Así es que, esta vez, nuestro granjero vende la maquina cosechadora. Después, el ganado, luego los pollos, mas tarde las semillas, entonces arrienda el granero a su vecino y finalmente vende la tierra de su granja a otra granja mas abajo en el camino cuya tierra está desgastada. Con el dinero en efectivo paga a los varios acreedores, de la tienda de abarrotes, intereses, etc.

Ahora, a estas alturas, nuestro granjero piensa que todo esta bien. Las cuentas están pagadas, tiene un poco de dinero en efectivo en su bolsillo, y todo está perfecto.

Por supuesto, usted sabe que no es así. La granja simplemente no existe más; es tan solo un espacio vacío con algunos edificios y pronto ellos también se habrán ido. El camino desde la condición actual del granjero a la incautación de la propiedad por impuestos impagos es una conclusión previsible, aun cuando el granjero no parece ver adelante lo suficiente como para preverlo.

POBRE, TORPE Y ESTÚPIDO GRANJERO.

Ese granjero es nuestro gobierno y nuestros líderes comerciales. Así como nuestra granja hipotética ha perdido su tierra, ganado, semillas y el equipamiento de la granja, Norteamérica ha perdido su habilidad industrial.

Líderes comerciales cortos de vista, con tan poco interés en la industria como nuestro granjero la tenía en la granja, decidieron que sus propias ganancias personales serían más elevadas si simplemente vendieran sus fábricas en vez de hacerlas funcionar. Después de la 2º Guerra Mundial, las 27 compañías de televisores norteamericanas, incluyendo a Zenith, Emerson, RCA, GE, etc., lideraron al mundo en tecnología televisiva.

Entonces, los dueños de las patentes de la tecnología televisiva, decidieron que no necesitaban ensuciar sus manos fabricando los sets de televisores y empezaron a vender licencias para la fabricación, las cuales compraron los japoneses.

Por el año 1987, la única compañía de televisores norteamericana que restaba era Zenith. Los dueños de las patentes obtuvieron su dinero, pero los productos norteamericanos que podrían venderse en el extranjero, junto con los trabajos que los fabricaban se han ido.

Lo mismo pasó con la alta tecnología electrónica. El circuito integrado fue inventado en los Estados Unidos.

Pero más que enfocarse a vender circuitos integrados, las compañías que poseían esa tecnología vendieron las máquinas para HACER los circuitos integrados alrededor del mundo y ahora Norteamérica vende muy pocos chips en el mundo. Los dueños de las patentes tienen su dinero, pero el flujo de dinero en efectivo de las ventas de artículos manufacturados y los trabajos que van con ellos se han ido. Cuando Seymour Cray necesitó chips especiales para sus supercomputadoras, tuvo que comprarlos a Japón.

La misma cosa ha estado pasando con la aviación. El avión se inventó en los Estados Unidos, y durante los años sesenta, vendimos muchos de ellos alrededor del mundo. Pero últimamente, todas las ventas de aviones a países extranjeros involucran "compensaciones", una porción de la tecnología esencial es entregada para su utilización y fabricación en aquella nación adquirente. Pedazo por pedazo, la tecnología esencial ha sido esparcida, llevándose los trabajos y el flujo del dinero en efectivo de la venta de esos productos manufacturados. A lo largo del camino, los derechos para fabricar las invenciones Norteamericanas fuera de Norteamérica se filtran firmemente sobre una creciente base. Incluso el poderoso F-16 está siendo ahora, manufacturado con licencia en el extranjero.

Para cubrir la pérdida de trabajos en manufactura, nuestro gobierno ha inventado la frase cliché "economía de servicios". Ésta es la estúpida noción que realmente no necesitamos vender productos manufacturados; que podemos crecer y hacer prosperar nuestra nación, haciendo el trabajo de lavandería de uno a otro. Para ocultar la pérdida de trabajos industriales, el gobierno ha legislado para la creación de miles y miles de trabajos inútiles y burocráticos y declaró su necesidad por decretos. El más obvio es el impuesto al ingreso el cual ha sido tan confuso por parte del gobierno que la mitad de ustedes tuvo que confiar en un experto externo para deducir tan sólo lo que todas esas incomprensibles palabras realmente significaban. Mediante este dispositivo, el gobierno ha reemplazado aquellos trabajos que fabricaban productos para vender, con un número igual de trabajos que no producen nada, de ningún valor en absoluto, excepto mantener bajas las cifras de desempleo. Esta sobrecarga del pueblo norteamericano con regulaciones y papeleos sin fundamento, no ha logrado nada excepto ocultar confusamente la pérdida de trabajos industriales y transformar el carácter norteamericano, de innovadores e inventores que crean nuevos productos al carácter de empleados menores, atisbando bajo los cojines de los asientos buscando las monedas perdidas.

Así, con la mayoría de nuestra fabricación industrial que ahora se ha ido, entonces ¿Qué HACE Norteamérica? Problemas, principalmente. Con el 4% de la población y el 18% de la economía mundial, tenemos el 50% de todos los abogados del mundo, todos queriendo hacer una matanza saqueando aquellas pocas industrias que todavía llaman a América “hogar” (como Microsoft). Los niños ya no quieren ser científicos e ingenieros; han visto cuan poco son valoradas esas personas en nuestro país.

|Basados en la reciente historia, los niños ven que las "grandes sumas de dinero" están en la ley corporativa, específicamente en la inversión bancaria, en las compras de influencias, ventas con sobre-valor, bonos basura, en resumen lo qué otros países describen como "intentando ganar dinero agitándolo de un lado a otro."

Con la habilidad de Norteamérica para producir productos que puedan competir en el libre mercado mundial en declive, no es ninguna maravilla que el balance de comercio sea el problema que es. Nadie compra nuestros productos exportados porque simplemente ya no hacemos muchos y guste o no, tenemos que comprar nuestros aparatos a las personas que los hacen, quienes NO son norteamericanos. (Cuando Ampex inventó el VCR, ni siquiera se molestaron en intentar encontrar una compañía norteamericana para producirlo, vendieron los derechos inmediatamente a Japón).

Así es como, ¿Qué hacen todos estos países en el lado aventajado del desequilibrio del comercio con sus billones de excedente? ¡Bien, han estado prestándolo inmediatamente a nosotros!

Nuestro gobierno está comprometido en una práctica llamada políticamente "gasto deficitario". Otros términos que describirían acertadamente la práctica incluyen "falsificación" y "circulación de cheques sin fondos", pero todo se reduce a la misma cosa: gastar dinero que uno realmente no tiene.

Lo que sería un delito con pena de cárcel para un ciudadano normal, fue legalizada por el gobierno a través del Acta de Reserva Federal. Ésta no fue una pieza popular de legislación. De hecho los Demócratas habían hecho campaña en 1912 con una declaración de principios rechazando la creación de un banco privado a cargo de nuestro sistema monetario por decreto. No obstante, el 23 de Diciembre de 1913, tomando ventaja de la ausencia de los congresistas en contra de la creación del sistema monetario por decreto, durante el descanso de Navidad, el Acta de Reserva Federal fue aprobada.

Años después, durante la gran depresión, el congresista Louis T. McFadden (quién fue durante doce años Presidente del Comité de Bancos y Circulación Monetaria) pidió una investigación del congreso por conspiración criminal para establecer apropiación privada del “Sistema de la Reserva Federal” (Banco Central de EEUU). Pidió el castigo de funcionarios Federales que habían violado juramentos oficiales ya sea estableciendo o dirigiendo la Reserva Federal -- implorando al Congreso investigar una increíble esfera de evidentes actos criminales llevados a cabo por la Junta de la Reserva Federal y los Bancos de la Reserva Federal. McFadden incluso sugirió que la Reserva Federal promovió deliberadamente la gran caída de la bolsa de valores de 1929 para forzar eventualmente la entrada en vigencia del Acta de Emergencia Bancaria del 9 de Marzo de 1933, la cual suspendió el patrón oro.

Describiendo esta situación, McFadden resalta en los Registros del Congreso, páginas1295 y 1296 de la Cámara del 10 de Junio de 1932: "Sr. Presidente, tenemos en este país a una de las instituciones más corruptas que el mundo ha conocido alguna vez. Me refiero a la Junta de la Reserva Federal y los Bancos de la Reserva Federal. La Junta de la Reserva Federal, una junta gubernamental, ha estafado al Gobierno de los Estados Unidos y al pueblo de los Estados Unidos con el suficiente dinero como para pagar la deuda nacional. Las depredaciones y las inequidades de la Junta de la Reserva Federal y los Bancos de la Reserva Federal actuando juntas han costado a este país el suficiente dinero como para pagar varias veces la deuda nacional. Esta malvada institución ha empobrecido y ha arruinado al pueblo de los Estados Unidos; se ha arruinado así misma, y ha prácticamente arruinado nuestro gobierno. Ha hecho esto a través de la mala administración de esa ley por la cual funciona la Junta de la Reserva Federal, y a través de las prácticas corruptas de los buitres adinerados que la controlan."

¿POR QUE TODO ESE ALBOROTO CON EL PATRON ORO?

Bien, de regreso a nuestros Padres Fundadores originales y el significado de la palabra "dólar". El "dólar" realmente es una medida de peso de la plata, 371.25 granos (medida farmacéutica) para ser exactos. Nuestros dólares norteamericanos de plata son realmente más pesados, ya que se agregaron otros metales para hacerlos más durables en el tiempo. Pero esos 371.25 granos de plata ERAN el dólar, emparejándose en peso a una cadena irrompible de unidades monetarias aceptadas que se extienden hacia atrás desde el Dólar Español de Milled, el Daller Holandés, hasta el Thaler alemán; el producto de una mina de plata que vendía su producto en monedas de un peso exacto. El Acta de Acuñación de 1792 definió a nuestro dólar igualándolo exactamente en peso a los dólares de plata en uso alrededor del mundo y luego definió el dólar oro como aquella cantidad de oro la cual igualaría el valor de la plata en un dólar de plata, 24.75 granos, 1/15 del peso de la plata en un dólar de plata.

Así, ¿Qué está equivocado en esto? Nada realmente. Cuando usted, como ciudadano, tiene un dólar de plata o de oro en su mano, tiene el valor real del metal. Nada de lo que el gobierno pueda hacer, puede cambiar el valor del dinero bajo su control. 

Tome el Drenario Romano de plata fotografiado más arriba. El Imperio romano se ha ido hace mucho tiempo, pero el dinero que Roma emitió todavía tiene valor porque las monedas en si mismas tenían valor inherente. Mucho después del derrumbe del imperio, las monedas Romanas de plata aun se usaban como dinero, porque la plata en la propia moneda no dependía del gobierno emisor para su valor.

Por supuesto, cargar con demasiadas monedas puede ser molesto, así que muchas naciones, incluyendo EE.UU., emitieron papel moneda por un asunto de conveniencia. Pero esa circulación del papel moneda de la nación fue simplemente una comodidad. Los certificados de oro y plata eran meramente "comprobantes" para el peso equivalente de oro o plata guardado en la tesorería, y el cual sería avalado ante la demanda, cuando el certificado fuera presentado. Pero al final, el dólar legal de los Estados Unidos fue 371.25 granos en plata o 24.75 granos de oro.

El problema con este sistema, desde el punto de vista del gobierno o de los bancos, es que limita la cantidad de dinero con la que pueden trabajar. Cuando los bancos se quedan sin plata u oro (o los certificados equivalentes) ya no puede prestar más dinero con el cual ganar interés. Cuando el gobierno se queda sin oro o plata (o los certificados equivalentes) ya no puede gastar más dinero (simplemente como el resto de nosotros).

El efecto inmediato de acabar con el patrón oro fue que con el dólar de papel que no dependía legalmente de los 371.25 granos de plata o 24.75 granos de oro, más dólares de papel (ahora llamados "Billetes de la Reserva Federal") podrían imprimirse; su valor ya no estaría más  bajo el control de los ciudadanos, ahora estaría bajo el control del banco central emisor, basado en el número total de dólares impresos (o creados como líneas de crédito). Mientras más dólares sean creados del aire, menos valor tiene cada uno de ellos.

UN BILLETE DE LA RESERVA FEDERAL

La estafa del sistema es simple. El Banco de la Reserva Federal contrata a la Tesorería de los EE.UU. para imprimir una cantidad de dinero. La Reserva Federal paga a la tesorería realmente sólo el costo de la impresión, NO paga un dólar por cada dólar impreso. Pero la Reserva Federal se da una vuelta y presta ese dinero (o línea del crédito) a los bancos, al valor nominal total, entonces esos bancos, que han agotado sus depósitos, prestan aquel dinero de la Reserva Federal creado por decreto a usted y usted debe reembolsarlo en el valor total del dólar (más el interés) en productos del trabajo, aunque la Reserva Federal imprimió ese dinero por peniques, o lo haya creado del aire en una computadora.

Tal como la Reserva Federal sobre-imprime más dinero, el suministro de dinero produce inflación, y muchísimo más dinero comienza a dar caza a demasiado pocos bienes y servicios, lo cual significa que los precios suben. Pero contrariamente a la chanza puesta por la Reserva Federal, la inflación simplemente no viene y se va debido a alguna hechicería misteriosa. La Reserva Federal puede detener la inflación cada vez que quiera simplemente cerrando aquellas imprentas. Por lo tanto significa que ya sea la inflación o la recesión están totalmente bajo el control de la Reserva Federal.

Con el tiempo, ese exceso de impresión ha destruido el valor de aquel dólar que usted piensa que tiene. Si quiere saber cual es el valor, salga e intente comprar 371.25 granos en plata ahora mismo. Normalmente, el deterioro es gradual. A veces, tiene que ser obvio, tal como la devaluación de 1985 (llevada a cabo para detener el desequilibrio del comercio) el cuál accionó el gancho de la toma inmobiliaria japonesa en este país.

Muchos políticos han intentado invertir este proceso. John F. Kennedy emitió una Orden Ejecutiva 11110, exigiendo que el Departamento del Tesoro comenzara a imprimir y emitir certificados de plata por la plata que existía entonces en la Tesorería Norteamericana.

Kennedy decidió que volviendo a la constitución, la cual establece que sólo el Congreso acuñará y regulará el dinero, la elevada deuda nacional podría reducirse por el no pago de interés a los banqueros del Sistema de la Reserva Federal, quienes hacen imprimir papel moneda para luego préstarselo al gobierno con intereses. Ésta era la razón por la cual firmó la Orden Ejecutiva 11110 qué requirió la emisión de $4,292,893,815 en Billetes Norteamericanos a través de la Tesorería Norteamericana en lugar del tradicional Sistema de la Reserva Federal.

EL BILLETE NORTEAMERICANO DE JOHN F. KENNEDY

Ese mismo día, Kennedy firmó una cuenta cambiando el respaldo de billetes de uno y dos dólares desde la plata al oro, agregando fuerza al debilitado sistema de circulación norteamericano.

El interventor de circulación de Kennedy, James J. Saxon, había estado por algún tiempo en posiciones encontradas con la poderosa Junta de la Reserva Federal, animando una inversión más amplia y entregando poder a bancos que no eran parte del Sistema de la Reserva Federal. Saxon también había decidido que bancos que no eran de la Reserva pudieran subscribir obligaciones estatales debilitando los dominantes bancos de la Reserva Federal.

La Orden Ejecutiva de Kennedy nunca se llevó a cabo luego de su asesinato y muy pronto después, las monedas de plata norteamericanas fueron sacadas de circulación y reemplazadas con los trozos de cobre en uso hoy. Estos dos eventos, el fracaso para imprimir nuevos certificados de plata y la substitución por trozos de metal sin valor por nuestras monedas de plata, pueden explicar por qué la Comisión Warren incluyó en su panel a John J. McCloy, un hombre sin experiencia en crímenes, cumplimiento de la ley o seguridad nacional, pero quién había sido el Presidente del Chase Manhatan Bank.

Debería hacerse notar que los mismos bancos, aún están usando el patrón oro. Las cuentas entre los mayores bancos nacionales todavía son fijadas mediante transferencias de lingotes de oro.

Así, aquí estamos, con un banco que legalmente falsifica el dinero que usted pide prestado pero que espera el reembolso completo de su valor (más interés). Pero lo que es bueno para la Reserva Federal es bueno para el propio gobierno, y aquí es donde volvemos a esa cómica palabra "gasto deficitario". El gobierno gasta más dinero del que recibe. Lo ha hecho durante muchos años. La Reserva Federal, siendo la única fuente legal de este decreto monetario, imprime el exceso de efectivo que el gobierno necesita (o fabrica una línea de crédito en una computadora). Este dinero extra en efectivo es tomado como un préstamo, para impedir que el gobierno incurra en sobre-gastos y erosione el valor del dólar en el mercado mundial. El gobierno (significa los contribuyentes) está enganchado al valor nominal completo, más interés.

Pero hay otro problema. ¡El gobierno está pidiendo tanto dinero prestado que está elevando la tasa de interés! Usted paga MÁS interés en su hipoteca, en el préstamo del auto y en las tarjetas de crédito, porque el gobierno no puede equilibrar sus libros. Ese interés extra que paga es por consiguiente otro impuesto oculto. ¡El gobierno, en su "generosidad", le da un crédito de impuesto con interés hipotecario que es más alto debido a sus propios prestamos pedidos!

Durante los años ochenta, cuando las exportaciones cayeron y los trabajos se movieron del sector industrial a trabajos del "sector servicios" de baja remuneración, la cifras del impuesto base Norteamericano disminuyó. Para impedir que la tasa de desempleo suba, un masivo programa de defensa llamado Iniciativa de Defensa Estratégica fue puesto en marcha, pero desde que este programa no produce productos exportables, no produjo ningún ingreso por ventas sujeto a impuestos y desde aquí el dinero invertido en el proyecto aceleró el declive gubernamental hacia la deuda. Porque fabricar estaba en declive, menos nuevas compañías se acercaban a las instituciones de préstamo, así es como el gobierno soltó las reglas (mientras aumentaba el límite del depósito asegurable) para permitir "inversiones" en aventuras empresariales de más alto riesgo, la mayoría de las cuales resultaron ser fraudes o peor aun, operaciones de lavado de dinero para criminales de la droga. Esto incluye Whitewater, Flowerwood y Castle Grande. A pesar de cambiar la pérdidas S&L (Savings and Loan) principalmente hacia los contribuyentes (para tranquilizar a los inversionistas extranjeros que los contribuyentes norteamericanos todavía hacían de Norteamérica un lugar seguro para invertir su dinero excedente) el gobierno se zambulló más en la deuda.

En los 12 años de las administraciones de Reagan/Bush, los Estados Unidos, de ser la nación acreedora más grande del mundo pasó a ser el deudor más grande del mundo. ¡Muchas de las naciones que disfrutaron los grandes excedentes del comercio empezaron a prestar esa ganancia a los Estados Unidos con la estipulación de que trabajásemos en nuestra fabricación, limpiáramos nuestra infraestructura, aumentáramos los impuestos, para abreviar, limpiar nuestra casa, para que la inversión en Norteamérica tenga sentido!

SIN EMBARGO, NO HICIMOS ESO

Hubo evasión alrededor del intento de ocultar el alcance real del problema. Durante los últimos años, el Gobierno Federal ha estado enviando menos dinero de los impuestos a los estados de lo que recibe por impuestos. Esto significa que los estados tienen que pedir prestado MÁS dinero para cubrir sus obligaciones. El resultado neto es que la deuda está transfiriéndose a los estados, para ocultar su verdadero tamaño. El gobierno admitirá fácilmente una deuda "públicamente sostenida" de $3 trillones, de mala gana concederá que su "pasivo no consolidado" eleva ese número a casi $7 trillones, pero la verdad dura y real es que la deuda total del gobierno, estatal y federal, ahora está por encima de los $14 trillones de dólares, o aproximadamente 50,000 dólares de deuda para cada hombre, mujer y niño dentro de los Estados Unidos. Desde 1960, los contribuyentes han desembolsado $15 trillones solo en el pago de intereses, mientras la deuda principal continúa subiendo.

Mas aún, otra falta que el gobierno ha cometido es "pedir prestado" a varios fondos de depósitos bajo su control. Unos $2 billones han desaparecido de los fondos de depósitos de los Nativos Norteamericanos (actualmente demandando a los Departamentos del Interior y Tesorería), y casi 3/4 de un TRILLÓN de dólares ha sido removido de los fondos de pensiones jubilación de la Seguridad Social y han sido gastados en los últimos 8 años

.

Si el gobierno tiene que pedir prestado su dinero de jubilación, cuando las cosas, se supone que están tan bien, ¿Bajo qué condiciones podría reembolsar el dinero? o ¿Es aquel PAGARÉ del gobierno en su cuenta de jubilación meramente una promesa, ya sea para imponerle contribuciones una segunda vez o para controlar los beneficios que pensaba usted recibir y por los cuales estaba pagando?

En los últimos 8 años, durante lo que se supone, son los buenos tiempos del área de los índices, el gobierno Federal casi ha DOBLADO la carga de su deuda. El interés estimado de la deuda iguala todo el impuesto al ingreso personal pagado por todos los norteamericanos. Nuestro gobierno está tan sumergido en la deuda que no puede salir.

Esto nos lleva al problema de la garantía subsidiaria. Hemos pedido prestado tanto dinero que los prestamistas están poniéndose nerviosos. Atrás, durante la administración Johnson, Charles DeGaulle exigió a los Estados Unidos subsidiar con garantías en oro, los préstamos adeudados a Francia y empezó a acarrear oro en lingotes desde la tesorería. Esto causó que muchas otras naciones exigieran lo mismo y el Presidente Nixon tuvo que clausurar de un golpe la ventana del oro o la tesorería se habría quedado vacía, ya que los Estados Unidos incluso entonces, estaban en deuda por más dinero que la tesorería podría cubrir en oro.

Pero Nixon tuvo que garantizar aquella deuda de algún modo y dio con el plan de poner tranquilamente al lado, grandes extensiones de tierra Norteamericana, con sus derechos sobre los minerales de reserva para cubrir las deudas pendientes. Pero, debido a que el pueblo Norteamericano ya estaba enojado luego de la guerra en Vietnam, Nixon no pudo admitir muy bien que estaba distribuyendo pedazos de los Estados Unidos a los acreedores de la deuda exterior. Entonces, Nixon inventó la Agencia de Protección del Ambiente y creó leyes medio-ambientales draconianas que sirvieron para quitar la tierra con vastos recursos naturales a los dueños y cerrarlas bajo llave, y más aun, para demostrarles a los acreedores de la deuda externa que los ciudadanos Norteamericanos no estaban taladrando, minando o desarrollando alguna acción para obtener esos recursos.

De ese día a esto, mientras el gobierno se hunde más profundamente en la deuda, el gobierno quita cada vez más tierra, la declara reserva natural o "área sin caminos" o "río de herencia" o "tierra pantanosa" o cualquier otra de más de una docena de misteriosas etiquetas, pero al fin el resultado es el mismo. Nosotros, El Pueblo, no podemos usar la tierra, en muchos casos ni siquiera se permite entrar en la tierra.

Esto no versa sobre conservación, se trata de una garantía subsidiaria. SU tierra está siendo robada por el gobierno y es usada para asegurar préstamos que el gobierno no tenía realmente porque contraer en primer lugar. Dado que el gobierno no puede escapar de la deuda, y está subsidiando cada vez más tierra para evitar la ejecución forzosa de la hipoteca, no está lejos el día que las personas de los Estados Unidos despierten y descubran que ya no son ciudadanos, sino arrendatarios.  El siguiente mapa muestra la magnitud actual de todas las tierras quitadas por el gobierno bajo el disfraz del medio-ambientalismo.

En corto, Estados Unidos está en graves problemas. Hemos perdido una gran cantidad de nuestra capacidad industrial, y aquellos productos que todavía hacemos no compiten de buena manera en el mercado mundial, a pesar de la firme devaluación del dólar. En resumen, tenemos inmensas deudas que pagar y poco con que pagarlas. Como el Granjero tonto, hemos vendido la maquinaria que nos permitía prosperar y estamos parado agitando nuestras carpetas de inversiones de un lado a otro, con la esperanza de que el dinero que está dentro, crecerá por sí solo de algún modo. No crecerá. Nunca lo ha hecho. Lo mejor que puede decirse es que el dinero se está moviendo de una persona a otra.

Esas naciones y bancos a quienes debemos dinero, han sido de hecho muy pacientes con nosotros. Ellos saben que nuestras economías están tan herméticamente entrelazadas qué hiera a Norteamérica los herirá a ellos. Pero más pronto o más tarde, posiblemente después de una caída del mercado, alguien, para pagar sus propias deudas, exigirá que sus préstamos a los Estados Unidos se paguen. En lugar de tener una “mala gestión”, habrá una corrida en el gobierno de los Estados Unidos.

Además de la deuda de $14 trillones del gobierno, nuestros negocios son depositarios de varios trillones más en inversión extranjera, mantenidos aquí por la promesa de que el contribuyente Norteamericano estará listo para cubrir todas las pérdidas. Pero con nuestra industria en declive y nuestras escuelas que producen mucho más abogados que otra cosa, debería ser obvio para el observador prudente, que el contribuyente Norteamericano, aun cuando dispuesto, podría no ser capaz de cubrir las pérdidas de su propio gobierno, dejando solo a un inversionista extranjero. Eso también tiene que estar poniéndolos nerviosos.

Esto nos lleva a los "mercados de equidades", más notablemente la bolsa de valores. Durante los últimos años un constante discurso de los medios de comunicación nos han asegurado que los elevados números de la bolsa de valores son la única medida de cuan bien esta nuestra economía. Pero un cuidadoso examen de esas acciones de alto valor, revela que la mayoría está fuertemente sobre-valorada; su precio es más el resultado de las fuerzas del mercado que del valor subyacente (habilidad de ganancias). Amazon.com, es un ejemplo, ha tenido una terrible corrida de su precio accionario, aunque la propia compañía tiene que mostrar todavía una ganancia.

El gobierno ha admitido el uso de medios encubiertos para prevenir una depresión del mercado; para mantener los precios de las acciones en un nivel artificialmente alto y sobre-valorado, de tal manera poder mostrar esos impresionantes números como "prueba" de que todo esta bien para que los contribuyentes regresen a trabajar y paguen más impuestos. Pero para mantener los precios de las acciones en lo alto, sobre su valor real, la demanda debe mantenerse para continuar con los precios altos. En otras palabras, constantemente deben traerse NUEVOS inversionistas a la base de la pirámide para mantener los precios de las acciones en la cima para no caer. De aquí el asalto de anuncios que atraen inversionistas neófitos a la bolsa de valores vía "comercio en línea".

Como cualquier diseño Ponzi, la bolsa de valores se derrumbará cuando ningún nuevo comprador pueda ser arrastrado a la base. Como el mercado empieza a tartamudear, los gobiernos (más recientemente Inglaterra) se ha movido para lanzar grandes reservas de oro al mercado mundial para deprimir los precios del oro y detener a los inversionistas de abandonar la bolsa de valores por oro.

Algunos años atrás trabajé en la versión cinematográfica de "El Día en que La Burbuja Estalló", y entré a hacer el rol de un corredor de acciones, conseguí pasar algún tiempo con el consultor del show, Sr. William Hupt que había estado en el piso comercial de 1929 cuando todo se cayó en pedazos. Todavía tenía, enmarcada, esa última tira de cinta perforada que se introdujo en la Gran Depresión, y compartió algunas historias que tienen una conexión con lo qué está pasando hoy.

La primera historia que Bill compartió es que hubo tempranas indicaciones de un mercado gravemente sobre-valorado, yendo hacia lo profundo en el borde y como the Plunge Protection Team, las más grandes oficinas de inversión, en particular la Oficina Morgan, intentó invertir las tempranas correcciones comprando grandes bloques de acciones para crear demanda de mercado y hacer subir los precios. Todo funcionó, menos la última vez.

La segunda historia que Bill compartió fue que un amigo suyo, subiendo a su oficina en Septiembre de 1929, oyó por casualidad al operador del ascensor charlar sobre su propia carpeta de acciones y sus inversiones. Algo como esa imagen de un operador de ascensor jugando en el mercado accionario son signos de advertencia, y el amigo de Bill liquidó inmediatamente su carpeta por completo, justo a tiempo para evitar la gran caída. Muchas personas, incluyendo al actor Charlie Chaplin, habían reconocido el "reclutamiento" de ese segmento de la sociedad que NO tenía capital de riesgo como nuevos inversionistas muestra un esfuerzo desesperado por sostener a un mercado sobre-valorado y salir a tiempo para salvar sus propias fortunas personales.

 

2. Situación Regional: Deuda Externa, Narcotráfico y Dictaduras.

redaccion@argenpress.info webmaster@argenpress.info

http://www.argenpress.info/nota.asp?num=001347

 

La deuda externa, el narcotráfico y el militarismo son tres fenómenos que marcan los últimos treinta años de la historia de América Latina. Algunos incluirían los movimientos guerrilleros de los años 60 y aunque no cabe duda de su importancia, tendrán que pasar todavía unos cuantos años para que no se los incluya en los fenómenos de la guerra fría. El tiempo se encargará de reducirlos a un fenómeno que es consecuencia de los problemas estructurales de ese sub-continente y no la causa. Lo que si hubo a partir de la finalización de la segunda guerra mundial fue un aumento de la marginalización del sub-continente en el comercio internacional(1) y, principalmente, en su participación en la producción industrial internacional.

Las causas hay que buscarlas, principalmente, en los cambios científicos que provocaron aumentos de la producción agrícola y a la vez una baja de precios consecuencia de una disminución de los costos de producción y de la política comercial de los grandes productores (especialmente las multinacionales especializadas en el mercado agrícola) a través de las subvenciones.

También en el cambio substancial de la proporción del mercado agrícola en el comercio internacional, hasta llegar a fines de los ochenta en que este pasó a ser prácticamente no representativo en los mercados internacionales. La causa una vez más estaba en el cambio científico técnico que produjo el mayor cambio cualitativo que conoce la historia en un plazo de no más de medio siglo.

El cambio científico técnico influye también en la disminución de los precios de la materias primas industriales (cobre, estaño, etc) como consecuencia de su menor utilización en los procesos industriales y, en muchos casos, a un cambio de los sistemas de producción industriales.

Para dar una idea basta decir que en 1980 el comercio internacional se componía de manufacturas 56 %, productos de las industrias extractivas 29 % y productos  agropecuarios 15 %; en sólo ocho años, o sea en 1988 estos datos pasaron a ser: manufacturas 73 %, productos de las industrias extractivas 13,5 % y productos agropecuarios 13,5 %.(2)

La mayoría de los países latinoamericanos en esa época estaban más que proporcionalmente representados en el grupo de productos primarios y a su vez entre los países más endeudados del mundo. Así por ejemplo las importaciones en porcentajes de los países desarrollados de los países más endeudados del mundo (los diez primeros eran latinoamericanos) se componía así en categoría de productos según el nomenclator de la ONU:

- Argentina: productos alimenticios, representaba el 62 % de las importaciones por parte de los países desarrollados.

- Bolivia: Menas, minerales y metales no ferrosos, representaba el 45 %.

- Brasil: productos alimenticios, el 36,5 %.

- Chile: Productos alimenticios, el 34 %.

- Colombia: Productos alimenticios, el 54 %.

- Ecuador: Productos alimenticios, el 74 %.

- México: Combustibles, el 29 %.

- Perú: Menas, minerales y metales no ferrosos, el 53 %.

- Uruguay: Productos alimenticios, 22,5 %.

- Venezuela: Combustibles, el 95 %.(3)

En estos mismos países la deuda externa evolucionaba de la siguiente forma en los años 80:(4)

- Argentina pasó de 27,2 mil millones de dólares a 56,8 mil millones de dólares.

- Bolivia pasó de 2,7 a 5,5.

- Brasil de 70,6 a 123,9.

- Chile de 12,1 a 21,2.

- Colombia de 6,9 a 17.

- Ecuador de 6 a 10,4.

- México de 57,4 a 107,9.

- Perú de 10 a 18,1.

- Uruguay de 1,7 a 4,2 y finalmente

- Venezuela de 29,5 a 36,5 miles de millones de dólares.(5)

Esto se reflejaba además en los siguientes indicadores:

el valor unitario de las exportaciones mundiales evolucionaron en correlación a la caída de la demanda y a la baja de precios consecuente: el valor unitario de las exportaciones mundiales de productos agropecuarios fue tomando como base el año 1980, en

            Agrícola  Mineral                                

1981:    95;           107  

1982:    88;            101

1983:    86;              94    

1984:    87;              90

1985:    83;              87

1986:    93;              65

1987:  102               66

1988:  111.              63

En definitiva se trata de dejar claro que la crisis de deuda no fue ni imprevisible, ni siquiera producto del desconocimiento. Simplemente las clases dirigentes no quisieron aprehender el cambio que se estaba produciendo en el mundo. Hacerlo significaba el fin de su poder y la democratización a fondo de sus países. Esto no estaba en los supuestos que ellos admitían cómo válidos.

Todo este panorama a llevado a que la situación de América Latina, se ha degradado a tal punto que nos cuesta reconocer el sentido de las discusiones que se daban a principios de los años sesenta.

Se ha dado tal caída en su bienestar material, en tan poco tiempo, que no tiene parangón con ningún otro proceso similar que se haya dado en región alguna del mundo durante cualquier período de la historia contemporánea.(6)

Democratización y modernización de las sociedades parecían ser cuestiones secundarias, que tenían que ver o con la desaparición del imperialismo o bien surgirían como consecuencia del desarrollo económico.(7)

Los teóricos rehuyen aceptar los comportamientos irracionales porque no se prestan a un análisis lógico, pero estos existen. Es necesario, a nuestro entender, buscar los denominadores comunes que expliquen fenómenos que al analizarlos con los datos estadísticos y económicos normales no ofrecen conclusiones válidas.

La tragedia de la deuda existe. Pero es necesario, antes de proponer una solución, estudiar profundamente el origen del problema. El discurso de la mayoría de los dirigentes políticos latinoamericanos olvida las causas y simplifica las consecuencias. Son discursos maniqueos y simplistas que pretenden mantener las estructuras de las que ellos son parte.

El liberal gorila

Es escandaloso pretender un salvacionismo económico cuando no se muestra que se hizo con el dinero. Se ocultan los argumentos detrás de cifras inconmensurables para la práctica totalidad de las personas ¿Cómo puede aprehender la importancia de miles de millones de dólares, alguien cuyos ingresos no permiten más que el nivel de subsistencia?

La racionalidad, es el espíritu del cambio. Es el corolario lógico que surge de adecuar los medios a los fines, que es la esencia de la racionalidad, implica un proceso de adaptación continuo, incompatible con la apatía e indolencia de sistemas sociales derivados de la renta de la tierra.

El límite al tema de la deuda externa está en tener en cuenta que el subdesarrollo y el atraso no están determinados por el destino, ni por las fuerzas naturales. Las relaciones de clientelismo que determinan que la clase dirigente surja de las antiguas relaciones con la propiedad de la tierra es una condición necesaria para comenzar a comprender el problema, así como el parroquialismo de sus ideas. Estas están enfrentadas con los conceptos de justicia, igualdad y con aquellas formas de pensamiento que sitúan en primer plano los imperativos de compasión, tolerancia, protección y asistencia.

DEUDA EXTERIOR, CORRUPCION Y OLIGARQUIA.

En los comienzos de la década del 60 se desató en América Latina una gran discusión provocada por la revolución cubana y la respuesta kenediana(8) a este "enigma" social. Están las dos unidas en forma íntima. Y, vistas un cuarto de siglo después, han supuesto la pérdida de la mayor posibilidad, desde la época de las guerras de la independencia, de provocar una desarrollo real y un cambio efectivo en las estructuras sociales y económicas de aquellos países.

La gran cuestión fue que las clases dirigentes, de la mayoría de los países de América Latina, no visualizaron la discusión en estos términos. Para unos, lo que hoy se llama "modernidad"(9) en España o Italia, era lo mismo que la "revolución" y para otros, normalmente las oligarquías clásicas, era cuestionar el modelo tradicional con el que habían llegado al poder sus abuelos.

Estos temas se mezclaron con las consecuencias de la descolonización provocada por la segunda guerra mundial, las protestas del 68 en Europa, el cambio generacional, el fin de la posguerra y la afirmación de la política de bloques a partir de la crisis de los misiles en Cuba. Estos eran, por decirlo así, los factores externos y más visibles.

Pero hoy sabemos que estos procesos coincidieron con la crisis del petróleo de 1973 y que, paralelamente, se gestaba la tercera revolución industrial que aún tardaría más de quince años en explicitarse pero que ya, en aquellos años, comenzaba a producir cambios cualitativos que no era fácilmente detectables por un observador perteneciente a las clases dirigentes tradicionales de Latinoamérica.

Las consecuencias de todos aquellos años, las vivimos en forma de deuda externa, pero ésta no deja de ser, una vez más, la imagen externa. El origen profundo es la incapacidad de las clases dirigentes tradicionales.

Como dice María Zambrano: "la tradición es el residuo de la historia, que fluye en quienes no tienen conciencia de tenerla. Para ellos el tiempo histórico tiene la forma del presente como en la vida individual se está en el presente cuando no se ha formado aún la imagen ni el concepto".(10)

Una de las cosas que en general no se explicita en el discurso actual de la deuda externa es que, en sus orígenes fue una increíble traslación de fondos del centro a la periferia. Pocas veces en la historia se ha dado una transferencia de fondos tan importante. Si lo comparamos con el Plan Marshall para Europa de 1947,(11) nos encontraremos con que el capital consumido, en América Latina, es más de diez veces la cantidad que se uso en la postguerra.

En el transcurso del período 1947-52, Francia recibió unos cinco mil millones de dólares de Estados Unidos: el 22 % de éstos fueron para Electricité de France; el 13 por 100 para Charbonnages de France, y el 11 por 100 para la Société Nationale des Chemins de Fer.

En Alemania, las investigaciones de Institut für Wirtschaftsfarschung muestran que invirtió entre 1940 y mediados de 1945, 3.360 millones de marcos al año. A pesar el intenso bombardeo y del desmantelamiento postbélico, en 1946 el capital fijo industrial era aproximadamente igual al de 1939. Esta inversión representa aproximadamente 4.000 millones de dólares de 1951.

Los estrategas del desarrollo no habían cuantificado adecuadamente las necesidades de financiación. Si bien hubo algunos intentos de confeccionar modelos como el "Modelo Mundial Latino-americano"(12); sin embargo, se partía de supuestos que despreciaban las complejidades histórico sociales del desarrollo y estaban errados en los supuestos básicos.

Como dice Gunnar Myrdal, "Desde luego es un hecho notable, y que testimonia tanto la perjudicial compartimentación de las ciencias sociales como el aislamiento de las económicas, el que después de la segunda guerra mundial los economistas pudieran elaborar una teoría de desarrollo exclusivamente basada en la inversión física: una teoría tan incapaz de explicar el proceso del crecimiento económico, que más tarde un grupo de ellos se vio obligado a "descubrir" las inversiones humanas".(13)

A comienzos de los años setenta se dio esta traslación impresionante de fondos.

Las clases dirigentes tradicionales fueron incapaces de administrarlos adecuadamente. Además no entendieron, ni lo entienden hoy día, que podrían haberles dado una uso alternativo, en términos de proyectos de inversión. Esta es la gran diferencia en cuanto al desarrollo de Estados Unidos durante el siglo XIX, que si bien atravesó por un proceso similar, no cabe duda de la utilización que hizo del crédito, en términos de acumulación. Como dice Arthur Schlesinger, historiador y consejero especial del presidente Kennedy: "En cuanto a la insistencia de Washington acerca de la pureza fiscal, quizás era algo indecorosa viniendo de un país que había financiado tan gran parte de su propio desarrollo mediante la inflación, la emisión incontrolada de papel moneda y la venta de títulos a inversionistas extranjeros, para negarse luego a reconocerlos. Si los criterios del Fondo Monetario Internacional hubieran regido para los Estados Unidos durante el siglo XIX, nuestro desarrollo económico se habría demorado bastante. Al predicar la ortodoxia fiscal a las naciones en vías de desarrollo nos comportábamos como la prostituta que, después de retirarse gracias a sus ahorros, proclama que la moralidad pública exige la clausura de las casas de lenocinio".(14)

En la mayoría de los casos se pretendió utilizarlos en movilizar demagógicamente el "estado del bienestar", entendido como su "distribución" entre las propias clases dirigentes que se dedicaron a una especulación y corrupción obscenas.

Otro grupo creyó que contaba con las posibilidades ilimitadas que le daba el poseer petróleo, cobre, estaño(15) u otras materias primas necesarias en la sociedad industrial del fines del siglo XIX y principios del XX, y cayó también en la equivocación de no invertirlo en proyectos a largo plazo de reforma social y económica.

A esto se sumó la posibilidad de corromper a los ejércitos locales a grados pocas veces visto. Las compras de armamento que, la mayoría de las veces ni siquiera se sabía utilizar, aumentaron en forma desproporcionada a la posibilidad de conflictos. Produciéndose, en la región, una carrera de armamentos sin que existieran conflictos regionales potenciales como en Oriente Medio.(16)

La represión interna provocada por el convencimiento ideológico de que los que visualizaban las cosas de otra forma no eran más que meros instrumentos del conflicto este-oeste, los llevó a descabezar a la mayoría de las fuerzas progresistas, fueran de izquierda o no y a expulsar de sus países a porcentajes importantes de profesionales, técnicos y científicos,(17) perdiendo así la posibilidad de desarrollar áreas no tradicionales y en muchos países a la no transformación de sectores como la agricultura, los minerales, o el petróleo.

En general fortalecieron las bases de la mono-producción especializada, que las oligarquías suponían conocer perfectamente. Esto es válido para la producción agropecuaria en Argentina, el estaño en Bolivia, el petróleo en Venezuela y Méjico o el cobre de Chile. En cierta medida podemos decir que se produjo una suerte de restauración oligárquica.

Evidentemente estos problemas se agudizaron o profundizaron más en los países donde las dictaduras militares acompañaron este proceso con la falta absoluta de libertad y con formas facistizantes e irracionales de gobierno, que los llevó a represiones incalificables, como fue el caso del Cono Sur y Centroamérica.

Las nuevas tecnologías agrícolas que se comenzaron a aplicar a fines de los años cincuenta y que llevaron a los países europeos al autoabastecimiento por primera vez en siglos, pasó desapercibido para estas clases dirigentes acostumbradas a comerciar en forma dependiente con la distintas metrópolis.(18)

Como tampoco han comprendido en la actual discusión de los acuerdos del GATT que no es sólo el proteccionismo el que ha creado la baja participación en el mercado internacional de mercancías agrícolas. Con las nuevas tecnologías de manipulación del ADN en lo que se ha denominado "plantas transgenéticas", por poner un ejemplo, las primeras 400 que se van a patentar pertenecen a cuatro países: EE.UU. (230 licencias), Francia (100 licencias), Japón y la CEI (ex URSS).(19)

No se daban cuenta que el proceso era mucho más profundo y que significa una transformación estructural del comercio y consecuentemente de sus beneficios. Sus crecientes déficit de balanza de pagos eran financiados sin escrúpulos de ningún tipo por la banca internacional que, tenía en esos momentos un excedente de liquidez consecuencias del primer y segundo shock petrolero. Hoy la mayoría tiende a eludir en los análisis los problemas de colocación de pasivo que sufrieron los bancos occidentales, entre 1973 y 1977.

Entre 1970 y 1976 la liquidez internacional en su conjunto se multiplicó por tres y las existencias de divisas por cinco.(20)

Cuando los mercados financieros se empezaron a estabilizar y la banca internacional(21) , incluida la de los países del este, se reunió para tratar de "volver a la seriedad" a través del Banco Internacional de Pagos(22), numerosos bancos en distintos países del mundo tuvieron que cerrar.(23) Muchas de estas fortunas descubrieron las drogas, el contrabando de armas, y el contrabando puro y simple de sus propias mercancías, como forma de tratar de mantener tasas de beneficios especulativas.

Así pudimos ver a organizaciones como la P-2 y sus escándalos financieros ligados con el Cono Sur. A dictaduras militares vendiendo y comprando armamento en los mercados paralelos. A miembros de "sólidas familias" colombianas traficando con drogas, a "honrosos" miembros de la clase dirigente mexicana evadiendo divisas producto del contrabando de drogas o del contrabando de petróleo.

Militares bolivianos y miembros de las "mejores familias" paraguayas, están acusados y/o detenidos en varios países acusados de tráfico de drogas, evasión de divisas y/o tráfico de armas. Prácticamente el 40 % del principal de esa deuda corresponde a verdaderas evasiones de capital, auto-préstamos con origen en las exportaciones, sobrefacturación de precios de las importaciones, comisiones, sobornos, facturación a empresas fantasmas, etc. Una vez terminada la guerra fría es posible analizar estos temas con mucha más transparencia y sin que los perversos efectos de las políticas que se han llevado a cabo en estos últimos treinta años, puedan ocultarse detrás del fantasma del comunismo.

Como se ha demostrado en los hechos las rebeliones de los ciudadanos venezolanos no son parte de una conspiración comunista, son simplemente el resultado de explicarle a las nuevas generaciones que tendrán que trabajar, ellos y sus hijos, para pagar la factura del despilfarro.

La estabilidad de la democracia no se puede mantener, como también ha demostrado Fujimori, sin justicia y sin igualdad. Las políticas de divergencia social sólo pueden justificar la desigualdad y la pobreza (24). Pero entonces no se puede pedir que los pueblos respeten a una clase política que se niega a reconocer sus derechos. Otra es admitir la internacionalización del capital y aplicar impuestos a los capitales evadidos estén en Miami, en Suiza o en los paraísos fiscales. Obligando a la legalización de las operaciones financieras y a crear un sistema fiscal internacional.

La posibilidad de refinanciación sólo es posible si EE.UU., la C.E.E. y Japón, participan conjuntamente en el esfuerzo financiero necesario(25) que no lo pueden abordar los actuales organismos financieros internacionales, como el FMI y el Banco Mundial.

Con el inconveniente de que los gobiernos difícilmente podrán convencer a sus contribuyente de utilizar dinero público para reducir la deuda de estos países. Esto obligaría a una ampliación de la ya mencionada comisión Basle, obligando a los bancos centrales de cada país a velar por la transparencia y legalidad de las operaciones financieras transnacionales, como se intenta hacer con el blanqueo de dinero del narcotráfico. Este pensamiento ya fue expuesto por el senador Fulbright en 1966, diciendo: "Ha llegado el momento de comenzar a pensar en la ayuda exterior como parte de un limitado sistema fiscal internacional, por medio del cual los miembros ricos de la comunidad mundial actuarán sensatamente y en interés propio para cumplir sus obligaciones respecto de los miembros pobres de la comunidad".(26)

EcoPortal.net

 

3. Situación Nacional:  “De La Habana a Fundación Ford”.

 

Nos es grato anunciar la aparición del libro “Verbitsky: de La Habana a Fundación Ford”. Su autor es  el periodista Carlos Manuel Acuña. Pese a que hace más de 50 años que el Tgrl Perón venía hablando de sinarquía eran – son -  muchos los sectores influidos por el Liberalismo, de izquierda y de derecha,  que calificaban a esto como una “teoría conspirativa fascista”, y es pese a la larga tradición de logias de muchos de ellos. Ellos prefieren hacer discutir a la gente sobre el Poder Formal mientras ocultan el Poder Real, “el poder detrás del Trono” según Pitt el Viejo. Pero los hechos son tozudos, “la única verdad es la realidad”, y esta termina abriéndose paso.

No hay duda que, para una tarea de Inteligencia, la ideología vicia la percepción de la realidad. En este sentido, el autor comienza haciendo una excelente superación de los “chichés” de la Guerra Fría y en ese sentido, no pretende hacer un trabajo “tuerto” – al demonizar solo a la “izquierda”  o “derecha” solo por el hecho de serlo. Tampoco es un trabajo “miope” que no ves más allá de lo que el enemigo muestra. Por el contrario, es capaz de llegar al “Cerebro Central” que maneja la “izquierda” y la “derecha”.

Es capaz de distinguir “terrorista” de “subversivo” – cosa que muchos de nuestros jefes aún no comprenden – describe muy bien las constantes en el mensaje único de la “prensa seria” en su mensaje  “de-constructor” del Estado Nación, la subversión de la TV al sustituir ciudadanos informados por el “Homo Videns de la sociedad teledirigida” (Giovanni Sartori). A partir de ahí se comprende que la subversión no es poner caños sino el manejo de Medios de Comunicación Masivos y, con el soporte de millones de dólares, el bombardeo sistemático a las mentes. El arma principal, en la Estrategia de Engaño Sistemático, es la Desinformación.

Esta es un Nuevo tipo de Guerra, no militar sino político-sicológica, una Guerra Cultural en una escala pocas veces conocida.

Es también alentador que se interne en los vericuetos de la Sinarquía – Bilderberg, Trilateral, CFR – y que tome, entre otras fuentes, las muy detalladas investigaciones. Asimismo le queda bien en claro al autor que el objetivo sinárquico es la destrucción liberal del Estado-Nación y por ende, de las FFAA cuya razón de ser es la defensa del mismo. Es bueno que haya rescatado la pregunta de Zbignieb Brzezinski al Tgrl Balza: “¿Y Uds. Para qué quieren un ejército?

Es una lástima que el autor haya llegado solo hasta el CFR y no haya podido ahondar en los grupos fundadores de este – Round Table, Pilgrim’s Society – puesto que le hubiera dado una mayor perspectiva de la estrategia inglesa. Estados Unidos es el brazo tonto, el cerebro es inglés.

Verbitsky de última no es sino punta de lanza de algo mucho mayor, y no podría existir sin el apoyo logístico y de inteligencia de toda una sinarquía. No es el “estratega” sino el operador local que sabe aprovechar los puntos débiles de quienes ataca. Actúa aprovechando errores ajenos. 

Un punto débil del libro es la falta de planteo social. Sin tomar la cuestión social, desde un punto de vista muy conservador, sin tener un apoyo de grandes sectores de la sociedad, un movimiento nacional va al fracaso. No se puede defender un Estado-Nación sin Pueblo. No se puede luchar para restaurar un Estado-Nación al servicio de minorías. El Estado-Nación, o tiene sectores populares que lo defiendan o pasa a la Historia.

Hay muchos, no negamos honestidad, que no comprendieron esto a partir de 1955. Su actuación fue para volver a la Argentina que murió en 1916. Es por eso que a partir de ‘uturuncos’ y otras experiencias de los ’60, el autor escribe como desconcertado y como si esa hubiera sido una ‘democracia ideal’ injustamente atacada. En ningún momento habla por ejemplo de las ‘proscripciones y persecuciones’ que dieron lugar a lo que Harry Ferns llamó “guerra civil devastadora”.

Un pueblo no se quedo de brazos cruzados. Se produce lo que Clausewitz llama “ascensión a los extremos”. Tarde o temprano responde en una forma u otra. Y eso fue lo que pasó. En nuestra cultura, con una carencia grave de Inteligencia Estratégica a Largo Plazo, somos ‘vivos’ pero no inteligentes. Hay quienes ‘desde la derecha’ forman una ‘orga caza-bobos’ para luego ‘cortarles la cabeza’ Es una viveza a corto plazo. A largo plazo es como preparar un asado incendiando la casa. Pero la situación es muy grave para perder el tiempo con el pase de facturas. Ahora miremos adelante porque el peligro es común. Damos la bienvenida a este libro, “Verbitsky: De La Habana a Fundación Ford”. Es un buen aporte para el pensamiento nacional.

Con este sentido habíamos publicado un Informe sobre Verbitsky el 1.Ago.2000, que está a disposición de quien lo solicite.

 

* Queda pendiente el Informe sobre la visita del Pdte. Chávez a la Argentina.

Por Cóndor
Vcom (R) Horacio Ricciardelli
Presidente

Bs. As. 01. Septiembre.2003 

“En defensa de la patria… todo es lícito menos dejarla perecer”

Grl José de San Martín

Sitio: http://ar.geocities.com/condornacional01
Correo:
condornacional@yahoo.com.ar 
Sitio recomendado:
http://www.patagoniaargentina.8m.com   del camarada patagónico Augusto Schmidt.