El Faro Nacional

Luz de encuentro nacional en la oscuridad colonial”

 

Órgano Electrónico del Movimiento Cívico Militar Cóndor

Nro. 13. Edición de 1ro de Abril de 2004  condornacional@yahoo.com.ar

Contacto -  Participación Difusión:       contacto@movimientocondor.com.ar

 

“”Una Nación no puede ser ignorante y libre al mismo tiempo” Thomas Jefferson

 

Serie “El Poder detrás del Trono” (XX): Mr. Jacob Frenkel de Merrill Lynch Bank (socio del HSBC).

 

 

Nos informa Argenpress – “En la boca del Lobo”- fecha de publicación:11/02/2004):

 

Mr. Jacob Frenkel de Merrill Lynch

 

Los tres bancos que negociarán la deuda externa de Argentina, que está en default, tienen antecedentes peligrosos para nuestro país. El Gobierno ha designado a tres bancos de dudosos antecedentes para que negocien con los acreedores de la deuda externa. Se trata del Banco Merrill Lynch (Estados Unidos), la Unión de Bancos Suizos (UBS) y Barclays Capital (Gran Bretaña). En el caso de Merrill Lynch, que actúa también como consultora, fue investigado en Estados Unidos a raíz de la quiebra fraudulenta de Enron Inc, una de las estafas más grandes cometidas en el país del Norte, que dejó a muchos ahorristas en la miseria. Merrill Lynch participó en la época menemista en la colocación de bonos, coincidiendo con la etapa en que se emitió el grueso de la deuda externa. En el mismo sentido pasa con la UBS y el Barclays Capital. Para la Argentina es como dormir con el enemigo. Tanto es así que en un proyecto de los diputados Mario Cafiero y Claudio Lozano se dirigen al Poder Ejecutivo proponiendo que las negociaciones las lleve el Banco Central de la Argentina y no esos bancos extranjeros. ¿Porqué el Fondo Monetario Internacional (FMI) presiona por un sindicato de bancos? Porque se cobran suculentos honorarios a nuestro país por esa gestión. Está claro que estos tres bancos se opondrán a la quita del 75% a bonistas y 'fondos buitres'. Porque como dice un dicho popular: 'entre bueyes no hay cornadas'. (redaccion@argenpress.info -   info@argenpress.info)

Entrevista al Diputado del ARI Mario Cafiero: “ “Es posible mantener la quita del 75 %, siempre que no pidamos ayuda a los mismos que nos hundieron” (2/13/2004 - Martín Mallo, Redacción Buenafuente)

-¿Por qué ha pedido la interpelación del ministro Lavagna?

- Porque me llama la atención los nombres que forman parte del sindicato de bancos que van a renegociar la deuda con los acreedores.

  Los bancos nominados por Lavagna son los que participaron en todo este endeudamiento del país que el propio presidente Kirchner ha calificado como algo hecho por "atorrantes" de adentro y de afuera. Es evidente que si volvemos a llamar a los mismos atorrantes es que no hemos aprendido la lección. Por eso cuestiono al Merril Lynch por ejemplo, porque es un banco que colocó casi el 10% de los bonos de la deuda Argentina, bonos que hoy están en default; y que se colocaron con una cláusula vergonzante que es la renuncia a la inmunidad soberano y la prórroga a la jurisdicción de jueces extranjeros, y es un banco que asesoraba a Cavallo en el 2001.

-¿Son los mismos bancos que intervinieron en el megacanje?

- No, pero sí en el segundo tramo de canje de deuda que se produjo después del megacanje. El señor Jacob Frenkel, el presidente de esta entidad, era un asesor directo del por entonces ministro de economía Cavallo durante todo el 2001. Entonces, ¿qué podemos esperar de los mismos bancos que nos llevaron a este desastre y fueron co-responsables de la crisis del 2001?

-¿Por qué cree que el ministro ha incluido a estos bancos dentro de las entidades que renegociarán la deuda?

- Es sugestivo y llamativo que Lavagna anuncie el sindicato luego de la reunión con el presidente del Fondo Monetario. Es como que él viene a cumplir lo que le dicen de afuera. Nosotros quisiéramos un ministro de economía que cumpliera lo que dicen los de adentro. Creo que la mayoría del pueblo argentino quiere que los banqueros que fueron co-responsables de este desastre estén en el banquillo de los acusados y no, detrás de una ventanilla, cobrando una comisión de más de 200 millones de dólares.

Mr. Jacob Frenkel, economista nacido en Israel hace 60 años y cuya ciudadanía detenta, antes de ser CEO de Merrill Lynch fue presidente del Bank of Israel, (el Banco Central que imprime billetes con la cara del Barón Edmond de Rothschild). Actualmente es miembro de la Trilateral Commission (presidida por Mr. David Rockefeller y cuyos dos únicos argentinos son José Martinez de Hoz y Domingo Cavallo), y el Group of Thirty, selecto grupo de economistas que fueron ministros de finanzas y / o presidentes de Bancos Centrales privados, cuyo presidente es Lord Richardson (TC y Bank of England) y su CEO es Paul Volcker (TC y US Federal Reserve). En el G-30 de nuevo las dos únicos argentinos son José Martinez de Hoz y Domingo Cavallo.

 

    

I. Situación Estratégica Internacional: La Guerra Oculta entre el dólar y el Euro. Por Willheim Engdahl En Mayo 2002, habíamos publicado del mismo autor, “Las Guerras monetarias de George Soros.

 

¿Un Nuevo Siglo Americano? Irak y la guerra oculta entre el dólar y el euro.  

William Engdahl

 

A pesar del aparentemente rápido éxito militar de EEUU en Irak, todavía el dólar norteamericano tiene que mostrar beneficios como paraíso monetario. Este es un desarrollo inesperado, ya que muchos cambistas habían esperado que el dólar se fortaleciera con las noticias de la victoria de EEUU. El capital está huyendo del dólar, principalmente hacia el euro. Muchos han comenzado a preguntarse si la situación económica de los EEUU es mucho peor de lo que sugiere el mercado de valores. El futuro del dólar está lejos de ser una  cuestión menor de intereses sólo bancarios o cambistas. Se levanta en el corazón de la Pax Americana, o de lo que se ha llamado, el Siglo Americano, el sistema de acuerdos en que descansa el rol de los EEUU en el mundo.

Sin embargo, aún cuando el dólar esta cayendo frente al euro tras el fin de la lucha en Irak, pareciera que Washington esta empeorando deliberadamente la caída del dólar, según los comentarios del público. Lo que está ocurriendo es un juego de poder del más alto significado geopolítico, el más cargado de consecuencias quizás, desde la emergencia de EEUU en 1945 como el poder económico dominante.

La coalición de intereses que aceptaron la guerra contra Irak como una necesidad estratégica para los Estados Unidos, incluía no sólo a los halcones neoconservadores altamente visibles, del entorno del Secretario para la Defensa Rumsfeld y su adlater, Paul Wolfowitz. Incluía también a intereses permanentes poderosos, de los que depende la influencia económica global de EEUU, tales como el influyente sector de la energía en torno a Halliburton, Exxon Mobil, Chevron Texaco y otras grandes multinacionales. Incluyó también a los inmensos intereses de la industria de defensa, nucleados en torno a Boeing, Logkheed-Maron, Raytheon, Northrop-Grumman y otros. El problema para estos gigantescos conglomerados de la energía y de la defensa no es el de unos pocos gordos contratos con el Pentágono para reconstruir las plantas petroleras de Irak y repletar los bolsillos de Dick Cheney o de otros. Se trata de un juego por la misma continuidad del poder americano a lo largo de las próximas décadas del nuevo siglo. Esto no quiere decir que no se obtuvieran ganancias en el proceso, pero este es sólo un subproducto del tema estratégico global.

En este juego de poder, lo que menos se entiende es la importancia de preservar al dólar como la moneda de reserva, como un factor dirigente que contribuyó en los meses pasados en los cálculos de poder de Washington sobre Irak . La dominación de EEUU sobre el mundo reposa en última instancia sobre dos pilares: su aplastante superioridad militar y, especialmente en los mares; y su control de los flujos de la economía mundial a través del papel del dólar como divisa mundial de reserva. Cada día queda más claro que la Guerra de Irak fue más que nada en torno a la preservación del Segundo pilar: el papel del dólar. En el rol del dólar, el petróleo es un factor estratégico.

 

El Siglo Americano: las tres fases

 

Si miramos hacia atrás, a todo ese período desde el final de la Segunda Guerra Mundial, podemos identificar varias fases muy distintas de evolución acerca del papel de EEUU en el mundo. La primera fase, que comenzó en el período inmediato de la posguerra , 1945-1948, en la partida de la Guerra Fría, podría llamarse el Sistema de Padrón de Oro de Bretón Woods.

Bajo el sistema de Bretón Woods, inmediatamente después de la Segunda Guerra, el orden se mantuvo relativamente tranquilo. EEUU había salido de la guerra claramente como el único superpoder, con la más poderosa base industrial y con mayores reservas de oro que cualquier otra nación. La tarea inicial fue reconstruir a Europa Occidental y crear una Alianza Atlántica (NATO) en contra de la Unión Soviética. El rol del dólar se ató directamente al del oro. Mientras EEUU disfrutó de las más grandes reservas de oro, la economía de EEUU fue de lejos la más productiva y eficiente, la estructura cambiaria completa de Bretón Woods, desde el Franco francés a la Libra Esterlina británica y el Marco alemán, se mantenía estable. Los créditos en dólares se extendieron junto con la asistencia del Plan Marshall y financiaron la reconstrucción de la Europa asolada. Las compañías americanas, entre ellas las multinacionales petroleras, ganaron fortunas al dominar el comercio en los comienzos de los 1950.

Incluso Washington apoyó la creación del Tratado de Roma en 1958, a fin de fortalecer la estabilidad europea y crear así un más amplio mercado para la exportación americana. En su gran parte, esta fase inicial que el editor de Time Henry Luce llamó "El Siglo Americano", en términos de ganancias económicas, fue relativamente "benigna" tanto para EEUU como para Europa. EEUU todavía tenía la suficiente flexibilidad económica para moverse.

Ésta fue la era de la política exterior liberal de los EEUU. Los EEUU era el poder hegemónico en la comunidad Occidental de naciones. Como poseía aplastantes recursos económicos y en oro, comparados con los de Europa Occidental o Japón o Corea del Sur, y EEUU podía darse el lujo de mantener su comercio abierto a las exportaciones europeas y japonesas. Este inter-cambio con Europa y Japón apoyaba el rol de EEUU durante la Guerra Fría. El liderazgo americano se basó en los 1950 y principios de los 1960 menos en la coerción directa y más en la elaboración de consensos, sea en las rondas del GATT o en otras cuestiones.

Organizaciones de elites, tales como las reuniones de Bilderberg, se organizaron para compartir consensos en evolución entre EEUU y Europa. Esta primera fase más o menos benigna del Siglo Americano, llegó a su fin a principios de los 1970.

El Estándar de Oro de Bretón Wood comenzó a venirse abajo, a medida que Europa se puso en pie económicamente y comenzó a ser un fuerte exportador a mediados de los 1960. Esta fuerza económica creciente en Europa Occidental coincidía con el aumento de los déficits públicos en EEUU, mientras Jonson escalaba la trágica guerra en Vietnam. A lo largo de los 1960, de Gaulle en Francia comenzó a tomar sus ganancias de exportación en dólares y a reclamar oro de la Reserva Federal de los EEUU , lo que en aquellos tiempos era legal bajo las reglas de Bretón Woods. Hacia noviembre de 1967, el drenaje de oro de las bóvedas de EEUU y del Banco de Inglaterra llegó a ser crítica. El eslabón débil en los acuerdos del Estándar de Oro de Bretton Woods era Gran Bretaña, "el hombre enfermo de Europa". El lazo se cortó cuando en 1967 se devalúa la libra esterlina. Esto solamente aceleró la presión sobre el dólar, mientras Francia y otros bancos centrales aumentaban sus reclamos por oro norte-americano a cambio de sus reservas en dólares.

Ellos calculaban con el ascenso de los déficits de la Guerra de Vietnam, y que sólo será cuestión de meses que el propio EEUU devaluara contra el oro, para vender su oro a más alto precio.

Hacia mayo de 1971, la salida de oro de la Reserva Federal se volvía alarmante, y hasta en Banco de Inglaterra se unió a los franceses en la demanda de oro por sus dólares. Este fue el punto donde en vez de arriesgar el colapso de las reservas de oro en los EEUU, la Administración Nixon optó por abandonar el oro completamente, lanzándose hacia un sistema de divisas flotantes en agosto de 1971. La quiebra con el oro, abrió la puerta a una fase enteramente nueva del Siglo americano. En esta nueva fase, el control sobre la política monetaria fue, en efecto, privatizado, con grandes bancos inter-nacionales tales como Citibank, Chase Manhattan o Barclays asumiendo el rol que habían tenido los bancos centrales en el sistema de oro, pero completamente sin oro. Serían "las fuerzas del Mercado" las que ahora determinarían el precio del dólar. Y lo hicieron con una venganza.

La libertad de flotación del dólar, combinada en 1973 con el ascenso de los petróleos de OPEC en un 400%, después de la Guerra de Yom Kippur, creó la base para una segunda fase del Siglo Americano, la fase del Petrodólar.

 

Reciclando petrodólares

 

A comienzos de la primera mitad de los 1970, el sistema de dominación económica global del Siglo Americano, experimentó un cambio dramático. Una sacudida petrolera anglo-americana repentinamente creó una enorme demanda de dólares flotantes. Países importadores de petróleo como Alemania, Argentina o Japón, todos se enfrentaron con el problema de cómo exportar en dólares para pagar sus costosas importaciones de petróleo. Los países petroleros de la OPEC fueron inundados con nuevos dólares petroleros.

Una partida mayor de estos dólares llegaron a bancos de Londres y de Nueva York donde se instituye un nuevo proceso. Henry Kissinger lo llamo "reciclaje de petrodólares". La estrategia de reciclaje fue discutida ya en mayo de 1971 en la reunión de Bilderberg en Saltjoebaden, Suecia. Fue presentada por los miembros americanos de Bilderberg, como se detalla en el libro Mit der Olwaffe zur Weltmacht (1)

La OPEC repentinamente se estremecía de dólares que no podía usar, y los bancos del Reino Unido tomaron los dólares de la OPEC y los reconvirtieron como bonos o préstamos en Eurodólares para el Tercer Mundo, desesperado por encontrar dólares para sus importaciones de petróleo. El crecimiento de estas deudas de petrodólares hacia finales de los 1970 echó las bases para la crisis de la deuda del Tercer Mundo en los 1980. Cientos de miles de millones de dólares

fueron reciclados entre la OPEC, los bancos de Londres y Nueva York y de regreso a los países deudores del Tercer mundo.

Hacia agosto de 1982, la cadena finalmente se rompió y México anunció que probablemente iría al default en el pago de los préstamos en eurodólares. Comenzaba la crisis de la deuda del Tercer Mundo, cuando Paul Volcker y la Reserva Federal de EEUU unilateralmente alzaron las tasas de interés a fines de 1979, para tratar de salvar al dólar de su caída.

Después de tres años de intereses en niveles record de altura, el dólar fue "salvado", pero el sector en desarrollo fue completamente afectado económicamente con los intereses usurarios de EEUU a sus deudas en petro-dólares. Para hacer obligatorio el pago de las deudas a los bancos de Londres y nueva York, los bancos echaron a andar al FMI para que actuara como "policía de la deuda".

Los gastos públicos en salud, educación, seguridad social fueron abatidos por orden del FMI para asegurar que los bancos recibieran el pago puntual de sus servicios de deuda sobre sus petrodólares. La fase de hegemonía del petrodólar fue un intento del establecimiento norteamericano para demorar su declinación geopolítica como centro hegemónico del sistema de la posguerra. "El Consenso de Washington" del FMI se desarrolló para reforzar la recolección draconiana de la deuda de los países del Tercer Mundo, forzarlos a repagar deudas en dólares, prevenir cualquier independencia económica de las naciones del Sur, y mantener a flote al dólar y a los bancos de EEUU. La Comisión Trilateral fue creada por David Rockefeller y otros en 1973 a fin de considerar la reciente emergencia de Japón como un gigante industrial y tratar de pastorear a Japón hacia el sistema. Japón, como una nación industrial mayor,  era un importador importante de petróleo. El excedente japonés que provenía de la exportación de automóviles y otras mercaderías fue usado para comprar petróleo en dólares. En excedente restante fue invertido en bonos del Tesoro de EEUU para ganar intereses. El G-7 se fundó para mantener a Japón y a Europa Occidental dentro del sistema del dólar de EEUU. E tiempo en tiempo hacia los 1980, se alzaron diversas voces en Japón parta reclamar tres divisas; el dólar, el marco alemán y el Yen que compartieran el papel de reservas mundiales. Eso no ocurrió nunca. El dólar permaneció dominante.

Desde un punto de vista estrecho, la fase hegemónica del petrodólar parecía funcionar. Pero por debajo, se basaba en una acentuación de la declinación económica en todo el mundo, en lo que se refiere a los niveles de vida, a medida que el FMI destruía con sus políticas el crecimiento nacional, e impulsaba mercados abiertos para globalizar a las multinacionales que buscaban abaratar su producción, en los 1980 y especialmente en los 1990.

Así, aún en la fase del petrodólar, la política económica internacional Americana, y su política militar, eran dominadas por las voces del consenso liberal tradicional. El poder norteamericano dependía de la negociación periódica de nuevos acuerdos comerciales o de otra índole, con sus aliados en Europa, Japón y el Este de Asia.

 

¿Un Petro-euro rival?

 

En final de la Guerra Fría y la emergencia de una nueva Europa Unida, y la emergencia de la Unión Monetaria Europea a comienzos de los 1990s, comenzó a representar un desafío enteramente nuevo al Siglo Americano. Tomó algunos años, más de una década después de la Guerra del Golfo, para que este nuevo desafío emergiera a la luz pública. La presente guerra de Irak sólo es inteligible como una batalla mayor en  la nueva, tercera fase, por asegurar la dominación Americana. Ya se ha bautizado a esta fase, la del "imperialismo democrático", un término favorito entre Max Boot y otros neo-conservadores. Como lo sugieren los sucesos de Irak, esta fase tiene muy poco de democrática y si mucho de imperialista.

A diferencia de los primeros períodos después de 1945, en la nueva era, la libertad de EEUU para dar concesiones a los otros miembros del G-7, se esfumó. Ahora el poder desnudo es el único vehículo para mantener el dominio americano a largo plazo. La mejor expresión de este argumento proviene de halcones neo-conservadores del entorno de Paul Wolfowitz, Richard Perle, William Kristol y otros.

El punto a destacar, sin embargo, es que los neo-conservadores gozan de tal influencia desde el 11 de septiembre, dado que una mayoría del establecimiento de poder en EEUU encuentra útiles sus puntos de vista para sustentar el nuevo rol agresivo de EEUU en el mundo.

En vez de trabajar en áreas de acuerdo con sus socios europeos, crecientemente Washington ve a "Euroland" como una gran amenaza estratégica a la hegemonía norteamericana, especialmente a "la Vieja Europa" de Alemania y Francia. Justo como lo hacía Gran Bretaña en su decadencia, cuando después de 1970 recurría a guerras imperialistas desesperadas en África del Sur y otros lugares, así también EEUU está usando su potencia militar para tratar de alcanzar lo que ya no puede por medios económicos. Aquí el dólar es el talón de Aquiles.

Con la creación del euro a lo largo de los últimos cinco años, un elemento enteramente nuevo se ha agregado al sistema global, uno que define lo que podríamos llamar la tercera fase del Siglo Americano.

Esta fase, en la que la última guerra de Irak juega un rol principal, amenaza con acarrear una nueva y maligna fase imperial que reemplace las fases previas de la hegemonía americana. Los neo-conservadores mantienen abierta una agenda imperial, aun cuando voces más tradicionalistas en la política de EEUU traten de negarlo. La realidad económica que enfrenta el dólar en la partida del Nuevo siglo, define la nueva fase de manera ominosa.

Hay una diferencia cualitativa que se alza entre las dos fases iniciales del Siglo americano -  la de 1945-1973, y la de 1973-1999 - y la nueva fase emergente de dominación continua tras los ataques de 11.9 y la Guerra de Irak. El poder americano post-1945, fue predominantemente el de un hegemon. En tanto un hegemon es el poder dominante, en una distribución desigual del poder, su poder no se genera solo por la coerción, sino también a través del consentimiento de los poderes aliados. Esto porque el hegemon se ve obligado a realizar ciertos servicios a sus aliados, tales como seguridad militar y regulación de los mercados mundiales para beneficio del grupo más amplio, incluido el propio hegemon. Un poder imperial no tiene tales obligaciones para con aliados, ni la libertad para tal cosa, sólo los rudos dictados sobre cómo mantener su poder declinante - lo que algunos llaman "sobre-extensión imperial". Este es el mundo que Rumsfeld. Cheney y sus halcones sugieren que América ha de dominar, mediante una política de guerra preventiva.

En el corazón de esta nueva fase está la Guerra oculta por la hegemonía global entre el dólar y la moneda euro.

Para entender la importancia de esta batalla silenciosa por la hegemonía de las divisas, debemos comprender que desde la emergencia de EEUU como superpoder global dominante, desde 1945; la hegemonía de EEUU ha descansado sobre dos pilares intocables. El primero, la superioridad militar aplastante sobre todos sus rivales. En estos días EEUU gasta en defensa más de tres veces que el total de la Unión Europea, unos $396 mil millones versus $118 mil millones, el último año, y más que las siguientes 15 naciones más grandes combinadas.

Washington planea agregar a la defensa $ 2.1 trillones en los siguientes cinco años . Ninguna nación o grupo de naciones puede aproximársele en tales gastos militares. China está al menos a treinta años de llegar a ser una amenaza militar seria. Nadie es seriamente desafía el poder militar de EEUU.

El Segundo pilar del dominio de EEUU en el mundo es el papel dominante del dólar como reserva monetaria. Hasta el advenimiento del Euro a fines de 1999, no existía un contendor potencial a la hegemonía del dólar en el comercio mundial. El Petrodólar había estado en el corazón de la y hegemonía del dólar desde los 1970. La hegemonía del dólar es estratégica para el futuro del predominio global americano, en muchos sentidos es más importante que el aplastante poder militar.

 

El dólar, moneda instantánea

 

El giro crucial ocurrió cuando Nixon sacó al dólar de la paridad con el oro, para ponerlo a flotar frente a otras monedas. Esto removió las restricciones para imprimir nuevos dólares. El límite era ahora cuántos dólares el resto del mundo podía tomar.

Con su firme acuerdo con Arabia Saudita, como el más grande productor de petróleo de la OPEC, Washington se garantizó que la más importante mercancía mundial, el petróleo, esencial para la economía de todas las naciones, la base de todo el transporte y de la economía industrial pudiera comprarse en los mercados mundiales solamente en dólares. El acuerdo había sido hecho en junio de 1974 por el Secretario de Estado Henry Kissinger, y establecía la Comisión Conjunta entre EEUU-Arabia Saudita para la Cooperación económica. El Tesoro de EEUU y la Reserva Federal

"permitirían" al banco central Saudi, SAMA, comprar bonos del tesoro de EEUU con petrodólares

Saudis. En 1975, la OPEC aceptó oficialmente vender su petróleo sólo en dólares. Un acuerdo militar secreto de EEUU para armar a Arabia Saudita fue la contrapartida.

Hasta noviembre del 2000, ningún país de la OPEC se atrevió a violar la regla de los precios en dólares.

Todo el tiempo mientras el dólar continuara siendo la divisa más fuerte, no había razones para ello. Pero fue en noviembre cuando los franceses y otros miembros de la "Euroland" convencieron finalmente a Saddam Hussein para que desafiara a los EEUU transando "el petróleo por comida" de Irak no en dólares, la divisa "enemiga" como la llamaba Irak, sino solamente en euros. Los euros estaban en depósito en una cuenta especial de las Naciones Unidas en el principal banco francés BNP Paribas. La Radio Libertad del Departamento de Estado de EEUU trasmitió un corto flash en las noticias y la historia fue rápidamente olvidada.[2]

El movimiento de Irak, tan poco conocido, para desafiar al dólar a favor del euro, en sí era

insignificante, pero si se difundía, especialmente en un punto en que el dólar se estaba debilitando, podía crear un pánico de venta d e dólares en los bancos centrales internacionales y entre los productores de la OPEC. En los meses anteriores a la última guerra de Irak, impulsos en esta misma dirección se escucharon en Rusia, Irán, Indonesia y aún en Venezuela. Un funcionario iraní de la OPEC, Javad Yarjani, entregó un análisis detallado sobre cómo en algún punto del futuro la OPEC podría vender su petróleo a la UE por euros y no por dólares. Él habló en Oviedo, España, en abril de 2002, a invitación de la UE. Todas las indicaciones coinciden en que la Guerra de Irak fue

escogida como el medio más fácil de darle una advertencia preventiva para que dejaran de coquetear con el abandono del sistema de los petrodólares a favor de uno basado en el euro.

Círculos bancarios bien informados de la City de Londres y de otros lugares de Europa, confirmaron privadamente, el significado de aquel movimiento iraquí tan poco conocido, de ir del petrodólar al  petroeuro. "El movimiento de Irak fue una declaración de guerra contra el dólar" me dijo recientemente un banquero londinense. "Tan pronto como quedó claro que EEUU y Gran Bretaña habían tomado Irak, se escuchó un gran suspiro de alivio en los bancos de la City. Ellos dijeron privadamente "ya no tenemos que preocuparnos de la amenaza del maldito euro""

¿Por qué algo tan pequeño podía significar una amenaza estratégica tan grande para Londres y Nueva York y para EEUU, que un presidente americano arriesgara aparentemente 50 años de alianzas globalmente, y  lanzarse a un ataque militar cuya justificación ni siquiera pudo probar ante el mundo? La respuesta es el rol único del petrodólar en la conservación de la hegemonía americana. ¿Cómo funciona esto? Mientras que el 70% del comercio del mundo se realice en dólares, el dólar será la divisa que los bancos acumularán como reserva. Pero los bancos centrales, sean de China, Japón o de Brasil o Rusia, no solamente acumulan dólares en sus bóvedas.

Las divisas tienen una ventaja sobre el oro. Un banco central puede usarlas para comprar los bonos de estado de quien las gira, los EEUU. La mayoría de los países alrededor del mundo se ven obligados a  controlar los déficit comerciales o enfrentar el colapso monetario, no los EEUU. Esto es por el rol de las reservas de divisas en dólares y el basamento del rol de la reserva, es el petrodólar. Toda nación necesita obtener dólares para importar petróleo, unas más que otras. Esto significa que su comercio debe tener como objeto países dolarizados, sobre todos, a EEUU.

Dado que el petróleo es la mercancía esencial para toda nación, el sistema del petrodolar que existe hasta el presente, demanda la construcción de grandes excedentes comerciales a fin de acumular excedentes en dólares. Éste es el caso de todos los países menos uno; los Estados Unidos que controla el dólar y lo imprime a voluntad, instantáneamente. Dado que hoy la mayor parte de todo el comercio internacional se realiza en dólares, los países deben irse afuera a  obtener los medios de pago que ellos mismos no pueden producir. La estructura completa del comercio global, funciona en torno a esta dinámica, desde Rusia a China. De Brasila a Corea del Sur y Japón. Todos quieren maximizar sus excedentes en dólares provenientes de su comercio de exportación.

Para mantener andando este proceso, los Estados Unidos han aceptado ser "el importador de última instancia" porque su hegemonía monetaria completa depende de este reciclaje del dólar.

Los bancos centrales de Japón, China, Corea del Sur, Rusia y el resto, todos compran bonos del Tesoro de EEUU con sus dólares. Esto, a su turno, permite a los Estados Unidos tener un dólar estable, tasas de interés más bajas, y manejar una balanza de pagos deficitaria en $500 mil millones de dólares en relación al resto del mundo. La Reserva Federal controla las prensas que imprimen dólares, y el mundo necesita sus dólares. Es tan simple como eso.

 

La amenaza de la deuda externa de EEUU

 

Pero quizás no todo es tan simple. Este es un sistema enormemente inestable, ya que el déficit comercial de EEUU y la deuda neta de obligaciones en cuentas extranjeras está actualmente por encima del 22% de PIB del 2000, y subiendo rápidamente. La deuda neta de EEUU - publica y privada - está comenzando a explotar de un modo ominoso.

En los últimos tres años, desde el colapso de la bolsa de EEUU y la re-emergencia de los déficits presupuestarios en Washington, la posición de la deuda neta, de acuerdo al reciente estudio del Pestel Institute de Hanover, ya casi se ha doblado. En 1999, en el pico de la furia del punto com la deuda neta de EEUU al extranjero era de algo así como $ 1.4 trillones de dólares. A finales de ese año, excedía ya los 3.7 trillones!! Antes de 1090. EEUU había sido un acreedor neto, ganando más de sus inversiones en el extranjero de lo que pagaba en intereses hacia el extranjero, por bonos u otras inversiones. Desde los finales de la Guerra Fría, EEUU ha llegado a ser una clara nación deudora, del orden de los $3.7 trillones ¡! Esto no es lo que Hilmar Koper podría llamar "cacahuates".

No se necesita ser muy perceptivo para avizorar la amenaza estratégica de esos déficits al rol de los EEUU. Con un déficit de cuenta corriente anual de $ 500 billones, algo así como el 5% del PIB, los EEUU deben importar o atraer al menos $1.4 billones cada día, a fin de evitar el colapso del dólar y mantener las tasas de interés lo suficientemente bajas para apoyar a la endeudada economía corporativa. Esta deuda neta se está volviendo peor a un ritmo dramático. Si Francia, Alemania, Rusia y un número de países petroleros de la OPEC giraran a compras de pequeñas porciones de sus reserves de dólares en euros o para comprar bonos en Alemania y Francia, o en cualquier otro lugar, los Estados Unidos enfrentarían una crisis estratégica más allá de cualquiera otra del período de posguerra. Para "prevenir " esta amenaza surgió la razón oculta por la decisión de ir hacia "un cambio de régimen" en Irak. Todo fue tan simple y frío como esto. El futuro de América con su estatus de super-poder único dependía de "prevenir" la amenaza que surgía de Eurasia y Euroland especialmente. Irak fue y sigue siendo una pieza en el ajedrez de un juego estratégico, con muy altas apuestas.

 

El euro amenaza la hegemonía

 

Cuando se lanzó el euro a finales de la última década, figuras principales de los gobiernos de la UE y banqueros del Deutsche Bank como Norbert Walter, y el Presidente Chirac, fueron hacia principales tenedores de reservas en dólares - China, Japón, Rusia - y trataron de convencerlos para salir del dólar al menos en parte de sus reservas, e ir hacia los euros. Sin embargo, esto chocaba con la necesidad de devaluar un euro demasiado alto, de modo que las exportaciones alemanas pudieran estabilizar al crecimiento europeo.

Un euro en caída fue el caso hasta el 2002. Entonces, con la debacle de burbuja de los punto com, los escándalos financieros de Enron y Worldcom, y la recesión en EEUU, el dólar comenzó a perder su atractivo para los inversionistas extranjeros. El euro avanzó aceradamente hasta finales del 2002. Entonces, mientras Francia y Alemania preparaban su estrategia diplomática secreta para bloquear la Guerra en el Consejo de Seguridad de las naciones Unidas,  surgieron rumores que los bancos centrales de Rusia y de China sigilosamente habían comenzado a dejar caer dólares y a comprar euros. El resultado fue la caída libre del dólar después de la guerra. El escenario ya estaba armado, sea que Washington ganara la guerra, o esta se transformara en una larga y sangrienta debacle.

Pero en Washington en los principales bancos de Nueva York y entre las altas esferas del establecimiento norteamericano, se sabía muy bien lo que estaba en juego. Lo de Irak no ser trataba en absoluto sobre armas químicas, nucleares o "armas de destrucción masiva", sino la amenaza de que otros siguieran el ejemplo de Irak girando de dólares a euros, creando así "la destrucción masiva" del papel económico hegemónico de EEUU en el mundo. Como lo dijera un economista, un fin del rol de la reserva en dólares sería una "catástrofe" para EEUU. Las tasas de interés de la Reserva Federal deberían empujarse más alto que en 1979 cuando Paul Volcker las alzó sobre el 17% para tratar de detener la caída del dólar en aquel entonces. Pocos se dan cuenta que la crisis del dólar de 1979 fue también el resultado directo de movimientos de Alemania y Francia, bajo Schmidt y Giscard, para defender a Europa juntos con Arabia Saudita y otros que comenzaban a vender bonos del Tesoro de EEUU para protesta contra la política de la Administración Carter.

También vale la pena recordar que después del rescate del dólar por Volcker, la Administración Reagan, respaldada por muchos de los actuales halcones neo-conservadores, comenzó con sus grandes gastos militares para desafiar a la Unión Soviética.

 

Eurasia versus el Poder insular Americano

 

Esta lucha sobre los petrodólares versus petroeuros, que partió en Irak, de ninguna manera ha terminado, a pesar de la aparente Victoria de EEUU en Irak. El euro fue creado por estrategas geopolíticos franceses para establecer un mundo multipolar después del colapso de la Unión Soviética. El objetivo era balancear la aplastante dominación de EEUU en negocios mundiales. Significativamente, los estrategas franceses se basaban en un estratega geopolítico ingles para desarrollar su alternativa de poder rival a los EEUU, Sir Halford Mackinder.

En febrero pasado, un órgano conectado con la inteligencia francesa, Intelligence Online, publicó un artículo, "The Strategy Behind Paris-Berlin.Moscow Tie". Refiriéndose al bloque en el Consejo de Seguridad de Francia-Alemania-Rusia para prevenir los movimientos bélicos de EEUU en Irak, el reporte de Paris anota los esfuerzos recientes de los poderes Europeos y otros para crear un contrapoder al de los EEUU. Refiriéndose a los nuevos lazos de Francia con Alemania y más recientemente con Putin, ellos notan "una nueva lógica, y aún una dinámica que parece haber emergido. Una alianza entre Paris, Moscú y Berlín que va del Atlántico a Asia puede esbozar un límite al poder de EEUU. Por primera vez desde comienzos del siglo XX, la noción de una masa continental mundial – la pesadilla de los estrategas británicos - ha regresado a las relaciones internacionales". [3]

Mackinder, padre de la geopolítica británica, escribió en un artículo digno de citar, "El Pivote Geopolítico de la Historia" que el control de la masa continental Eurasiática, desde Normandía en Francia a Vladivostock, era la única posible amenaza que se pudiera oponer a la supremacía naval británica. La diplomacia británica hasta 1914 se basó en la prevención de esa amenaza eurasiática y en ese tiempo se daba a través de la expansión hacia el Este de la política del Káiser alemán, con el ferrocarril a Bagdad y las construcciones navieras de Von Tirpitz. La Primera Guerra Mundial fue el resultado.

Refiriéndose a los actuales esfuerzos de los Americanos y Británicos por prevenir una combinación rival Eurasiática, el informe de la inteligencia de Paris, señalaba: "que la aproximación estratégica (esto es, de crear una unidad de la masa continental Eurasiática) está en el origen de los choques entre los poderes continentales y los poderes marítimos (Reino Unido, EEUU y Japón)... Es la supremacía de Washington sobre los mares lo que aún ahora dicta el inquebrantable apoyo de Londres a los EEUU, y la alianza entre Tony Blair y Bush"

Otro periódico francés bien conectado, Reseau Voltaire,net, escribió en la víspera de la Guerra de Irak que el dólar era "el talón de Aquiles de EEUU" .[4]. Lo que es una declaración algo imprecisa, para decirlo suavemente.

 

Lo de Irak fue planificado mucho antes

 

Esta amenaza emergente de una política Europea con Irak y otros países. liderada por Francia, llevó a algunos círculos dirigentes del establecimiento político de EEUU a comenzar a pensar en amenazas preventivas al sistema del petrodólar mucho antes de que Bus llegara a la Presidencia. Mientras Perle, Wolfowitz y otros neo-conservadores principales jugaban un papel principal en el desarrollo de una estrategia para preservar al sistema vacilante, un nuevo consenso tomaba forma e incluía a elementos mayores del establecimiento tradicional de la Guerra Fría, con figuras como Rumsfeld y Cheney.

En septiembre del 2000, durante la campaña, un pequeño grupo de especialistas de Washington, el Proyecto para un Nuevo Siglo Americano entregó un importante estudio político, "Reconstruyendo las Defensas de América: Estrategias, Fuerzas y Recursos para un Nuevo Siglo".

El informe es útil en muchas áreas para entender la actual política de la Administración. Sobre Irak, declara: "Los Estados Unidos ha buscado por décadas jugar un papel más permanente en la seguridad regional del Golfo. Si bien el conflicto no resuelto con Irak provee la justificación inmediata, la necesidad por una presencia sustancial de la fuerza americana en el Golf, trasciende la cuestión del régimen de Saddam Hussein."

Este artículo PNAC es la base esencial para el Libro Blanco Presidencial de septiembre del 2002, 'The National Security Strategy of the United States of America". El PNAC apoya un "programa detallado de acción para mantener la preeminencia global de EEUU evitando el ascenso de grandes poderes rivales y conformando el orden de la seguridad internacional en línea con los principios e intereses americanos. La Gran Estrategia Americana deberá perseguirse en el futuro tan lejos como sea posible". Todavía más, EEUU debe "desalentar a las naciones industriales avanzadas para desafiar nuestro liderazgo o aún, que aspiren a tener un papel regional o global más extenso". La membresía del PNAC en el 2000 se lee como un gallo que anuncia la administración Bush. Incluía Cheney a su mujer Lynne Cheney, al asistente neo-conservador de Cheney, Lewis Libby; Donald Rumsfeld; el sub-secretatrio de Rumsfeld, Paul Wolfowitz. También incluía a la cabeza del Consejo Nacional de Seguridad del Medio Oriente, Elliott Abrams; John Bolton del departamento de Estado; Richard Perle y William Kristol. Igualmente, el antiguo vicepresidente de Lockheed-Martin, Bruce Jackson, y el ex jefe de la CIA, James Woolsey estaban a bordo junto con Norman Podhoretz, otro de los fundadores neo-conservadores.

 

Woolsey y Podhoretz sólo decían que estaban en "la Cuarta Guerra Mundial"

 

Está llegando a ser paulatinamente más claro para muchos que la guerra en Irak fue para prevenir una bancarrota del modelo del Siglo Americano para la dominación global. Está también claro que Irak no es el fin. Lo que todavía no está claro, y debe ser debatido abiertamente en todo el mundo, es cómo reemplazar el fracasado orden del petrodólar con un nuevo y justo sistema de prosperidad económica y de seguridad global.

Ahora, mientras que Irak amenaza con explotar en el caos interno, es importante repensar de nuevo el orden monetario completo de posguerra. La presente alianza entre Francia, Alemania y Rusia para crear un contrapeso a los EEUU, requiere no solamente una versión del petrodólar dirigido por los franceses, una suerte de sistema petroeuro, que continúe la bancarrota del Siglo Americano, sólo que con acento francés y euros reemplazando a los dólares. Eso sólo continuaría destruyéndolos estándares del mundo, agregando derroche humano y creciente desempleo tanto de las naciones industrializadas como aquéllas en desarrollo. Debemos repensar enteramente lo que comenzó brevemente con algunos economistas durante la crisis asiática de 1998, las bases par un nuevo sistema monetario que apoye el desarrollo humano y no lo destruya.

 

Traducción de Federico García M. para Globalización Economía Sociedad y Cultura.

 

I. b. Apartheid de Israel en el mapa de EEUU.

 

 

Se hizo una proyección sobre qué pasaría si un muro como el de Israel se hiciera en EEUU. El resultado es este

 

 

  

I. c. Las guerras climáticas del Pentágono

La Jornada. México D.F. Domingo 29 de febrero de 2004

Alfredo Jalife-Rahme

 

            Tal parece que a los estrategas del Pentágono y la CIA no les es suficiente el pánico que vive el género humano como consecuencia de la "guerra contra el terrorismo global" que emprende el equipo Bush. Tampoco bastan todas la revelaciones macabras sobre la investigación de armas biológicas en los laboratorios de la muerte de Estados Unidos, que ahora fabrican un "super-virus" (el H5N1), genéticamente manipulado y susceptible de superar la pandemia de influenza de 1918, que cobró millones de víctimas (New Scientist, 26 de febrero de 2004).

            Como si lo anterior fuera poco, un "reporte secreto" (sic) del Pentágono (Escenario de cambio climático abrupto y sus implicaciones para la seguridad nacional de EU), extrañamente obtenido por el periódico británico The Observer (22 de febrero de 2004), entre otros medios, advierte que "los cambios climáticos en los próximos 20 años pueden desembocar en una catástrofe global a un costo de millones de vidas" como resultado de "las guerras y los desastres naturales" que provocarían. ¡Sencillamente aterrador!

            Resulta que las principales ciudades europeas serían inundadas por maremotos y oleajes que sepultarían a Gran Bretaña en un clima siberiano en 2020. ¿Por qué no antes o después? El reporte asevera que todo el mundo sería presa de conflictos nucleares, "mega-sequías", hambrunas (¿más?) y violencia generalizada. ¿Apoyó el Pentágono con este reporte eminentemente catastrofista la re-elección de George W. Bush, quien desea suplantar al dios Marte del pasado olímpico? Sin duda, el escenario planteado simboliza el nicho ecológico ideal para el auto-nombrado "presidente de la guerra".

Pero lo más interesante es que "la amenaza a la estabilidad global eclipsa ampliamente al terrorismo", de acuerdo con varios expertos que tuvieron acceso al documento íntegro, el cual predice que "los cambios climáticos abruptos pueden llevar al planeta al borde de la anarquía conforme los países desarrollan su amenaza nuclear para defender y asegurar la carestía de los alimentos y el agua, así como el abastecimiento de energía". ¡Apareció el peine!: "el abastecimiento de energía" (sobre lo que vendremos luego). La conclusión del documento no lo hubiera imaginado San Juan en su Apocalipsis: "desorganización y conflicto serán las características endémicas de la vida; una vez más, la guerra define la vida humana". Pero, por Dios, ¿desde cuando la ha dejado de definir?

En esta fase alarmante de la debacle del dólar, el empantanamiento en Irak, el hundimiento de Baby Bush en las encuestas y, quizá, hasta de una nueva guerra fría entre Estados Unidos y Rusia, ¿a qué intereses aviesos conviene la re-militarización de todos los aspectos de la vida, incluyendo la meteorología?

            Según los reporteros Mark Townsend y Paul Harris, de The Observer, "los hallazgos probarán ser humillantes para la administración Bush, que ha negado repetidamente que el cambio climático siquiera exista"; además, su lectura resultará particularmente "perturbadora" cuando el presidente "ha insistido en la prioridad de la defensa nacional". ¿No serán, acaso, la defensa nacional, la lucha contra el terrorismo global y las nuevas guerras climáticas del Pentágono parte del mismo estratagema integral para elevar los galopantes gastos militares?

En efecto, dos días después de publicarse el reporte filtrado del Pentágono, el director de la CIA, George Tenet, sentenció ante el Comité de Servicios de Inteligencia del Senado que la guerra contra el terrorismo islámico "no tenía fin" y que sus servicios habían descubierto una serie de "conspiraciones espeluznantes" con barcos, aviones y "armas especiales" (The Daily Telegraph, 24 de febrero de 2004). ¿Y qué sucederá si se vuelven a equivocar los "expertos" de la CIA en la recolecta de datos de inteligencia, como fue el caso flagrante de las mentiras sobre las "armas de destrucción masiva" de Irak?

            Robert Higgs, Historiador económico, evoca una simple regla para obtener el verdadero monto del gasto militar del Pentágono, que representa entre 45 y 50 por ciento del similar dispendio mundial (cifras de SIPRI para 2003): "duplicar las cifras del Pentágono que aparecen en el presupuesto federal".

Con este método sencillo, los 401 mil 700 millones de dólares requeridos para 2005 serían en realidad 800 mil millones del total de 2.4 billones del presupuesto federal, es decir, un descomunal 33 por ciento (The Christian Science Monitor, 26 de febrero de 2004). Es evidente que el colosal gasto militar de Estados Unidos supera en forma exagerada cualquier dispendio bélico de sus enemigos potenciales juntos. ¿Para qué serviría, entonces, tanto dinero sin los pretextos y contextos del terrorismo islámico ni guerras climáticas a la vista?

En forma por demás interesante, el reporte catastrofista del Pentágono fue comisionado por el influyente consejero Andrew Marshall, de 82 años, quien ha participado en el moldeo del pensamiento estratégico militar en las pasadas tres décadas.

Marshall fue, inclusive, quien colaboró estrechamente en el diseño de la "revolución en asuntos militares", es decir, la nueva guerra nintendo, con pocos soldados y un apabullante empleo de la más sofisticada tecnología, y que, por cierto, resultó un fracaso en Irak (y ya veremos si también en Afganistán). A nuestro humilde juicio, lo más relevante proviene de sus autores: Peter Schwartz, consultor de la CIA y anterior jefe de planeación de Shell, una de las cuatro hermanas petroleras anglosajonas, y Doug Randall, miembro de Global Business Network (GBN), que jefatura también Schwartz; ambos aducen que los cambios climáticos "deben rebasar el debate científico para formar parte de la preocupación por la seguridad nacional de Estados Unidos". Justamente aquí radica la clave evasiva del grupo consultor GBN: porque si los genuinos científicos - quienes naturalmente colocarían las predicciones ominosas de cualquier tipo en una perspectiva más planetaria y humanitaria - son eliminados de un debate público de antemano secuestrado por una doméstica agenda oculta y/o difusa y abstracta de "seguridad nacional y del hogar", entonces la meteorología sería propiedad exclusiva del Pentágono, cuyos nobles objetivos no necesariamente se cotejan con los anhelos universales -sin contar que Baby Bush, de conspicuo pensamiento teológico-mágico, choca constantemente con el progreso científico para favorecer a las trasnacionales petroleras, como se lo acaba de recordar la "Unión de Científicos Preocupados", grupo de las 60 principales eminencias mundiales en las ciencias, entre ellos 20 premios Nobel (SFGate, 27 de febrero de 2004).

Schwartz (Randall es insignificante: no cuenta salvo en su triste labor de patiño) predice un menú aterrador: maremotos en Holanda y California (no dice qué advendrá a los mexicanos); Estados Unidos y Europa convertidas en "fortalezas virtuales" contra los flujos de emigrantes que escapan a su suerte climática; China será particularmente vulnerable por su inmensa población y Bangladesh se tornará inhabitable; India, Sudáfrica e Indonesia sufrirán levantamientos y "más de 400 millones de personas en las regiones subtropicales se encontrarán en grave riesgo"; "guerras del agua" en los ríos Nilo, Danubio y Amazonas; "la proliferación nuclear será inevitable" y se agregarán al club atómico Japón, Alemania, Irán, Egipto y las dos Coreas; una "caída significativa en la capacidad para sostener la actual población del planeta será aparente en los próximos 20 años", etcétera. Se desprende en suma la mezcla neo-malthusiana de una previa recomendación del etnocida Kissinger y el estrujante libro Reporte Lugano, de Susan George, salpicados ahora por las "guerras climáticas".

Por desgracia, Schwartz no cuenta con los mejores antecedentes: proviene de la petrolera anglosajona Shell, que posee sus intereses plutocráticos y oligárquicos muy particulares, que tampoco embonan con los del género humano, y en sus previos escritos ha mostrado un racismo islamófobo que supera al mismo Samuel Huntington. Al rato nos van a salir que la especie islámica por su galopante demografía es la causa de la contaminación ambiental. En manos de Schwartz, la Shell y el Pentágono, las "guerras climáticas" pueden desembocar en etnocidios deliberados con máscara redentora.

Por alguna razón inherente a sus intereses particulares, que atentan contra el bien común universal, la dupla Schwartz-Randall había fustigado "el costo de la dependencia en el petróleo de parte de Estados Unidos" -que no sólo estaba haciendo del planeta "un sauna global", sino que también "acarrearía inexorablemente conflictos en el mundo"-, por lo que se pronunciaba por el "fin de la era del petróleo y el ingreso a la economía del hidrógeno" (GBN, abril de 2003). Queda claro que un epitafio prematuro de los fósiles de hidrocarburo, basado en una hipócrita denuncia del "calentamiento global" en la que la industria petrolera se refociló desde su creación, eleva los precios del petróleo y el gas. La petrocracia manipula a su antojo cifras y hallazgos, cuando no los fabrica. Después de que en un inolvidable estudio - deliberadamente des-informativo - The Intelligence Economic Unit, de la revista británica The Economist, vinculada a los intereses petroleros, "vaticinó" (sic) que los precios del petróleo se reducirían un mínimo de 30 por ciento en 2004 y 2005, ahora se ha vuelto "paradigmático", por los mismos círculos de la superchería global, exaltar su alza por encima de 40 dólares el barril.

Si la "Guerra contra el terrorismo global" ha levantado muchas suspicacias por sus orígenes y consecuencias, ahora el reporte de las "guerras climáticas" del Pentágono ha levantado innumerables cejas en la casuística mundial, que resalta que el estudio no se basa en nuevos hallazgos, sin contar que los autores no son científicos, sino meros diletantes que conectan forzadamente los cambios climáticos y el calentamiento global a la estabilidad geopolítica propicia a sus intereses. Tampoco se soslaya la identidad tanto del controvertido GBN, centro de pensamiento del sector petrolero con máscara académica, como del contratante Pentágono, que carece de credenciales científicas creíbles.

En forma increíble, Voice of America asegura que el mismo Pentágono ha minimizado el significado del reporte al calificarlo de "altamente especulativo" y que el beneficio real consiste en conocer cuáles son los países afectados por los cambios climáticos. ¿De cuándo acá, el Pentágono, en pleno despliegue bélico, destructivo y depredador en el Medio Oriente, se preocupa por los daños ambientales que sufren los demás países? Lo real es que el reporte GNB-Pentágono abrió una brecha conceptual insalvable entre los científicos puros y los políticos de corte militarista con agendas notablemente contrastantes: unas para intentar redimir al género humano y otros para aniquilarlo en beneficio sinergético y energético de la petrocracia, la plutocracia y la oligarquía globales.

Pero lo más sospechoso de las "guerras climáticas" es que mientras a la dupla proveniente del sector petrolero de Estados Unidos, Bush-Cheney, le vale un comino el "calentamiento global", asunto que, al contrario, ridiculiza y pisotea con el criminal abandono del Protocolo de Kyoto, ahora Peter Schwartz, anterior jefe de planeación de la petrolera británica Shell, se compunge a destiempo de los daños climáticos precisamente causados por la petrocracia anglosajona en su conjunto y que pretende revertir tardíamente para hacer avanzar su agenda oculta de re-militarización en beneficio del complejo militar-industrial de Estados Unidos.

 

 

II. Situación Regional: Se evapora el ALCA

Mario Osava

IPS

 

            RIO DE JANEIRO, feb (IPS) - El poderoso sector de negocios agrícolas de Brasil ve con disgusto como se acentuó, tras las negociaciones en México, la posibilidad de que al final no se llegue a conformar el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA).

            Hay "un horizonte muerto", la perspectiva de un "ALCA nada, ni siquiera light", y no sólo por culpa de Estados Unidos sino también porque Brasil nada ofrece para reclamar mayor acceso al gran mercado del Norte, dijo a IPS Gilman Rodrigues, presidente de la Comisión de Comercio Exterior de la Confederación Nacional de Agricultura y Ganadería (CNA).

            Su homólogo del sector industrial, Osvaldo Douat, tiene una visión distinta, atribuyendo la obstrucción de las negociaciones a la rígida posición de Washington de no abrir su mercado agrícola ni disponerse a reducir subsidios.

            El endurecimiento de Estados Unidos se debe al clima electoral que prevé una fuerte disputa por la presidencia de ese país en noviembre, según Douat. En época pre-electoral, el gobierno se hace más vulnerable a la presión de los grupos de interés, como el de los agricultores, apuntó.

            En la meridional ciudad mexicana de Puebla se definieron la semana pasada los dos grupos adversarios. De un lado quedó el Grupo de los 14 (G-14) países, encabezado por Estados Unidos y compuesto por las demás naciones norte-americanas, las centro-americanas más Chile, Colombia, Ecuador y Perú, y del otro aparece el Mercado Común del Sur (Mercosur), conformado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

            Los negociadores estadounidenses dejaron claro que sólo podrán ofrecer mayor acceso a los productos del Mercosur si este bloque acepta alguna apertura en sus reglas para servicios, compras gubernamentales, inversiones y propiedad intelectual.

            Fue Estados Unidos el que primero limitó el alcance del ALCA, al excluir los subsidios agrícolas y las reglas anti-dumping (comercio desleal) de las negociaciones regionales para sólo aceptar discutirlos en la Organización Mundial de Comercio (OMC), destacan diplomáticos brasileños, como el embajador en Washington, Rubens Barbosa.

            Luego Brasilia también adoptó la misma actitud en relación a los servicios, las compras gubernamentales y las patentes. Pero Brasil podría hacer una "propuesta más osada" para destrabar las negociaciones, sin afectar sus intereses, sino favorecerlos, sostuvo Rodrigues. Al país le interesa, por ejemplo, atraer inversiones para mejorar su infra-estructura, cuya insuficiencia es reconocida como obstáculo para el desarrollo, argumentó.

            Es el área de negocios agropecuarios lo que asegura a Brasil el superávit comercial, que el año pasado fue superior a los 24.000 millones de dólares. Para mantener ese desempeño, basado en productos de bajo valor agregado, el volumen exportado es enorme y tiende a expandirse, exigiendo inversiones urgentes en medios de transporte, acotó el empresario agrícola.

            En esas condiciones, acompañadas de la escasez de capitales nacionales, estatales y privados, no se entiende una negativa en abrir ese mercado a inversiones extranjeras, con un marco regulatorio adecuado, como una oferta en el ALCA que podría dar paso a concesiones estadounidenses en el sector agrícola, razonó Rodrigues.

            En su opinión, la "mala voluntad de todos" está trabando el proceso. Condicionar una oferta en inversiones, servicios o en el sector industrial a una contrapartida previa en agricultura "no es negociar", concluyó.

            Es que el pesimismo aumentó después de Puebla entre los empresarios, negociadores y expertos brasileños en relación a la posibilidad de cumplir los plazos fijados para el fin de las negociaciones a comienzos de 2005 y poder instalar la zona de libre comercio continental a fines de ese mismo año.

            "Brasil necesita evaluar con preocupación y espíritu crítico el costo de la no-ALCA", porque podrá perder comercio, inversiones y empleos ante la consolidación de más de 15 acuerdos bilaterales de libre comercio entre países del continente y Estados Unidos, advirtió un informe del Instituto de Estudios de Comercio y Negociaciones Internacionales (ICONE), especializado en temas agrícolas.

            Esa situación se acentúa si los miembros del G-14 firman acuerdos sobre los temas en negociación, agravando el desinterés por el ALCA.

            Washington adoptó esa estrategia de "liberalizaciones competitivas", con la que busca obtener el máximo de concesiones ofreciendo muy poco, como se nota en los convenios bilaterales que firmó últimamente, según ICONE. El azúcar, por ejemplo, quedó excluido del acuerdo con Australia, que es gran exportador del producto. Pero queda una "última esperanza" en la nueva reunión negociadora del ALCA que tendrá lugar en la misma ciudad de Puebla, a comienzos de marzo, según Mario Marconini, director ejecutivo del Centro Brasileño de Relaciones Internacionales (CEBRI).

            La primera ronda de Puebla estaba casi condenada al fracaso, después de la confusa resolución anterior, estableciendo acuerdos en dos niveles, uno básico y para todos y otro restrictivo a grupos de países que acepten compromisos adicionales en cada tema, evaluó Marconini para IPS. Si falla también el encuentro de marzo no habrá ALCA en el plazo pretendido, porque luego vendrán las presiones electorales en Estados Unidos, sentenció. Pero quizás sea preferible "no concluir un acuerdo malo en 2004" y esperar mejores condiciones en 2005, con Bush reelegido o con un nuevo presidente en la Casa Blanca, apuntó.

 

reconquista-popular-admin@lists.econ.utah.edu

 

VENEZUELA: Heinz Dieterich entrevista al General Raúl Baduel

Heinz Dieterich - 4.3.2004 - Habla el Comandante del Ejército Venezolano, General Raúl Baduel

3.3. 2004, Fuerte Tiuna, Primera Parte

 

Una violencia no sostenida por un ideal certero

 

H.D. ¿Los actuales disturbios son una amenaza real para la estabilidad del gobierno y del Estado o es algo marginal?

R.B. En un principio debo decir que es deplorable que se apele al uso de la violencia cuando existen mecanismos constitucionales y democráticos de participación. Se trata del uso de una violencia irracional que no está sostenida por un ideal certero. Tengo la convicción que esta violencia sólo representa a grupúsculos minoritarios.

Como soldado y como seguidor del Tao Te Ching de Lao Tze, entiendo que nunca hay que subestimar al adversario, porque si subestimamos al adversario perdemos nuestro mayor tesoro y nuestra mayor fortaleza, que es el amor. Yo siento que en un amplio segmento del pueblo, lo que prevalece es el amor, la conciencia ciudadana y un despertar de participación. En todo caso, aquellos que rechazan esta situación, y piensan que por el apoyo de los medios de comunicación pueden pretender forjar una matriz de opinión distinta, solo están reaccionando ante la perdida de prebendas y privilegios.

Creo que esos factores extremos que han promovido este expediente del foquismo violento, sin ningún sustento, como ya dije, no se pueden subestimar; pero tampoco debe magnificarse su importancia. No van a hacer caer al gobierno ni a las autoridades en un desatino de sobre-dimensionar esta situación y darles la justificación que lamentablemente andan buscando: que es propiciar muertes y daños, para seguir forjando esta campaña mediática, no sólo para la audiencia interna de nuestro país sino en el ámbito internacional.

 

Haití y Venezuela

 

H.D. ¿Hay algún paralelismo entre lo que pasó en Haití y lo que está sucediendo en Venezuela?

R.B. Bueno, algunos factores externos han pretendido aprovechar, en mi visión, de una manera irresponsable y sin ningún respeto por la autodeterminación del pueblo haitiano, las circunstancias extremas que lamentablemente ha vivido ese país sumido en la pobreza., para avanzar sus propios intereses, en lugar de concitar la atención del resto de los países en el sentido de propiciar, que mejoraran las condiciones en la isla.

Más bien me parece que se ha querido establecer un formato, tratándose de presentar una vitrina ante el mundo para enseñar que esto podría hacerse extensivo a otros países y, muy particularmente, hacia nuestro país. Por que hemos vistos funcionarios del Departamento de Estado de Estados Unidos y sus muñecos de ventrílocuo internos repitiendo, que debamos tender la mirada hacia Haití porque esto es lo que podría venir.

Y algunos de esos muñecos de ventrílocuo lo dicen con convicción como si ya les hubiesen dado el libreto de que eso es lo que deben decir. Y como si ya les hubiesen asegurado que eso es lo que están dispuestos a hacer, esos factores pasan acá, en nuestro país.

 

¿Intervención bélica en Venezuela?

 

H.D. El Presidente Chávez reveló el domingo que se interceptó una comunicación que hablaba de un plan de acercamiento de buques militares estadounidenses a las costas de Venezuela, en los próximos días. ¿Existe un peligro real de hostilidad bélica?

R.B. En principio debo aclarar que esto es un asunto delicado, porque entraña que cualquier opinión --- y mucho más aún, dada mi condición de soldado más antiguo del componente del ejército de las Fuerzas Armadas ---  tiene mucho significado.

 Sin embargo, ante esta pregunta podemos remitirnos a los hechos del golpe de Estado de Abril del 2002. Allá hay pruebas fehacientes y contundentes de que hubo presencia de navíos de guerra y de aeronaves de uso militar en las aguas territoriales venezolanas; algunos estuvieron incluso a las diez millas de las costas venezolanas por el sector de Falcón, proviniendo del norte de la península de Paraguaná.

Y por allá, en Curazao y Bonaire hay países que tienen bases militares (de EEUU - Heinz Dieterich). Como soldado pienso que cualquier acción de este tipo podría hacerse, como yo lo señalo, por interpósita persona; vale decir, a través de la instrumentación del Plan Colombia, pretender generar una situación de conflicto con la República de Colombia que sirva como excusa para una intervención.

 

Equilibrio militar Colombia y Venezuela

 

H.D. ¿Hay sectores en las Fuerzas Armadas colombianas dispuestas a participar en un proyecto de este tipo de Washington?

R.B. No podría aseverarlo porque no puedo erigirme como representante ni vocero de las Fuerzas Armadas colombianas. Lo que sí preocupa es, realmente, que Colombia acaba de adquirir de España tanques de guerra, AMX-30.

España tiene que salir de su excedente de carros de combate, que según los planes de la OTAN no deben superar el número de alrededor de trescientos. Por lo que se conoce, España tiene planes de conservar sus tanques alemanes "Leopard" y de adquirir vehículos italianos "Centauro". Una de las condiciones para poder hacer esto es destruir, desmantelar, vender o, podríamos decir, rematar los M-60, que son muy pesados, sobre todo para un teatro de operaciones como el nuestro, y los AMX-30 que todavía, de alguna manera, siguen siendo unos tanques muy pesados para estos terrenos.

Las informaciones a través de los medios de comunicación dicen que la adquisición de esos sistemas es para el combate al narcotráfico, y todas esas cuestiones. Bueno, siendo un soldado de infantería paracaidista, pero que puede decir que ha acumulado muchas experiencias --- por ejemplo, he sido comandante de la Cuarta División Blindada --- nos llama poderosamente la atención esta excusa. El uso de esos AMX-30 es muy limitado, sobre todo por la topografía colombiana. Y realmente debemos tener muy presente que esto sigue potenciando el desequilibrio y el des-balance militar entre la República de Colombia y la República Bolivariana de Venezuela.

Tenemos entendido, también, que las adquisiciones no se limitan a esa compra a España sino que se adquiere también vehículos de reconocimiento "Dragón".

Por lo tanto debemos hacer un seguimiento permanente y aspiraríamos por los nexos de hermandad que nos unen con la República de Colombia históricamente, que no se albergara en algunos sectores de ese país hermano la intención de convertirse en un ariete de amenaza hacia Venezuela.

 

III. Situación Nacional: El Progresismo, los ‘DDHH’, la Deuda, la Destrucción del Estado.

 

Escribía  Don Jacobo en “La Opinión” (27/3, tapa - Director: Jacobo Timerman

 

 

Reflexión: “Si los argentinos, como se advierte en todos los sectores - aun dentro del ex oficialismo-, agradecen al Gobierno Militar el haber puesto fin a un vasto caos que anunciaba la disolución del país, no menos cierto es que también le agradecen la sobriedad con que actúan.

De una etapa de delirio, donde torpes y vanas figuras gritaban sus amenazas a voz en cuello, vivían en el desplante y la impunidad, o daban lecciones de moralidad exhibiendo sus encendedores o sus corbatas, la Argentina se abrió en pocos minutos a una etapa de serenidad de la cosa pública. Porque las nuevas autoridades demuestran un pudor, un recato tan beneficioso para ellos como para su relación con los gobernados. No han añadido títulos pomposos y huecos al nombre de su Gobierno, ni lemas rimbombantes a sus objetivos; no hacen rendir culto a su personalidad ni se halagan con la propaganda. Y no se prestarán a ser incluidos en esa especie de álbum familiar del Poder que el semanario Gente ha dedicado a los altos funcionarios de todos los regímenes.

Fdo.: Jacobo Timerman 27.Mar.76

 

 

III. a. Ya hay ‘Museo del Horror en ESMA’ : ¿Para cuando los ‘museos del horror’ de los civiles del Proceso?

 

            ¿Y la Ley de Entidades Financieras, la piedra basal de Martínez de Hoz? Bien, gracias, la gente ni sabe que existe. Es una muestra de cómo funciona el Sistema: mucho discurso sobre los Derechos Humanos pero nadie toca – ni siquiera nombra – a la vieja Patria Financiera. Sigue el lema de Don Jacobo: “Izquierda Cultural, Centro Político y Derecha Económica”.

            Se abren “Museos del Horror” en ESMA y otros institutos militares. Nos preguntamos: ¿Para cuando un “Museo del Horror” en el Banco Central?  Un “Museo del Horror” con todas las calamidades que produjo – y produce - la Ley de Entidades Financieras de Martínez de Hoz desde 1977. ¿Acaso dejar a millones sin Trabajo, ni Techo, ni Salud, ni Educación, no es ‘violación a los Derechos Humanos’?. Necesitamos un “Museo del Horror” sobre la “Patria Financiera” desde 1976 a hoy.   

            ¿Y que tal un “Museo del Horror” sobre periodismo y sobre Medios? ¿Qué tal poner en alguna propiedad del Grupo Clarín un Museo del Horror sobre la colaboración de los periodistas y Medios con el Proceso? Quizás – justo homenaje – podría llamarse “Museo de la Memoria Jacobo Timerman”.

            ¿Y que tal un “Museo del Horror” sobre políticos que colaboraron con el Proceso? Podemos desempolvar la vieja edición de “La Nación” de 1979 que hacía una estadística de más de 1700 intendentes, y donde sólo los radicales tenían más intendentes que los militares. También los justicialistas superaban a los militares.

            Un “Museo del Horror” que incluya por ejemplo a los políticos y partidos que con tantos embajadores contribuyeron al Proceso. ¿qué tal un “Museo del Horror Américo Ghioldi” en una “Casa del Pueblo” del Partido Socialista? Que incluya la actuación en la Embajada argentina en Portugal y los editoriales de “La Vanguardia” de Norberto Laporta, hoy en el GCBA.

            “Las cosas deben cambiar para que todo siga como antes” decía el Gatopardo. Y así es, nos fuimos de “Los argentinos somos Derechos y Humanos” a los “Museos del Horror”. Se cambia lo secundario - la política de Derechos Humanos – y se deja lo principal, la Ley de Entidades Financieras, el manejo del Banco Central, la fuga y / o lavado de capitales. 

            “El tiempo pasa / nos vamos poniendo viejos... ” y vemos con asombro como nuestra generación que ayer nomás defendía a Rosas en las clases de Historia e Instrucción Cívica del secundario – no se podía defender a Perón porque estaba la 4161 – los que en Recoleta, en los Homenajes a Facundo Quiroga terminábamos a piedrazos con la Policía, hoy comenzamos a ser parte de la Historia. Vemos como frente a nuestras narices están construyendo una nueva ‘Historia de Mitre’, en realidad una ‘Historia de Verbitsky’ financiada por la Fundación Ford. Y esta Historia en construcción, para consumo de los muchachos que nacieron en ‘democracia’ se está consumando ya, ahora.

            Y a medida en que envejecemos, en que pasamos a la Historia, nos vamos dando cuenta de cómo la visión que nos da la Historia nos influye en la Política de hoy. Nos vamos dando cuenta que, pese al tiempo, los actores siguen siendo los mismos: los soldados que quieren construir una Nación, los ‘doctores’ que importan doctrinas extranjeras ‘progres’, los criollos desocupados por el ‘Libre Comercio’, los interesados en la Deuda Externa y, si leemos “Rivadavia y el imperialismo financiero” de José María Rosa, ¡¡¡la explosión de la ‘burbuja de 1826’ es el reciente ‘corralito’!!!

Tomamos un Manual de Historia de Tercer Año del Secundario, y vemos como empieza desde 1820 desvinculando a los gobiernos de la década de la guerra de la independencia, ocultando los efectos que el “Libre Comercio” británico tenía en las Provincias Unidas, las graves consecuencias sociales, su sabotaje al esfuerzo de independencia, la deuda externa de Baring Brothers, la entrega del Banco de Descuentos a los ingleses para encubrir con papel la fuga de metálico, la ‘burbuja’ de 1826, el corralito, etc. Y desde ese momento hasta hoy, el Manual de Historia que comienza con la ‘Historia de Mitre’ termina con la ‘Historia de Verbitsky’.

 

III. c. Economía: ¿al servicio de quién?

 

 

Una de las ‘trampitas’ de la visión liberal de la Historia es poner los cuadros de Rivadavia y San Martín juntos cuando se odiaban a muerte.

 

Al hablar de Rivadavia-San Martín, lo hacemos de algo más que dos hombres: hablamos de dos conceptos de la Patria, Independencia y FFAA. Un punto álgido de este choque son las órdenes y presiones que en 1819/20 la Logia de Buenos Aires, ya nada tiene que ver con la Logia fundada en 1812 por San Martín - Alvear, las presiones para que San Martín repase la cordillera y vuelva a reprimir a los caudillos federales.

Es un punto en que se bifurcan los caminos: o tenemos FFAA para la lucha por la independencia, el camino de San Martín, o las destinamos a la represión interna y defensa de los privilegios de mercaderes y banqueros. La oligarquía liberal quería que el Ejército Libertador no fuera a Perú sino que volviera a reprimir a los federales. San Martín desobedeció y se llevó al Ejército. La oligarquía no perdonó esto y fue la causa del exilio a Europa (Carta de San Martín a O’Higgins, 18.Oct.1817).

Ese concepto de Fuerza Liberación fue derrotado en Caseros y, con Mitre / Sarmiento se impone el concepto de represión oligárquica. “No ahorre sangre de gauchos... escribía Sarmiento a Mitre en una carta. El tema de fondo es el Poder. De entrada a partir de 1810, chocaron los dos conceptos que continúan en lucha hasta hoy. O la Patria la tiene el bando popular para desarrollarla conforme a sus objetivos, o la Patria la tienen los capitales y grupos oligarcas que la usan en su propio lucro.  La esquizofrenia progresista niega que: a) todo proyecto de poder tiene un proyecto cultural, b) no puede haber un modelo sin que llegado el momento haya que reprimir para defenderlo, c) no importa el Poder Formal sino el Poder Real como lo expresó Lord Castleraegh respecto al Río de la Plata.

Y esta es la lucha que viene desde 1810, cuando Rivadavia intentaba sancionar a Belgrano por crear la bandera y pretendía un ejército que abandone el Norte para venir a proteger el “Libre Comercio” de Buenos Aires, o más adelante cuando dejan sin ayuda a San Martín en Perú mientras entregan el control de la emisión de moneda a los ingleses (Banco de Descuentos) y contraen nuestra primer Deuda Externa.

Lo peor es como se omiten las diferencias de proyectos económicos y sociales. Tomemos por ejemplo el gobierno de San Martín en Mendoza, toda una desmentida a la Teoría Liberal. Es lógico que careciendo de toda esta información, de cómo se hace una movilización de Guerra Total en una provincia entonces desprovista de medios, nuestros jerarcas del Proceso hayan creído que San Martín armó al Ejército con créditos del Banco Mundial o que dejó la “mano invisible del Mercado” para que elija si “cañones o caramelos”.

Nada de esto hizo San Martín como organizador de una Economía de Guerra. Pero los liberales tienen el agravante que tampoco enseñan las consecuencias desastrosas del “Libre Comercio” sobre las economías del Interior, y la desocupación y la fuga de metálico que ocasionó tal política.

De entrada hay dos conceptos en pugna y excluyentes: una economía nacional y con pueblo o una economía liberal y sin pueblo. La primera da sus comienzos en el Plan de Operaciones de Moreno, misteriosamente escamoteado de las librerías, coincidente con los escritos económicos de Belgrano, muy difíciles de hallar, con las medidas de San Martín para movilizar Cuyo (recopiladas por Norberto Galasso en “Seamos libres”), de las medidas de reparto de tierras de Artigas y Güemes como sostén de una política de guerra revolucionaria de Pueblo en Armas.

Lo otro son las medidas liberales de economía sin pueblo. Y excluyendo al pueblo, es lógico que este se levante y que para mantener dichas medidas haya que recurrir a un ejército de represión. “Tal Etat tal armee” (Tal Estado tal Ejército) dicen los franceses. Es una verdadera esquizofrenia plantear un Ejército Nacional, por ende popular, con un Estado Liberal, por ende anti-popular. Partiendo de esta esquizofrenia, del mero formalismo de las ‘instituciones progresistas’, toda política sin pueblo desembocará en la Anarquía del Año 20, las órdenes de regreso a San Martín en Chile, que hizo lo correcto al desobedecer, la Deuda con Baring Brothers, el golpe y el fusilamiento de Dorrego, las guerras federales a partir de ese momento. El sistema liberal no cierra sin represión al pueblo. La represión es al liberalismo lo que la mosca a la basura, lo que la consecuencia a la causa, por más que se la quiera tapar con medidas formales ‘progresistas’. O hay economía al servicio del pueblo o hay economía al servicio de la oligarquía.

III. d. De ‘Civilización o Barbarie’ a ‘Autoritarismo o Democracia?

 

Pese a todo, el Liberalismo nunca se da por vencido. No lo hace porque detrás del Liberalismo local está siempre el viejo imperio británico y como todos sabemos, nunca se rinde.

El imperio hizo el liberalismo a “imagen y semejanza” de su oligarquía y burguesía, y se dedicó a exportar su receta, con la diferencia que acá no funciona para el Bien Común del Pueblo sino para beneficio del imperio. Es por esto que una Economía sin pueblo no puede mantenerse por mucho tiempo. Necesitan de la guerra civil, la traición militar (Caseros), la represión al Interior, el fraude, la exclusión político-social, el golpe de Estado, la proscripción, la corrupción, la violación sistemática de los Derechos Humanos, Sociales, Cristianos, Nacionales. Mientras el bando nacional quede excluido del Poder, mientras este se ejerza para explotar al Pueblo, siempre habrá reacción y siempre necesitarán reprimirla. Pero antes de usarla, siempre es más ‘barato’ usar la ideología. Esa pandilla oligarca de 1820 se auto-proclamaba la defensora del ‘progreso’ contra la barbarie.

Era, es, un cosmético para disfrazar la economía de explotación bajo el manto de “Progreso”, de representantes ‘formales’ del Pueblo que nada tienen que ver con él, del culto a la “constitución” por parte de quienes no distinguen constitución Real de Formal.

En aquel entonces, esa “aristocracia-mercantil” (Vicente Fidel López), que vestía “a la europea”, y vivía de importar todo – desde ideas a mercaderías – se auto-proclamó “la civilización” en guerra contra “la barbarie”, el que trabajaba acá. 

Pasó el tiempo pero no la alternativa fundamental: “Liberación o Dependencia”. Esto va mucho más allá de la mera elección de gobiernos ‘nativos’ como los propuestos por Lord Castleraegh. El tema de fondo es que estamos en guerra con un enemigo cuya primera línea es la clase política y formada en Ala Derecha y Ala Izquierda, pero que atacan en forma convergente cuando aparece un movimiento nacional, sea liderado por Rosas, por Irigoyen, por Perón. Toda movilización popular les parece ‘Bárbara’ en el Siglo 19 o ‘Autoritaria’ en el siglo XX.

Pero basta que los “democráticos” le pongan a alguien el mote de “autoritario”, para que estos se crean con derecho a actuar en forma bastante “autoritaria”. No se si les queda claro, o debemos aclararlo abajo. 

III. e. El cuento de los Delitos Prescriptibles e Imprescriptibles. 

 

Pongamos el caso de alguien que cuando era teniente debió actuar contra las organizaciones armadas y ahora está muy ‘escrachado’ por el juez Baltasar Garzón y los defensores de DDHH. En un lugar público alguien lo reconoce y agrede. Todos los diarios felicitarán al agresor. De paso van a insistir en que se deporte al militar porque “los crímenes de lesa humanidad son imprescriptibles”.

Ahora pongamos por ejemplo al Dr. Roberto Alemann, venerable anciano que intervino en todos los golpes – con las consecuentes violaciones de DDHH - y en todas las Deudas Externas. Un grupo de civiles lo reconoce en un lugar público y lo agrede. Los mismos medios que condenan la agresión al militar – y su deportación – ahora salen a decir: “¡Pobre anciano agredido!”.

De paso, cuando averiguamos porqué no está preso como Martínez de Hoz, nos enteramos que su pena ha prescripto. Y vemos que los ‘crímenes de lesa humanidad’ no prescriben pero por contraer las Deudas Externas si. Pero hay más: Una cosa es ser ‘autor material’ y otra ser ‘autor intelectual’. Supongamos que Giuseppe, sicario de la Mafia, mata por orden de Don Corleone (Cappi di tutti gli cappi). A ningún juez se le ocurriría darle a Don Corleone (por autor intelectual), menos pena que a Giuseppe, y mucho menos dejarlo libre.

Pero en Argentina hay una “Mafia Financiera” cuyos miembros, desde 1955, se alternaron como Ministros y Secretarios de Economía, presidentes del Banco Central, en una calesita donde cambiaban los rostros pero no las funciones.  Esta es una Mafia autora intelectual de todos los golpes, de todas las muertes, de todas las violaciones de DDHH en lo que va del siglo.

 

III. e. El agravio a ARA y la vuelta de los “estúpidos imberbes... ”.

 

           Hay una “industria de los Derechos Humanos”. Como los funebreros, estos viven de los muertos, figuran en el presupuesto del Estado como funcionarios especializados en DDHH, nadie sabe de donde sacan fondos para vivir sin trabajar, vivir de la militancia, y viajando continuamente al exterior. Son solo la punta del Iceberg. Si nos remontamos 30 años atrás, veremos el Informe Nro. 8 de la Trilateral Commission (1975), “La Crisis de la Democracia”, de Crozier (Francia), Huntington (EEUU), y Watanuki, destaca: “El funcionamiento efectivo de un sistema político democrático requiere, por lo general, medidas de apatía”

            Las “medidas de apatía” se toman constantemente y por bombardeo de prensa a favor de políticos que, de antemano, se sabe que no solucionarán los problemas de fondo. Se crea una expectativa y se decepciona, y así una y otra vez, hasta aumentar la apatía y el descreimiento. La “democracia” deja de ser gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo, y pasa a ser gobierno de los políticos, para los políticos y por los políticos. Como estos o se apoyan en el pueblo o en las TNC, donde está el poder real cuando no falta movilización general, el Sistema termina siendo gobierno de TNC, para TNC y por TNC.             Los “Derechos Humanos” son la ideología de reemplazo de una Democracia Constructiva por una “Democracia Controlable”, y esta debe dirigirse al vaciamiento del Estado Nación para hacerlo cada vez mas dependiente de las Instituciones Globalizadoras: OMC, AMI, ALCA, GATT, GATS.      El Estado se caracteriza por tener Territorio, Población, Ley Propia y Fuerzas Armadas.

            El Territorio y sus Recursos Naturales es lo que codician, la Población sobra y debe ser eliminada, la  Ley Propia se sustituye  por los “Acuerdos Internacionales”,  y las FFAA están demás y deben ser eliminadas.

            Todo el Circo de los “neo-jacobinos” tiende a crear esa imagen: las FFAA no respetan DDHH y por ello deben ser eliminadas. Pese a toda su fraseología seudo-revolucionaria, siguen siendo, hoy como hace 30 años, los “estúpidos imberbes” que solo sirven a los interesados y beneficiarios del enfrentamiento y división interna. El MI-6 sigue trabajando a todo vapor,  al frente Miguel Bonasso, estaba refugiado en Londres el 02.Abr.82, y Horacio Verbitsky, de “aceitadas relaciones con George Soros”.

            No podemos seguir con una Inteligencia Tuerta y Miope. Tuerta porque solo ve una de las manos, la izquierda, mientras el Sistema es un boxeador que pega con ambas manos; Miope porque ven el títere pero no los piolines ni la mano que los maneja.

            Nuestro desagravio para la Bandera de ESMA y sus ex alumnos que murieron a bordo el “ARA Grl. Belgrano”.

 

 

       Por Cóndor

Vcom (R) Horacio Ricciardelli

Presidente

Correo Personal horacioricciardelli@movimientocondor.com.ar

 

 

Bs. As. 01. Abril.2004

 

 

“En defensa de la patria… todo es lícito menos dejarla perecer” Grl. José de San Martín.

 

 

 

NUEVO SITIO:                                        www.movimientocondor.com.ar

Informe del Mes y Anteriores:                 www.elfaronacional.com.ar

 

Contacto -  Participación - Difusión:         contacto@movimientocondor.com.ar

 

Sitios recomendados:

http://www.patagoniaargentina.8m.com     

http://www.info-moreno.com.ar/          

             

 

Estimados Compatriotas:

                                   Ponemos a disposición de Uds. La siguiente Caja de Ahorro del Banco Nación donde ser reciben colaboraciones que solventan los gastos de difusión del movimiento.

 

Nro de Cuenta Caja de Ahorro

00190930261476

Nro CBU (Clave Bancaria Uniforme).

01100938-30009302614765