El Faro Nacional

 

“Luz de encuentro nacional en la oscuridad colonial”

 

Órgano Electrónico del Movimiento Cívico Militar Cóndor

Edición Solidaria con el Nacionalismo Peruano condornacional@yahoo.com.ar

Director: Vcom. (R) Horacio Ricciardelli (VGM)

 

 

Solidaridad sanmartiniana con los hermanos nacionalistas revolucionarios del Perú           

 

Los hermanos y los amigos se ven en las malas.

 


 

Tcnl. Ollanta Humala

Líder del Nacionalismo Peruano

 

El pueblo del Perú, país hermano si los hay, que lo demostró en Malvinas con su apoyo en lo político, diplomático, proveyendo Inteligencia Militar y armamento pese al bloqueo y las presiones sufridas, luego de sufrir tanto el azote del terrorismo (SL y MRTA), como el del neo-liberalismo, ha decidido reaccionar y se encolumna a las elecciones del 9abr06 bajo el liderazgo del Tcnl. Ollanta Humala.

 

El nacionalismo militar hispano americano, cuyas raíces se remontan a la Guerra de la Independencia, retoma en el siglo XXI la tradición de rebeldía que mostró a lo largo del siglo XX, y conservando formas propias de cada lugar,  se apresta a repetir en Perú lo ya iniciado en Venezuela.

 

Lo que no ha cambiado desde los años ’40 es la “munición” ideológica con que califica y tira el enemigo: “¡Fascismo!

 

Nuevamente marchan los revolucionarios nacionalistas, hoy en Perú, bajo el fuego cruzado de la derecha liberal que quiere seguir resguardando la dependencia en una “democracia” formal, y la  “izquierda sin historia” sin raíces  revolucionarias en la propia Historia sino en pautas y visiones importadas desde Europa.

 

Veamos entonces a Perú con ojos de soldados sanmartinianos.

 

  

 


¿Quiénes son los Humala?

 


Debemos empezar la historia de este movimiento con la figura de quien desde acá consideramos el verdadero ideólogo y estratega, el Dr. Isaac Humala, abogado proveniente de una familia de Ayacucho. De su formación y evolución. Isaac Humala llegó a la Universidad San Marcos de Lima en 1950 y con una identidad cultural poco contaminada por las ideologías que tan frecuentemente nos importan los liberales a través de las ciudades puerto. Al poco tiempo estaba militando en una célula de izquierda que se oponía a la dictadura del general conservador, y anti-APRA, Manuel Odría.

 

 

Sentados: Emilia Tasso y su esposo Isaac  Humala, ideólogo y estratega político del movimiento. De pié los cadetes Antauro (hoy Mayor, izq.) y Ollanta Humala. (hoy Tcnl., der.)

 

Una característica de mucho de la izquierda peruana es que ha sido muy marcada por la influencia de José Carlos Mariategui, el fundador del PSP y uno de los pensadores más originales de América Latina. La obra de Mariategui puede resumirse en una frase suya: No miremos al Perú desde el marxismo sino al marxismo desde el Perú.

 

Este principio le ganó la enemistad de mucha de la dirigencia de la III Internacional en Moscú, al ver que cuestionaba la validez universal de dogmas y principios marxistas.

 

La segunda característica de Mariategui es que consideraba al indio, no al obrero, como el gran marginado de América y, en países como Perú, de gran  población mestiza e india, nada industrializado, eran en éstos, no el obrero de la visión europea,  en quienes debía estar el “centro de gravedad” de la revolución.

 

La tercera característica de Mariategui es que medía la calidad de las instituciones coloniales en América Latina de acuerdo a como trataran a los indios. Y en contra del resto de la izquierda influida por el positivismo liberal europeo, no vaciló en la defensa de las Misiones Jesuitas (hemos conocido jesuitas que le devuelven las atenciones). A esto se suma que Mariategui era creyente.

 

Un dato no menor fue su amistad personal con Antonio Gramsci. Mariategui viajó a Italia en 1920. Allí conoció a la que sería su esposa, militante del Partido Socialista Italiano. Esta a su vez le presentó a su referente, Antonio Gramsci, líder en ese momento del ala izquierda socialista. Al poco tiempo ya estaban tratando lo que sería el tema común de ambos: la hegemonía cultural de los oprimidos para construir una nacionalidad. Por supuesto la visión de Gramsci era “a la italiana”, con una preocupación en la integración de masas campesinas del Sur que se incorporaban a las industrias del Norte, pero seguían hablando sus dialectos regionales, lo cual impedía a veces la unidad obrera.

 

 

             

 

José Carlos Mariategui (1894-1930): pensador nacional por la originalidad y de lógica de sus Ensayos.

 

Con variantes, Mariategui veía una cuestión racial que en Italia no existía, y la diferencia racial venía unida a la diferencia de clases.

 

El realismo y originalidad de Mariategui chocó en 1930 con el “pensamiento único” que venía desde Moscú a la Conferencia de partidos sudamericanos afiliados a la III  Internacional, poco antes de la muerte del “amauta”.

 

Esta frustración latinoamericana se tradujo desde los años 30 hasta la caída del Muro de Berlín, en la continua importación de pautas europeas que impidieron la comprensión de fenómenos nacionales como el peronismo, el varguismo y el tenientismo, el gobierno del Mayor Gualberto Vilarroel en Bolivia, el velazquismo en Perú y en sus principios el bolivarianismo en Venezuela.

Es más, esta oposición al nacionalismo militar, muchas veces fue aprovechada por el imperialismo para combatirlo desde adentro.

 

El Dr. Isaac Humala, con la identidad cultural que le dio el ser oriundo de la Sierra Central de Perú, su inteligencia e influencia de Mariategui, no cayó en esta trampa.

 

Al terminar la Universidad siguió militando en la izquierda después de la caída del general Odría. Poco después la revolución cubana ejerce su influencia  en la izquierda latinoamericana y sus discusiones sobre el camino al poder.

 

Un notable error del “foquismo” fue la confusión entre lo que eran por un lado las “Guardias Nacionales” de Centroamérica y el Caribe, meros grupos represores creados por la Infantería  de Marina de EEUU para Somoza, Batista, Trujillo y otros, y por otro lado lo que eran las Fuerzas Armadas de Sudamérica con tradiciones que se remontan a la Guerra de Independencia e instituciones como el Servicio Militar Obligatorio.

 

El foquismo, objetivamente sirvió como una muy buena excusa para implantar regímenes militares que reprimieran y ampliaran aún más la dependencia.

 

El Dr. Humala se aparta de Luis de la Puente Uceda por no coincidir con su planteo de hacer una guerra de guerrillas al Ejército. Humala concebía ya al Ejército como una institución que debía participar en la  revolución y luego de tomado el poder, participar en la organización de la nueva república y la defensa de sus recursos naturales.  Luis de al Puente Uceda moriría en 1965 en un enfrentamiento con el Ejército.

 

El Dr. Humala comenzaría su marcha hacia el nacionalismo que continuaría con la llegada del gobierno nacionalista del general Juan Velazco Alvarado en 1968. 

 

El nacionalismo militar 1968/75.

 

Por desgracia no contamos ya con el aporte del compañero Norberto Ceresole quien conoció bien ese gobierno al trabajar con el Grl. Edgardo Mercado Jarrín.

 

 

Grl. Ludwig Essenwanger: Un concepto nacionalista de la Inteligencia Militar y apoyo de los Humala.

 

El gobierno de Velazco Alvarado fue una reacción contra una vieja oligarquía criolla y comenzó nacionalizando las instalaciones petroleras que tenían los norteamericanos en Talara. Luego avanzó hacia formas de reforma agraria y control de la pesca que terminaron con la vieja oligarquía.

 

Fue un movimiento de militares que venían sectores medios de la sociedad y que terminó llevando a cabo las reformas que un movimiento como el APRA (1 )  de Haya de la Torre – también de sectores medios – pedía desde los años ’20. En alguna medida les quitaron banderas al APRA.

 

La cúpula militar de los 60 provenía del CAEM (2 ) y este había sido creado por el Grl. Odría en 1953 conforme lo convenido con la Administración Eisenhower, dentro del marco de la Guerra Fría.

 

No olvidemos que la influencia francesa sobre los militares peruanos es centenaria. Al poco tiempo al concepto francés de construcción de nación (3) se incorporaron las experiencias de Indochina y Argelia, muy diferentes al concepto de EEUU.  

 

El CAEM se dedicó de entonces, a estudiar la realidad peruana; contrataron a la mejor de la intelectualidad peruana para sus cursos superiores. En esta década, siguiendo los lineamientos ya expuestos por el fundador del CAEM, en 1957 el ejército funda su Servicio de Inteligencia. Con este servicio el ejército recogería datos de la realidad del país y con sus estudios teóricos arribarían a la conclusión de que las condiciones de extrema pobreza son las que propician los movimientos populares de la época; que el poder real no se encuentra en el Estado demo-liberal, que aquello es sólo una formalidad que no tiene sustento real, el verdadero poder está en los latifundistas, exportadores, banqueros y en las compañías norteamericanas.

 

Esto lo expresa el Grl Ludwig Essenwanger, coronel en el Gobierno de Velazco Alvarado y jefe del SIN con Belaúnde Terry:

 

La Escuela de Inteligencia del Ejército es la primera en su género en ser fundada aquí, y su currícula sería en un 100% elaborada por la Misión Militar Norteamericana. Esa es la doctrina aún vigente de inteligencia, a la que en gran parte se le debe aquella expresión de "pentagonización de las FFAA peruanas" (en verdad latinoamericanas). De ahí también que muchos estudiosos hayan concluido que la Doctrina de Seguridad Interna impuesta desde la Escuela de las Américas, conceptúe a los gruesos poblacionales indios y mestizos como "potencialmente subversivos"

 

Recordemos en los años 70 al Grl. Mercado Jarrin que en las Conferencias  de Ejércitos  se oponía al concepto pentagonista de mera represión y defendía que la Seguridad Nacional comenzaba por combatir la pobreza. También en 1973 coincidía en la conferencia de Caracas con el argentino Tgrl Raúl Carcagno.

 

En resumen: el velazquismo fue un intento nacional que no llegó a fondo por las debilidades de  concepción de parte de la propia cúpula. El mal estado de salud del grl Velazco Ibarra, y no poder alinear detrás a un sector más radical como el del Grl Fernández Maldonado, lograron que el moderado Grl. Francisco Morales Bermúdez depusiera a Velazco Alvarado y terminara entregando el gobierno de nuevo a Belaúnde Terry al cual habían depuesto en 1968.

 

Pero la vieja oligarquía había desaparecido aunque había por delante otros problemas.      

    

 


 

Aparece Sendero Luminoso.

 


El Partido Comunista Peruano por el Sendero Luminoso de José Carlos Mariategui, por razones obvias debió reducir su nombre a Sandero Luminoso (SL). La razón de su impacto en Perú son muchas y debemos reducirlas a simple enumeración:

 

1. El Mito de Inkarrí, del tiempo colonial y recogido por antropólogos en la década de 1950, el inca fue decapitado, su cabeza enterrada y su cuerpo se reconstituye. Cuando esté completo, el rey emergerá a la superficie y volverá el Incario. Hasta la primera mitad del siglo XX, la esperanza en el regreso del inca fue uno de los motores principales de resistencia y levantamientos indios. Desde la década de 1920 y todo a partir de mitad de siglo, el mito de Inkarrí comenzó a ser reemplazado por el "mito del progreso", palabra clave que avanzó a según se expandían el Estado, el mercado y los medios de comunicación.

 

 

Abimael Guzmán: fundador-líder

de Sendero Luminoso

 

Pasar del mito de Inkarrí al del progreso reorienta en ciento ochenta grados a sectores crecientes de poblaciones andinas, que dejan cada vez más de mirar hacia el pasado. No esperan el regreso del inca, son el nuevo inca en movimiento. A mitad de siglo, los jóvenes de entonces plasman esta reorientación en organización.

 

2. Reforma agraria del gobierno militar del Grl Velazco Alvarado. De 1958 a 1964 los andes peruanos ven el más importante movimiento por la tierra, que quiebra las estructuras terratenientes. La reforma agraria del gobierno del General Velasco en 1969, aparece como la sanción estatal de este hecho social, abriendo nuevas puertas al "progreso". La expansión de la escuela, la organización y movimientos de migrantes en las ciudades, las movilizaciones sindicales, movimientos de mujeres y jóvenes urbanos son otros hitos en esta larga marcha que se ve bloqueada por el fracaso del gobierno reformista de Velasco.

 

3. El repliegue del Estado. El gobierno del grl. Velazco Alvarado no llevó a fondo las reformas que se propuso. El Grl Morales Bermúdez más moderado, lo reemplazó en ago.75 y entregó el gobierno a Belaunde Terry en jul.80. A diferencia del peronismo o el chavismo, los militares no quisieron prolongarse en movimiento político.

 

4. El vacío de Poder. El repliegue del Estado en el campo dejó a las empresas asociativas de la Reforma Agraria como islotes aislados semi-abandonados de modernización. En los 1980, en diferentes partes del país diversos actores trataron de llenar ese vacío de poder en el campo: burguesías agrarias y/o comerciales en valles de costa y sierra; organizaciones campesinas como las rondas de autodefensa en las sierras de Cajamarca y Piura, al norte del país; bloques sociales donde convergían organizaciones campesinas, partidos de izquierda e iglesia progresista,  como en el altiplano de Puno; narcotraficantes en la ceja de selva, en especial en el valle del Huallaga o Sendero Luminoso al  inicio en la sierra sur-central.

 

5. La expansión educativa. La educación fue un gran logro militar de 1968/75:

 

Evolución educativa de Perú

1960

1980

Puesto en América Latina

14avo.

4to.

70 Países de nivel medio % jóvenes 18-25 años con educación secundaria

19

76

 

Esta expansión va avanza a contra-corriente del repliegue de la inversión estatal en el sector, e especial en educación universitaria donde hubo un proceso de "masificación sin proyecto". El repliegue de las elites a las universidades particulares y extranjeras, dejó la universidad estatal en tierra de nadie. Ese vacío fue ocupado en la década de 1970 por la "revolución de los manuales": expansión en las universidades de todo el país de manuales de marxismo-leninismo de la Academia de Ciencias de la URSS y textos difundidos por las Ediciones en Lenguas Extranjeras de Pekín. Los manuales crean un cierto "sentido común" autoritario y de confrontacional, que a través de Facultades de Educación y maestros que de ellas egresan, llegan a los estudiantes secundarios, especialmente provincianos, como lo que han denominado "idea crítica".

 

 

Como propaganda, SL muestra como atentar contra ómnibus de pasajeros.

 

6. Sendero Luminoso, de la Universidad de pobres al campo. La débil presencia de Sendero Luminoso  (SL) en el campesinado hacia 1980 se debe por un lado a reveses que ese partido sufrió en los 70 en diversas organizaciones sociales de Ayacucho en que tuvo influencia antes, y a consecuencia de una opción. En los primeros años de los 70, cuando el resto de los pequeños partidos de la izquierda peruana deciden "ir a las masas", SL se replegó a la universidad de Ayacucho donde su líder máximo, Abimael Guzmán, y el núcleo inicial de SL se concentran en el estudio del marxismo hasta elaborar una línea sumamente ortodoxa con la cual expanden su proselitismo entre los universitarios con los cuales conformaron un partido pequeño pero compacto ideológica y orgánicamente.

 

SL se convirtió en un partido stalinista que se construye del vértice a la base y de la ideología a la organización. Conforme avanzó la elaboración de su proyecto, lo social dejó de interesarles. Fue una de sus consignas centrales: "salvo el poder todo es ilusión", Luego salvo el partido, instrumento privilegiado para alcanzar el poder, todo es ilusión. La sociedad es ilusión. Sólo interesa como masa moldeable a imagen y semejanza del partido. Priorizaron los "organismos generados" por el partido, vínculos entre éste y las masas. Se convierten así, de movimiento social en anti-movimiento social, para acabar convertidos cada vez más en grupo terrorista conforme transcurre la década de 1980.

 

SL fue, por un lado, portador de un orden autoritario, que expandió de manera violenta no sólo contra el Estado sino contra otros intentos más o menos democráticos que surgían desde la sociedad. SL aparece como una reacción antimoderna.

 

Si tomamos los criterios que ha para definir la modernidad — rechazo a las certezas, sensibilidad a lo complejo y aleatorio, tolerancia y valoración de la diversidad, democratización — SL está en las antípodas. Es anti-moderno, ni indio ni indigenista. Sendero Luminoso es un proyecto anti-moderno que surge de de aparatos que se supone debían generar la modernidad: la universidad y la escuela. Sendero Luminoso nació del encuentro en la Universidad de Ayacucho entre una elite intelectual provinciana mestiza con base social juvenil también provinciana y mestiza, que sufría un proceso de desarraigo producto de la "de-campesinización y desindianización". A ellos Sendero Luminoso les ofrece una nueva identidad política basada en el marxismo-leninismo-maoísmo.

 

En 1989, un estudio sobre sentenciados por terrorismo en las cárceles de Lima, corroboró que la mayoría eran jóvenes provincianos mestizos con una educación superior al promedio pero al mismo tiempo con problemas de inserción .

 

Condenados

% por terrorismo

% media nacional

Jóvenes 18 a 25 años

57,4

41,0

Mujeres

16,4

10,7

Solteros

70,5

49,8

Provincianos

76,5

 

Nacidos en capital de provincia

55,7

 

Nacidos en pequeños pueblos

20,8

 

Nacidos en provincias más pobres

87,0

 

Educación secundaria

63,4

34,0

 

Los indicadores "provinciano" y "mestizo" tienen importancia en un país centralista y racista. El indicador "educación superior al promedio", por la importancia de la educación para entender las tensiones que afectan a la juventud, especialmente rural, y la propensión de un sector de ella a aceptar el discurso senderista.

 

7. Sendero y la juventud autoritaria.  Las bases para esa transformación estaban del principio en la ideología y composición social de Sendero Luminoso cuya columna vertebral en 1980 eran profesores y estudiantes universitarios, maestros rurales crecidos en el Perú anterior a la Reforma Agraria — estamental, jerárquico, señorial — y a diferencia de la mayoría de peruanos de ese y otros estratos desde mediados de siglo, no quisieron o ni tuvieron que romper de modo significativo su "cultura política" autoritaria y convertirse en revolucionarios.

 

La relación que Sendero Luminoso propone entre partido y "masas" es semejante a la de décadas previas entre mistis(4) e indios, pues para Sendero Luminoso "el partido lo decide todo". Como antes decidían los mistis. La relación se asemeja también a la que existía entre maestros tradicionales y alumnos. Así plantean la relación partido-"masas" en los documentos de Sendero Luminoso: "la guerra popular es un hecho político que va machacando con acciones contundentes las ideas en la mente de los hombres..." (PCP, 1988). Abimael Guzmán (1988) afirma:

 

"...a las masas hay que enseñarles con hechos contundentes, para con ello remacharles las ideas...las masas en el país necesitan la dirección de un Partido Comunista, esperamos, con más teoría y práctica revolucionaria, con más poder, llegar al corazón mismo de la clase y del pueblo y realmente ganarlo. ¿Para qué? Para servirlo, eso es lo que queremos."

 

El lenguaje es de violencia impresionante contra las masas que dice amar y servir. Es una relación ambigua donde afloran el amor / odio del superior al inferior, de maestros tradicionales por sus alumnos, quizá buenos pero torpes a los cuales hay que enseñarles que "la letra entra con sangre".

 

 

Milicianos de Sendero Luminoso

 

La voluntad de restaurar relaciones aunque veladas por un lenguaje "revolucionario" son de facto estamentales, en un contexto en que la tendencia es de democratización social, lo que convierte a SL en un proyecto antimoderno. Es un proyecto anti-moderno pero ni indio ni indigenista. SL se asocia más bien a  proyectos modernizantes que intentaron sectores mistis, terratenientes y poderes locales que consideraron necesario "civilizar al indio" y desarrollar el proceso de modernización sin modernidad, negando la existencia del indio como tal, en discurso y en la acción.

 

En el discurso, SL fue versión radical de vistas "integracionistas". En ninguno de sus documentos dice una sola palabra sobre la cuestión étnica: las diferencias étnicas no existen en el Perú, sólo las clases. No hay contradicción entre el proyecto senderista y la educación oficial, etnocida, que desprecia los rasgos culturales no europeos e ignora el pluralismo étnico-cultural. En SL la tradición andina es superstición a la luz de la ciencia del marxismo-leninismo y el pluralismo entra en contradicción con su reduccionismo clasista.

 

Es a partir de esto que puede entenderse el genocidio de SL contra los campesinos más indios de Ayacucho, la masa monolingüe quechua, que habitan punas por encima de 3,500 mts. de altura en Huamanga, Huanta y La Mar; contra ciertos grupos étnicos de la Amazonía como los Asháninkas. Dicho genocidio resultó tanto o más brutal que el que las FFAA desataron en los años 1983-84 e influyó decisivamente en el alineamiento mayoritario del campesinado con el Estado y las FFAA, contra SL.


 

Los jóvenes rurales: nexo entre Sendero Luminoso y el campesinado

 


SL inició sus acciones armadas el 17 de mayo de 1980, quemando urnas y padrones electorales en el poblado ayacuchano de Chuschi, en víspera de las primer elección presidencial que el país celebraba en 17 años. A fines de 1982, después de Navidad el presidente Fernando Belaúnde decidió que las FFAA tomaran el control político-militar de Ayacucho donde SL había logrado expulsar a los representantes del Estado, en especial la policía, del 80% del área rural de las provincias norteñas del departamento, y se preparaba para cercar Huamanga, la capital. ¿Cómo pudo en apenas dos años y medio de "guerra popular" desarrollarse así? ¿cómo la cúpula y sus cuadros senderistas construyeron presencia en el campesinado?

 

Se requiere tener un enfoque múltiple y enfatizamos el papel de jóvenes hijos de comuneros, que estudiaban en secundaria e incluso últimos años de primaria, como nexo entre Sendero Luminoso y las poblaciones rurales.

 

Las hipótesis centrales son que para un sector de esos jóvenes SL constituye una "elección racional" posible y posibilidad de consolidar una identidad. En su aspecto de "elección racional", SL se presentó como un canal de movilidad social. Pero ofrece una identidad muy fuerte para jóvenes ubicados entre dos mundos: el tradicional andino de sus padres, que ya no sienten del todo suyo, y el "occidental" o costeño-criollo-limeño, que tampoco sienten suyo y, los rechaza por provincianos, por cholos, por su castellano con fuerte acento quechua.

 

Si bien constituyen el eslabón clave en la correa de transmisión que debería vincular al partido con "las masas", son al mismo tiempo el eslabón débil porque están tensionados entre dos vías de movilidad social: el mercado y el "nuevo Estado" senderista en construcción; y entre dos identidades: partido y familia / comunidad.

 

La guerra prolongada senderista convierte al eslabón clave en eslabón débil en tanto: (a) a diferencia de los jóvenes universitarios, los jóvenes rurales son más pragmáticos y menos ideologizados y (b) ante ellos se abren otras posibilidades de movilidad social a pesar de la crisis; incluso posibilidades de construir una identidad.

 

La seducción del poder

 

Existía en la zona y en diferentes grados en todo el país una brecha generacional que se va a agudizar con la incorporación de los jóvenes a Sendero Luminoso. Convertida en generación armada, los jóvenes van a someter / convencer a los adultos. La relación es ambigua por los lazos familiares y culturales que vinculan padres e hijos. Sin embargo, desde la expansión de Sendero Luminoso entre la juventud, súbitamente la nueva generación aparece embarcada en un proyecto radicalmente distinto a cualquiera que imaginaron sus padres y el cual estos aceptan, cuando lo hacen, con una suerte de subordinación fatalista semejante a la que solía ser frecuente cuando predominaba el sistema terrateniente, pero al mismo tiempo con preocupación y tal vez en algunos casos con esperanza y orgullo.

 

En la brecha generacional existente no se trata de una rebelión dirigida principalmente contra los padres a la manera del Primer Mundo como los movimientos de 1968, sino percibir que los padres no tienen mucho que ofrecer a los hijos para manejarse en la nueva realidad más urbana y mercantil.

 

Los padres no saben, son "ignorantes". Esta percepción la explica el tipo de educación que se impone en Perú, etnocida en las antípodas de la educación intercultural. Que no sea un rechazo específico a la generación anterior, permite que donde se mantienen relativamente fuertes, la comunidad y en especial la familia sean casi las únicas instituciones que pueden aparecer en algunas circunstancias como alternativa a SL.

 

 

Mujeres combatientes.

 

Es una juventud política y socialmente "disponible". Políticamente sin instituciones políticas sólidamente implantadas en la región, menos aún que canalizen inquietudes juveniles. Socialmente: las instituciones tradicionales con vértice en la comunidad indígena, son insuficientes — aunque no totalmente obsoletas — para una juventud que pasó por la escuela, tiene experiencia migratoria y debe vincularse al mercado. Para ellos hay "dos senderos" el guerrillero y el Mercado. Se pudo haber incorporado al narco-tráfico, militó en SL y terminó como "informal" en Lima.

 

La frase "entre dos senderos", se refiere al libro de Hernando de Soto, El otro sendero. de Soto ignora dos dimensiones para el relativo éxito de un sector de los llamados "informales", el centro de su preocupación: la dimensión colectiva (redes de parentesco y paisanaje) y cultural (tradiciones de cooperación y organización de producción, así como reproducción en las ciudades de las manifestaciones culturales que refuerzan la cohesión de parientes y paisanos). Para de Soto se trata de individuos atomizados portadores de una supuesta nueva economía, no portadores de cultura.

 

Entre los jóvenes, lo que une a "los dos senderos" es la novedad y la esperanza de bienestar, progreso y / o "superación": por vía del mercado en un caso, por el (nuevo) Estado, es decir de poder, en el otro. La forma en que se presentan los universitarios que conforman la columna guerrillera revela la seducción del poder: armas, botas, voz de mando. El poder aparece su esplendor atemorizante y gana a la mayoría de los jóvenes a los cuales promete investirlos con esos atributos.

 

Y los jóvenes hacen derroche de ese poder. Sus primeras acciones son pintar paredes y reventar dinamita en el pueblo, quebrando la quietud de las noches rurales. Según Arturo: "reventaban por reventar nomás". Más allá de desbordes juveniles, puede apreciarse que el creciente ejercicio de poder e incremento de su capacidad militar los convence —temporalmente— de las bondades de la vía "estatal". No se trata tanto del romanticismo de la violencia política a cargo del MIR y el ELN entre 1965 y 1966, lo que podríamos llamar "guerrilla clásica latino-americana". No son jóvenes urbanos de clase media que "suben al monte" para rescatar / redimir a los pobres, sino jóvenes "del monte", más cerca de la revolución como "inversión del mundo", los que tratan de "voltear la tortilla".

 

Se también, que uno de los puntos fuertes de SL fue considerarse desde muy temprano como "nuevo Estado en construcción". Un Estado que iba probando ante sus militantes / súbditos y ante el país, su eficacia en comparación al desbarajuste en que según transcurría la década caía el "viejo Estado".

 

Los "comités de defensa civil"

 

¿Qué hacen los jóvenes rurales en la nueva situación? A partir de 1983, la migración masiva del campo a la ciudad se convirtió en la principal "solución". A fines de la década, se abren otras posibilidades. La primera y más general para los que quedaron en el campo: incorporarse a los comités de defensa civil o "rondas". En la sierra, pertenecer a los comités permite acceso a los recursos comunales, aún cuando exiguos, luego de experiencias frustrantes en la Lima colapsada de esos años. En algunos casos, cuando los adultos han conformado los comités, pueden oponerse al regreso de los jóvenes, en especial si tienen educación secundaria o superior, por temor a que resulten ser "infiltrados" senderistas. Pero en la mayoría de casos el regreso es valorado debido a la escasez de fuerza de trabajo y de combatientes para las rondas, que se enfrentan en inferioridad de armamento y hombres contra Sendero Luminoso, capaz de "concentrar fuerzas en un solo punto y atacar a los enemigos uno por uno", como recomendaba Mao.

 

 

 

Comité de Autodefensa Civil (“ronda”): el Ejército combatió a SL movilizando a los campesinos

 

Por último digamos que el Ejército del Perú logró organizar 4206 comités de defensa civil que movilizaron 245.000 campesinos y armados, por el Ejército con escopetas de grueso calibre. En muchos casos hasta Itakas. Se combatió a Sendero con un concepto de “pueblo en armas”. Si “el guerrillero debe moverse en el pueblo como el pez en el agua (Mao)”, el Ejército peruano logró que “el agua se vuelva contra el pez”.

 

Esto no es nuevo en la Historia Militar del Perú. En 1880, con motivo de la Guerra del Pacífico, el General Andrés A Cáceres, (que le da su nombre al movimiento etno-cacerista), dejó su convalecencia en Lima (fue herido en Tarapacá), y se retiró a la Sierra donde organizó la resistencia a la invasión chilena. Fue la primera vez que se hizo un reglamento de voces de mando en quechua y la  masa de combatientes eran los campesinos de la Sierra. La oligarquía peruana nunca quiso “pueblo en armas”.

 

   


 

Las “democracias” de Perú

 

1. Alan García. La socialdemocracia.

 


 

Alan García 1985/90

 

APRA ya había abandonado el nacionalismo de su fundador Víctor Raúl Haya de la Torre y deslizado hacia el reformismo cuando Alan García subió al gobierno. El suyo fue típico de las social-democracias latino-americanas que evaden todo nacionalismo y tratan de gobernar con “buenos modales” y no quedar mal ante el “Primer Mundo”. A modo de ejemplo diremos que al asumir Alan García el pan costaba 20 ctvs. de Inti y cinco años después estaba a 1.700 intis.

 

Limitarse como lo hizo, a intentar pagar sólo parte de la deuda externa y sin intentar el cambio de las estructuras que la originaron, solo pudo dar como resultado el agravar la situación socio-política además de empeorar la situación en que se estaba librando la guerra al terrorismo.


 

2. Fujimori y Montesinos.

 


Luego de la hiperinflación, en 1990 llega al gobierno Alberto Fujimori dispuesto a dar un shock monetario anti-inflacionario. Pero al mismo tiempo, a “abrir” la economía de Perú a la globalización.

 

 

Fujimori: la entrega.

 

Luego de años de guerra, la incertidumbre de la hiperinflación y caída de los ingresos reales, la población estaba dio su confianza a un desconocido frente a una clase política que se reveló incapaz.

 

El gobierno de Fujimori no puede explicarse sin Vladimir Lenin Montesinos, ex capitán del Ejército dado de baja y condenado a dos años de prisión por espionaje para EEUU cuando el gobierno del Grl. Alvarado compraba armas soviéticas.

 

Al salir de la cárcel se habría recibido de abogado y se mantuvo con bajo perfil hasta 1990. Al parecer nunca habría cortado sus lazos con la Inteligencia de EEUU.

 

Ya en la campaña de Fujimori, Montesinos aparece a su lado como asesor. Luego es nombrado director del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN),  y desde allí lo convierte en una  verdadera máquina de corrupción.

 

 

 

Montesinos: la corrupción

Hacia 1982, cuando su jefe era el Grl. Ludwig Essenwanger, el SIN era un pequeño organismo sin mucho presupuesto y, según su jefe, sin más recursos presupuestarios que un pequeño periódico. A hombres como Belaúnde Terry les costaba entender la necesidad de una Inteligencia Nacional. Essenwanger pidió el retiro cuando frente a sus advertencias de lo que sería SL, Belaúnde respondía que esos incidentes eran “ajuste de cuentas entre abigeos y cuatreros”.

 

En muy poco tiempo Montesinos convirtió al SIN en una poderosa herramienta dedicada a la compra de voluntades y  la intimidación – y se dice que hasta muerte- de opositores. El gobierno de Fujimori fue un du-unvirato de hecho con Montesinos.

 

Fujimori llegó con 32 de los 180 escaños del congreso. Rodeado de tecnócratas, comenzó por un shock anti-inflacionario y seguido de una agresiva diplomacia para solucionar el problema de la deuda. Por supuesto que a  las “soluciones” se les sumaban concesiones a la “globalización”.       

 

Fue con apoyo de cúpulas militares adictas, que pudo dar el auto-golpe del 5abr92 y calmó las objeciones de la OEA con la promesa de un pronto retorno a la Constitución. Llamó a elecciones para el congreso constituyente con abstención de los partidos excepto los conservadores que habían apoyado a Vargas Llosa. Introdujo la re-elección y logró que se apruebe la nueva constitución por referéndum. Consiguió su primer re-elección en 1995 y la segunda en el 2000.

 

 

Grl Nicolás Hermoza: triunviro necesario de la entrega

 

En Enero y Febrero de 1995 fue la guerra con Ecuador donde las FFAA peruanas  mostraron que su intervención en política interna les había hecho perder mucho de su profesionalidad. 

 

Al fin del 2do. Mandato y para la segunda re-elección, el adversario Toledo no se presentó al ballotage y comenzó una campaña popular reprimida con violencia. Pero el golpe de gracia fueron los videos  donde Montesinos sobornaba políticos de la oposición. Para sep2001 comenzó un período de agitación que logró primero la fuga de Montesinos y luego, pretextando un viaje a Brunei, Fujimori se quedó en Japón abandonando la presidencia.

 


 

La situación social un cuarto de siglo después.

 


Una pequeña chispa puede incendiar una pradera” Mao Tse Tung

 

Para que tal incendio se produzca se necesita dos cosas: pasto seco y alguien que prenda el fósforo

 

Hemos visto que desde 1980 a la fecha, la primera acción de Sendero Luminoso, nada se ha hecho para mejorar la situación social. Más, permanece tanto o peor que entonces. Lo que se ha hecho es sólo darle una solución militar en el sentido que le da la oligarquía y el Pentágono: represión sin eliminación de las causas que llevaron a la violencia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Soldados peruanos: No combaten por la partidocracia sino por Perú

 

Y todo lo que vimos anteriormente, apenas una pequeña parte como para empezar a dar una idea, aún permanece allí.

Varias cosas nos llaman la atención como argentinos. Primero es el fenómeno de los “reservistas”. En Perú como en Argentina, se eliminó el Servicio Militar Obligatorio y se reemplazó por Voluntarios.

 

Ls voluntarios vienen de los mismos sectores sociales de donde procedieron los “senderistas”, además de estudiantes pobres  sin futuro laboral, cuenta-propistas de grandes ciudades, migrantes internos y hasta quienes eligieron el camino de los pequeños narcos. En su momento muchos eran muy jóvenes para integrar los cuadros de SL  en sus lugares de origen.

 

El actor social real es el campesino del Perú, indio o cholo, con sus frustraciones que ha sufrido, reprimido en lo social, en lo político y en lo cultural.

 

SL ofreció una salida pero no respetó su  identidad cultural. Su torpe reduccionismo no vio más allá de la lucha de clases, su mala interpretación del maoísmo no vio la contradicción principal: la construcción de la nacionalidad para cholos e indios. Además, probó una vez más que el enfrentamiento con un ejército de tradición que se remonta a la guerra de la independencia es diferente  a enfrentar una guardia nacional del Caribe o Centroamérica.

 

Dos cosas muy importantes en las FFAA son: a) sus héroes, b) sus historiadores.

 

Y un héroe de los militares peruanos es el Mariscal Cáceres, que nunca se rindió a la invasión chilena sino resistió organizando guerrillas de indios. Además no hay en Perú el equivalente  a “Mitre”, quien desfiguró  la historia a gusto de los liberales hasta hacer que nuestras FFAA pierdan su Identidad Nacional.

 

 

Mcl. A. Cáceres: El Perú que no se rinde

 

La última vez que las FFAA peruanas defendieron un gobierno militar conservador fue en 1950/56 (Odría). Desde entonces han instalado un real “tanque de pensadores” que fue el CAEM y ahora CAEN, cuya primera “muestra” fue el “velazquismo” y desde entonces ha sido un centro de investigación y estudios civiles y militares.

 

Confluyen así varios elementos en la elaboración de un pensamiento nacional y militar en el Perú, además de la experiencia que fue la lucha contra el terrorismo, mucho más dura que en Argentina, y las terribles frustraciones que fueron el no solucionar la situación de injusticia que originó a SL, además de la corrupción de la cúpula militar que apoyó el proyecto global de Fujimori, y sus efectos se vieron en la guerra con Ecuador en 1995.

 

Hay una “política profunda” en Perú: saber que allí hubo la sociedad mejor organizada de la América pre-colombina, que sus modelos no están ni en Adams Smith ni en Marx, sino en Manco Capac. En Perú  no hay un fin de la Historia sino que recién empieza.

 

Esto es producto de soldados que siguieron fieles a sus raíces.


 

Globalismo y tendencias nacionalistas.

 


Por el Cmdte. Ollanta Humala Tasso, Pdte del Partido Nacionalista Peruano (PNP)

 

Sras. y Sres.

 

Nadie puede negar los aspectos positivos de la Globalización, que han permitido diversas e increíbles transformaciones mundiales principalmente en materia de comunicaciones y adelantos tecnológicos. Sin embargo, para una gran mayoría poblacional, la globalización es un malestar, por sus efectos negativos. En este caso, la percepción es que unos globalizan y otros son globalizados; Latino América y en general los países pobres, se encuentran en esta segunda categoría.

 

El mundo moderno actual se encuentra marcado por cambios constantes en diversas esferas de la vida. Esta era posmoderna ha promovido diversas transformaciones en materia de comunicaciones, adelantos tecnológicos y fuertes sumas de capitales que varían y migran geográficamente. Sin embargo solo unos pocos se benefician con estos adelantos.

 

Un reducido grupo de poder a nivel mundial concentra y practica la economía de libre mercado y propugna hacia el mundo el neoliberalismo económico salvaje en el cual estamos inmersos. Es por este sistema que nos encontramos cada vez mas próximos a ser países inviables. El sistema no ha dado como resultado la igualdad y libertad que pregonaba simplemente porque no fue nunca su finalidad. La instauración de un modelo económico, militar, político, cultural, entre otros, ha contribuido solo a reproducir  la dominación.

 

Este panorama, se viene caracterizando por la consolidación del gran capital mundial que a través de la globalización abre los mercados nacionales mediante el modelo económico neoliberal y el modelo político de democracias formales, en muchos casos virtuales, pero nunca reales. Asimismo, por el debilitamiento de los movimientos socialistas, comunistas y en general revolucionarios, que ya no cuentan con un respaldo político disuasivo de la ex URSS.

 

Este sistema que concentra los grandes capitales a nivel mundial pero también los patrones culturales y costumbres a escala planetaria, no tiene contrapeso oficial como antaño, podríamos decir, lo tenía con el bloque socialista y por ello impone, desde su

omnipotente posición, un cambio en las relaciones internacionales. Quien determina, por ejemplo, que son los derechos humanos, cuales son patrimonios mundiales y cuales los pertenecientes a cada país? Y, en otro aspecto mas reciente, ¿quién determina quien es terrorista en el mundo?.  En el concierto mundial, el estado imperio (EE.UU. de NA) es quien determina, lo objetivo y lo subjetivo. Conceptos como guerra preventiva; por ejemplo, evidencian esta realidad.

 

Ahora las guerras se hacen a enemigos abstractos , quien nos asegura que mañana mas tarde no tengamos el infortunio de ingresar a dicha lista negra?, acaso las NNUU podrán garantizar nuestra seguridad a no ser destruidos y después reconstruidos con estructuras y patrones culturales diferentes a  los nuestros?.

 

 

Ollanta en Arequipa: de militar rebelde a líder popular

 

Se ha hablado mucho de las contradicciones que subyacen al sistema, por ejemplo, se sabe la discordancia entre la idea de igualdad que supondría un sistema como el actual y el aspecto práctico que lo contradice. ¿cómo podemos hablar de igualdad de los ciudadanos del mundo cuando existen diferencias reales en torno a la posesión del poder?, quien detenta el poder, en buena cuenta asume su posición de metro regulador de las relaciones sociales, políticas y culturales en el mundo.

 

Pero el poder no se hace ni se consolida de la noche a la mañana. Sobre la base de la investigación científica y el desarrollo de la alta tecnología los países llamados desarrollados han logrado romper las limitaciones naturales a la producción y al trabajo.

 

Explotan las materias primas naturales y no renovables o producen productos similares fabricados en los grandes laboratorios y renovables quizás al infinito, sustituyendo al hombre de trabajo por la maquina, desplegando la abundancia en la producción con eficiencia y calidad , no importando las condiciones geográficas o de medio ambiente, sino las condiciones favorables a la inversión denominado “riesgo país”.

 

El problema es que ningún país ha podido alcanzar niveles de desarrollo y de bienestar en base a la venta exclusiva de materias primas; el mundo desarrollado se ha construido sobre la base de la industrialización, de la creación de una economía de mercado nacional integrada, de la formación de un capitalismo y burguesía nacional y del dominio de la ciencia y la tecnología, entre otros factores. El deterioro en los términos de intercambio entre productos primarios y productos con valor agregado cada vez favorece mas a los que contienen mayor valor tecnológico agregado.

 

 

29oct2000: los Humala, sublevados contra Fujimori, junto a campesinos de la zona.

 

De esta manera, vienen alcanzado niveles impensables de producción y productividad, que superan largamente las necesidades humanas. Esto también implica la aceleración del fenómeno social de la exclusión laboral; es decir, que el mundo puede continuar funcionando con el trabajo de tan solo el 20% de la población mundial (1,300 Millones de seres humanos) que aproximadamente equivalen a la población del mundo desarrollado y las pequeñas porciones de ciudadanos de nuestros países que se encuentran insertados en esta mega cadena de la producción mundial.

 

La globalización como fenómeno político, ha existido y evolucionado desde cientos de años atrás y su alcance ha ido asumiendo una característica mas planetaria, en la medida que los medios de comunicación y de transporte fueron perfeccionándose. En el mundo antiguo, existió en la medida que las hegemonías de los grandes imperios imponían un modo de vida de acuerdo a una serie de usos y costumbres con consecuencias políticas y económicas, en Andinoamérica por ejemplo tuvimos la hegemonía incaica, como en Europa lo hicieron en su momento los romanos. El desafío que nos plantea este nuevo proceso globalizador va mas allá de llegar al poder y cambiar las estructuras de una sociedad capitalista, el desafío actual implica nuestra supervivencia como Estado nación soberano. El dilema es si continuaremos siendo estados nación soberanos o estados nación globalizados y sin soberanía.

 

El mundo desde la desintegración de la URSS y del bloque socialista, viene siendo administrado y dominado por los vencedores de la “guerra fría”; el globalismo, Mundialización o globalización propiciada

por el bloque Angloamericano. Sin el contrapeso socialista, el mundo dejó de ser bipolar y esto significó el debilitamiento de los movimientos revolucionarios socialistas y comunistas, en la medida que sus procesos de acción revolucionaria han quedado sin un respaldo contundente como lo era la ex URSS, para defender las legítimas demandas sociales.

 

Pero este globalismo ya no es monolítico, porque ya no es un solo Estado Imperio el que gobierna el mundo, sino que constituyen bloques o coaliciones de estados nación asociados a grandes corporaciones transnacionales. Estas ultimas, se rigen sobre

regulaciones distintas a los estados nación, cada vez adquieren mayor poder a nivel mundial, pero paradójicamente su responsabilidad principal siempre es hacia sus accionistas . El principal bloque es, sin duda, el angloamericano ; sin embargo, ahora tenemos a la Unión Europea y falta aún definir el papel de Rusia y China, entre otros.

 

Frente a este panorama, que bien conocemos, la resistencia no puede sustentarse en la lucha de estados naciones desintegrados participando con acciones unidireccionales que se deshacen a medio camino o, quizás, antes. Todo aquel, sin distinción, que se sienta dominado y sojuzgado por el globalismo y el sistema debe sumarse al esfuerzo mundial por resistir.

 

Esta compleja situación mundial y particularmente en la región latino-americana, nos hace ver la necesidad de establecer una estrategia regional que articule las políticas de cada una de las repúblicas fundadas por el Libertador Simón Bolívar. Nuevos procesos revolucionarios requieren ahora la suma de una serie de fuerzas sociales que le den una connotación mas popular que clasista. Para lograr una articulación entre los países a fin de confrontar al poder global, se hace necesario en primera instancia que cada país

construya un proyecto nacional que incluya a los sectores económicamente afectados pero también recogiendo el potencial cultural rezagado. El desafío, que debemos plantearnos es construir alternativas, si luchamos por cambiar este sistema que nos causa grandes problemas, debemos tener en claro con que proyecto lo vamos a reemplazar.

 

Una muestra de la inconformidad con este sistema, tanto en el aspecto económico como en el político, es lo que se ha llamado golpe de estado de masas. La población en general percibe que no gana absolutamente nada con este sistema y; por lo tanto, con legitimo derecho denuncia este contrato social, que finalmente no los representa. A esto hay que agregarle el “aporte personal” de la mediocridad e ineptitud que le imprimen los políticos tradicionales y que producen lo que conocemos como una situación explosiva.

 

Los Golpes de Estado de masas constituyen frentes espontáneos producto de una explosión popular y social, que se trazan como objetivo el derrocamiento de sus presidentes que simbolizan la puesta en marcha del modelo neoliberal y de la consiguiente distribución inequitativa del poder entre los diversos actores políticos. Este fenómeno político y social, reemplaza a los tradicionales golpes militares, pero lamentablemente aún no ha logrado cuajarse con objetivos claros y colocar gobiernos antisistemas.

 

Los hemos visto actuar en Argentina contra el ex presidente Fernando de la Rua, en Bolivia contra el ex presidente Sánchez de Losada, en Ecuador en tres oportunidades contra los ex presidentes Abdala Bucarán, Jamil Mahuad y recientemente contra Lucio

Gutiérrez.

 

En el Perú en el año 2000 se vivía una situación similar con Alberto Fujimori, en este caso vale la pena detenerse para explicar como la clase política y la OEA apoyaron a Fujimori creando una “cortina” mediante el establecimiento de una mesa de

concertación y dialogo que finalmente aceptó la continuación de Fujimori por un año mas. En este caso, el golpe de estado de masas con el auxilio de la Rebelión militar del 29 de Octubre del 2000 derribó a Fujimori. Ese fue uno de los motivos que me llevó, en mi condición de militar y Comandante de una Unidad militar, a realizar un levantamiento armado en defensa

de la constitución de mi país y permitir inclinar la balanza a favor de la voluntad del pueblo.

 

 

Ollanta hace campaña en Cusco

 

El levantamiento militar del 29 de octubre del 2000, marcó el inicio de la resistencia popular contra el avance de la globalización en el Perú, constituyendo la partida de nacimiento de los movimientos nacionalistas a nivel nacional y regional . El llamado a las reservas nacionales, en su momento, permitió al pueblo encontrar un canal de protesta a nivel nacional contra una serie de medidas y avances del globalismo, que durante el gobierno de Alberto Fujimori se dieron en el país.

 

Actualmente, el globalismo en el Perú, se mantiene desde la ilegítima constitución impuesta durante el gobierno de Fujimori, mediante el cierre del Congreso de la República. Una constitución, que favorece el

negocio de las corporaciones foráneas al otorgarle igualdad de tratamiento con el frágil capital nacional, que prohíbe al estado su participación en la actividad empresarial, que renuncia a la soberanía sobre sus riquezas naturales y que permite al presidente la manipulación de las instituciones fundamentales de la república, como es el caso de las Fuerzas Armadas

 

Tal vez, donde triunfa mas el norte globalizante es en países como el Perú, fragmentado desde sus orígenes, portador de un virus de reproducción tal, que le impide ver su singularidad como bueno y acepta sin

tapujos creencias, gustos, modelos económicos y políticos.

 

Para detener el avance arrollador del sistema, es necesario generar espacios críticos y espacios también de compromisos. Pero, para vincular la los actores sociales hay que generar un instrumento articulador que ofrezca alternativas coherentes de acuerdo a la realidad particular. Este instrumento para nosotros es el Nacionalismo.

 

Para nosotros, los Nacionalistas peruanos, no basta un cambio en el rumbo económico y político si este no viene acompañado de un cambio en el aspecto cultural que defienda nuestras particularidades. El Nacionalismo, asume la tarea de la defensa de la soberanía de los estados naciones, constituyéndose en

el partido de la nación y actor fundamental en los nuevos procesos revolucionarios.

 

El desafío actual es la defensa de nuestros intereses nacionales que vienen siendo avasallados por los intereses de la globalización, y como en todo proceso revolucionario, existe la resistencia del poder, en mi país, esta se trasluce en el comportamiento de las clases conservadoras y la clase política. Estas, combaten a todo tipo de expresión nacionalista, de manera feroz e implacable, habiendo iniciado una

campaña desinformativa e “intimidatoria” que busca asustar a la población en general, denominándonos fascistas, terroristas y subversivos. Pero, esa es la lucha y en ella coincidiremos. Retomar el proyecto del Libertador Simón Bolívar, de integración de la patria grande, es hoy en día  una necesidad.


 

Mayor Antauro Humala: De un reportaje.

 


 

Mayor Antauro Humala: al centro junto al estandarte

 

Aunque los hermanos Humala nacieron en Lima, Ollanta el 27jun63 y Antauro en 1964, vimos que Isaac Humala era oriundo de Ayacucho. Este origen será de fundamental importancia en la formación y reacción de los Hummala durante la guerra contra SL. El Mayor Antauro Humala es de Infantería y paracaidista. La revista “Mariategui” lo entrevista en la prisión en abr05.   

 

- ¿podría explicarnos que es el etnocacerismo?

El etnocacerismo es simplemente el nacionalismo en versión castrense. Nace en una perspectiva militar, producto de la vivencia que tienen los oficiales que pertenecen a la generación de los 80', quienes salen de las escuelas militares a comandar patrullas contra-subversivas en la década del terrorismo. Muchos simplemente actuaron, pero otros pensaron que era algo anormal salir a matar compatriotas que tenían otra ideología. Entonces había que pensar por qué se hacía eso, y en esa inquietud sale una alternativa de solución no marxista, en función a nuestros lineamientos propios. Así sale la palabra etno-cacerismo que vincula dos acepciones, la etnia y Cáceres. Escogimos a Andrés Avelino Cáceres porque dentro de la historia militar es el único que hace una doctrina castrense eminentemente y es la única que ha dado resultados eficientes: la campaña de La Breña(*). Y la etnia porque simplemente se refiere a nuestra estirpe ancestral.

 
- Pero esta doctrina tiene propuestas muy radicales, por ejemplo, plantea un golpe de Estado.(**)

 

Pienso que hay un amariconamiento político, así como un amariconamiento en los términos, y nosotros somos alérgicos a esto. Cuando me dicen radical, a veces me hacen pensar que soy suizo, sueco o italiano, como si estuviéramos en una sociedad perfecta. Allí ser radical es ser estúpido. ¿Quién va a quemar llantas en Suiza?, solamente un loco. Pero acá estamos en el antípoda, estamos más cerca a Bangladesh que a Berna. Aquí ser conservador es estúpido. Acá lo coherente es ser radical, porque la realidad es radical.

 

- Cuando a usted lo tildan de golpista, ¿qué responde?

Si ser golpista es rectificar lo malo, entonces yo amo el golpe de Estado. No me asusta. No sé que tiene de malo ser golpista. En otras palabras lo enfoco así: un soldado, hasta el mariscal en todo ejército del mundo, ha jurado ante la bandera de su país fidelidad a la Nación. No le he jurado fidelidad al Gobierno, ni a Perú Posible ni a Alan García. Yo he jurado ser fiel a la Nación.

 

Soldado nacionalista enseñando a saludar a los niños.

 

(*) Se refiere al ejército guerrillero que el Grl. Cáceres organizó contra los invasores chilenos en 1881.

(**) El general Cáceres fusiló al Presidente Iglesias por haber colaborado con los chilenos en Cajamarca y firmar una paz que Cáceres desconoció durante dos años, hasta que los invasores chilenos se retiraron.


 

Resumen: Ha surgido un movimiento nacional y cívico-militar en Perú. Hay muchas posibilidades de que el 9abr2006 se clasifique para disputar el ballotage a la candidata conservadora Lourdes Flores. Pero si así no fuera, también hay posibilidades que, según el Dr. Isaac Humala, en los próximos dos años haya una reacción contra el TLC que derribe su gobierno como ya pasó en Ecuador, Bolivia y Argentina.

 

Por Cóndor

Vcom. (R) Horacio Ricciardelli (VGM)

Presidente  

 

En defensa de la patria... todo es lícito menos dejarla perecer.

Gral. José de San Martín

http://www.movimientocondor,com.ar

http://www.elfaronacional.com.ar

condornacional@yahoo.com.ar



1 Alianza Popular Revolucionaria Americana

2 Centro de Altos Estudios Militares.

3 Bugeaud, Gallieni, Lyautey

4 Blancos